Ricardo San Marcos, director general del Centro de Desarrollo Directivo (CDD), explica en esta entrevista el funcionamiento de la institución que lidera, desde sus inicios hace casi una década hasta el paso al formato online; su enfoque puesto en "una visión práctica y profesional de la empresa", reforzado por su trabajo en colaboración con el Consejo General de Economistas de España; y las ventajas que aporta la sinergia creada entre el CDD y la Universidad Isabel I gracias a su acuerdo de colaboración, que favorece el crecimiento de ambas entidades.

¿Cómo surgió vuestro proyecto educativo? Suponemos que vino a cubrir unas necesidades o demandas de formación que identificasteis en vuestra zona de influencia.

El CDD (Centro Desarrollo Directivo) nace como Escuela de Negocios en 2008 a iniciativa del Colegio de Economistas de Asturias, con el objetivo de canalizar la formación que venía impartiendo esta corporación desde el año de su constitución, en 1976.

El enfoque pasó de una formación destinada exclusivamente al colectivo de miembros colegiados, a una más abierta y dirigida a ayudar a progresar en su carrera a personas que buscaban consolidar o mejorar su posición, con asunción de responsabilidad y el foco puesto en una visión práctica y profesional de la empresa, aportando valor a través de temática muy especializada que solucionase problemas reales y concretos, en los ámbitos de empresa y jurídico.

De hecho, la definición de nuestra Misión es “Ser el centro de referencia entre profesionales y directivos -actuales y potenciales- que tengan como objetivo el desarrollo y proyección de su carrera profesional”.

Creemos que tenemos una responsabilidad social que es aportar todo lo que podamos para mejorar las capacidades y habilidades del recurso más importante que tienen las empresas: sus personas.

Desde entonces a ahora, el CDD ha ido creciendo y evolucionando. Los últimos años ya ofreciendo formación en formato online que es lo que nos demandan muchos de nuestros alumnos y ampliando su alcance a nivel nacional a través de los acuerdos de partenariado firmados con el Consejo General de Economistas de España y 26 Colegios de Economistas y Titulados Mercantiles de todo el país, posicionándonos como la Escuela de Negocios Online de los economistas.

En este punto, convertirnos en Centro Colaborador de la Universidad Isabel I supuso un paso natural y adecuado para aunar nuestro conocimiento del ámbito profesional con la experiencia en educación online y oficialidad que aporta la Universidad.

¿Qué valor añadido diferencia la actividad de vuestro centro? ¿Qué caracteriza a vuestra oferta formativa y a su metodología de trabajo?

Trabajar de la mano del Consejo General de Economistas de España, y más directamente con 26 Colegios de Economistas y Titulados Mercantiles, nos permite conocer de primera mano la realidad de los profesionales que conforman el ámbito empresarial en España y su asociación con el mercado laboral. Esto hace que nuestros programas formativos sean especializados y estén totalmente adaptados a las necesidades tangibles que las empresas contratantes requieren a los profesionales. Esta relación nos permite, en paralelo, contar con un claustro conformado por profesionales de primer nivel provenientes tanto de la empresa privada, como de la Administración.

Dentro de vuestra cartera de postgrados y programas de especialización online, destaca, consolidado ya como referente a nivel nacional, vuestro Máster en Asesoría Fiscal y Práctica Profesional Online. ¿Qué recorrido ha tenido el programa para alcanzar este status?

Se trata de un Máster que cuenta en su formato presencial con 25 ediciones y que se imparte en diferentes centros de nuestro territorio. Su consolidación se ha ido gestando a través de un profundo conocimiento por parte de los Directores Académicos de la realidad del complejo sistema tributario español, plasmando el mismo en un programa (continuamente actualizado) totalmente práctico y que fomenta la toma de decisiones en entornos reales, todo ello unido a un claustro de profesionales en activo de primer nivel.

Cuando la tecnología nos permitió trasladar con total garantía de calidad el Máster a un formato online, dimos el paso (de eso hace ya 5 años), sustentado en la Dirección Académica de Jesús Sanmartín, Presidente del REAF - REGAF (Registro de Economistas Asesores Fiscales de España), posicionándose en este tiempo como el programa online de referencia a nivel nacional en el ámbito de la fiscalidad.

Desde vuestra creación a la actualidad, ¿qué cambios más destacados apreciáis en el modelo de formación actual y en el perfil de los estudiantes?

La disrupción que ha supuesto la integración de la tecnología en todos los sectores de actividad no podía ser ajena a los modelos formativos,  y esto ha permitido que el concepto de educación a distancia (antes residual y con recursos paupérrimos) haya sido prácticamente derruido para reconvertirse, bajo la denominación de formación online, en un modelo de enseñanza vanguardista, donde lo digital (clases por video conferencia, chats en directo, foros, aplicaciones interactivas etc…) ha hecho desaparecer las barreras físicas.

En paralelo, los estudiantes que han ido integrando la tecnología en su día a día, han naturalizado de igual modo los modelos formativos online como una solución cualitativa y flexible en su desarrollo personal y profesional.

Universidad Isabel I, ui1, formacion online, formacion superior online, centro asociado, cdd

 

¿Qué ha motivado esta apuesta por establecer un acuerdo con una Universidad Online? 

Resultaba un paso natural en nuestra concepción como Escuela de Negocios. Con años de experiencia acumulados en un contexto profesional altamente cualificado en programas de postgrado y cursos especializados, la certificación universitaria de los mismos, añadido a la ampliación de la cartera a grados oficiales, completa una oferta formativa coherente que da cobertura a las demandas de nuestros alumnos.

Destaca los aspectos positivos del acuerdo de colaboración con la UI1

Sin duda, la sinergia que se produce entre la visión que el CDD, como Escuela de Negocios, aporta desde su conocimiento directo de la empresa y el mercado laboral a nivel nacional y la experiencia  que la Universidad Isabel I presenta, en el complejo mundo universitario, como un claro referente nacional en la formación online.

En este mes de septiembre justo hace un año de la firma y estamos muy satisfechos con la evolución y desarrollo del acuerdo, no sólo a nivel de oferta formativa, sino –y esto es muy importante- de la buena sintonía conseguida en la interlocución con la Universidad. Vuestra agilidad, flexibilidad e ilusión por hacer las cosas bien nos gustan y estamos seguros de que seguiremos creciendo de la mano.

Añadir nuevo comentario