Sandra Lado Departamento de Comunicación. Universidad Isabel I
Jue, 04/02/2021 - 11:15

Imagen de teléfono móvil en un pantalón vaquero con la pantalla de Facebook abierta.

Tal día como hoy, 4 de febrero, en 2004, Mark Zuckerberg con sus colegas y compañeros de habitación Eduardo Saverin, Andrew McCollum, Dustin Moskovitx y Chris Hughes de la Universidad de Harvard, lanzaron Facebook como un servicio de redes y medios sociales en línea, como un método para conocer chicas. Sus primeros pasos se limitaron a la comunidad universitaria de Harvard, pero posteriormente lo ampliaron a instituciones de educación superior en toda el área de Boston, en las escuelas de Ivy League y la Universidad de Standford.

La idea de crear una comunidad de usuarios en la web que compartiera gustos y sentimientos no era nueva, ya que David Bohnett, creador de Geocities, desarrolló en 1994. Pero Zuckerberg sí que tuvo como originalidad abrir la plataforma Facebook a otros desarrolladores.

Desde 2006, se permitió el acceso a esta plataforma a los mayores de 13 años. Esto originó una pérdida en la esencia estudiantil inicial y provocó las protestas de gran parte de los usuarios. Pero esta ampliación permitió a Facebook, al ofrecerse como una red gratuita, comenzar a comerciar con los datos, en el momento en el que los Big Data irrumpieron con fuerza en la revolución tecnológica, como elemento esencial en el desarrollo de las estrategias de marketing digital.

Hoy cumple 17 cumpleaños y Facebook se ha convertido en la red social que utilizan 2700 millones de usuarios en todo el mundo.  Es considerada como la sexta empresa del ranking mundial en volumen de negocio y su popularidad ha crecido de manera exponencial desde el momento en el que alcanzó la difusión global. Es la red más utilizada por las personas entre 25 y 65 años, según el estudio Gartner 2020 como una red de contactos personales y sociales, un espacio para localizar a los ‘amigos’, intercambiar mensajes, compartir fotos, vídeos y enlaces, recibir notificaciones de otros usuarios… pero también es una plataforma en al que se han colado un gran número de fake news, incitaciones al odio y actuaciones violentas que han puesto en tela de juicio su credibilidad.

Las principales críticas hacia esta red social se enfocan a sus términos de uso relacionados con los menores de edad, por los efectos psicológicos que tiene para usuarios tan jóvenes, la falta de protección respecto a algunos contenidos y la falta de herramientas que puedan tener en una red básicamente de adultos. De hecho, cada vez más, los jóvenes han migrado hacia otras plataformas más apropiadas para su edad. También porque Facebook ha sido un coladero para crear perfiles falsos, aprovechados para practicar grooming (engaño pederasta).

 Otra de las críticas acérrimas hacia Facebook está relacionada con los datos personales y la venta de estos datos al mejor postor.  El mayor escándalo surgió el 17 de marzo de 2018, cuando The New York Times, The Guardian y The Observer denunciaron que la empresa Cambridge Analytica explotó la información personal de millones de usuarios de Facebook, atentando supuestamente contra las políticas de uso de la red social para crear anuncios políticos. Donald Trump, en su campaña presidencial de 2016 y anteriormente Ted Cruz, en la campaña de 2015, pagaron a esta empresa para usar esa información y violar el derecho de privacidad. Ante esta situación, y tras pasar por el Congreso de Estados Unidos para declarar sobre esta grave situación de seguridad, Zuckerberg anunció el protocolo RDP, para tratar de afianzar sus medidas contra el ataque de los hackers.

En su casi mayoría de edad, Facebook se ha convertido en estos años en el espejo de la realidad con sus virtudes y sus defectos. Sin embargo, el anonimato que aporta la red, la facilidad de trampear sus normas para crear perfiles falsos y el tráfico de datos han aflorado algunos de los principales defectos de la sociedad mundial, que quizá, en un ataque de ‘buenismo’ podrían corregirse para su mayoría de edad. En caso contrario, seguirán creciendo los defectos de manera exponencial, igual que la propia plataforma.

El vuelco de los resultados electorales en Estados Unidos parece que ha hecho reaccionar a Zuckerberg y su equipo al cerrar las cuentas de Donald Trump cuando, por sus fake news, alentó a sus seguidores a asaltar al Capitolio, en la democracia más antigua del mundo, Así, vivió en primera mano las consecuencias de la difusión de sus fake news. En su favor, diremos que parece que se están dando tímidos pasos hacia la mayoría de edad. En un año, comprobaremos si avanza hacia los derechos de los usuarios, o, por el contrario, retrocede.

 

Añadir nuevo comentario