Universidad Isabel I, ui1, informatica, grado informatica, ciberseguridad, microempresa

Con los términos ‘digitalización’ y ‘transformación tecnológica’ apareciendo en todas conversaciones, el tejido empresarial nacional evidencia carencias muy importantes en este aspecto. Estas necesidades se traducen en una demanda de profesionales formados y capaces de guiar a las compañías españolas en este proceso. El mercado precisa perfiles especializados en todas las áreas de la informática.

Según el Informe e-Pyme 2016, elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (ONTSI) que gestiona Red.es, menos de la mitad (el 47,6%) de las microempresas del país, es decir, aquellas con una plantilla que no llega a diez trabajadores, ha implementado medidas de ciberseguridad que preserven su actividad laboral. En comparación con la cifra referente a las pymes y grandes empresas, que en un 88,1% sí cuentan con estas barreras de protección, es un nicho de mercado por explotar para los perfiles expertos en informática con una formación especializada en ciberseguridad. Si bien es predecible que estos negocios no creen un puesto de trabajo específico para un profesional informático, esta situación abre la puerta tanto al emprendimiento en el sector, como a la contratación por parte de una empresa que se dedique a prestar servicios de estas características a microempresas.

Las oportunidades laborales en este ámbito son muy diversas. El 74,5% de las microempresas tiene entre su equipamiento tecnológico un ordenador, y el 70,7% dispone de acceso a internet, una cifra que en empleos como las actividades profesionales, científicas y técnicas (97,1%), la información y comunicaciones (94,6%) o los hoteles y agencias de viajes (90,5%), se acerca mucho a la totalidad. Por el contrario, sectores como las actividades inmobiliarias, administrativas y servicios auxiliares (63,7%); el comercio al por menor (58,6%) o el transporte y almacenamiento (53,2%), presentan una mayor necesidad de implantación y desarrollo de la tecnología y, por tanto, de profesionales que puedan llevar a cabo este procedimiento.


  Tuitéalo: "El 88% de las pymes y grandes empresas sí cuenta con medidas de ciberseguridad"


En este contexto laboral, es obligado que los futuros ingenieros informáticos sigan un plan de estudios innovador y que responda a la estructura del actual mercado de trabajo. Las especialidades como el Big Data o las aplicaciones web son una realidad esencial para el crecimiento de las empresas. Y existen otras líneas de formación, como por ejemplo la criptología y la seguridad web, en la que la proliferación de compañías va a ser exponencial en los próximos años. El abanico de salidas profesionales de esta rama del conocimiento es, actualmente, muy amplio. Y la previsión es que siga su expansión.

El tejido empresarial español se compone de 3.236.582 compañías, según los datos relativos a 2016 del Directorio Central de Empresas (DIRCE), que emplean a 8.097.492 de trabajadores. El 13,3% de estos profesionales desarrolla su actividad en firmas con una plantilla de entre 5 y 9 trabajadores, a las que habría que sumar los asalariados en nómina en empresas de menor tamaño, que no contabiliza esta estadística. Las necesidades digitales de este colectivo son incuestionables. Más aún en un marco de disrupción tecnológica en el que el cambio no es una opción. Y los profesionales preparados para cubrir estas demandas tienen ante sí un escenario idílico para encontrar trabajo.

Añadir nuevo comentario