universidad isabel i ventajas estudiar online

¿Aún te estás preguntando si estudiar online es una buena idea? La implantación de la tecnología en todos los ámbitos de la vida diaria no hace una excepción con la educación. Gracias a internet, puedes formarte cuando y donde quieras, elegir la titulación que siempre has querido cursar y hacerlo sin modificar tu estilo de vida. ¿Cómo? En la Universidad Isabel I te lo explicamos.

Adaptación. La formación online tiene una primera ventaja evidente. Se adapta a ti. En función de tus necesidades, tú decides cómo organizar tu tiempo de estudio y la realización de los trabajos. No importa cuál sea tu horario, si desempeñas alguna actividad profesional o si tu preocupación es la conciliación con la vida familiar. Estudiar a través de internet te permite disponer de tus ratos libres para desarrollar tu formación, sin barreras horarias ni necesidad de dedicarle el mismo tiempo cada día.

Comodidad. ¿Madrugar, llegar a clase y sacar los apuntes, o sentarte frente al ordenador, en tu casa y en pijama, en el momento que mejor te venga? Estudiar online significa que puedes hacerlo también desde el móvil en cualquier lugar, o desde tu tablet en el sofá, por ejemplo. Las posibilidades son infinitas, tanto como si llevases la universidad en el bolsillo. Sin desplazamientos ni un programa fijo, la gestión del estudio y la organización del tiempo está en tus manos.

Precio. Al contrario de lo que cree la mayoría de la gente, formarte online es muy asequible. No sólo por las becas y ayudas a las que puedes optar, que constituyen un aliciente importante, sino también por todo lo que ahorras. Viajes, gasolina, residencia, material de estudio… Nada de eso supone un problema si estudias a través de internet, porque todo lo que necesitas lo tienes a tu disposición siempre que quieras.

Calidad. Los materiales didácticos son de una calidad sobresaliente. El hecho de estudiar online hace posible que consultes el material en el momento más adecuado, y está diseñado para que su utilización sea eficaz y eficiente. Y, a su vez, posibilita que la formación se imparta a través de foros, documentos en diferentes formatos, productos audiovisuales, debates…

Docencia. Los profesores son profesionales especializados. Expertos en distintas materias que, gracias a la modalidad online, pueden compatibilizar su trabajo y la docencia, aportándote un extra de conocimientos y aptitudes. Y al trabajar a través de internet, no importa si su lugar de residencia se encuentra en la otra punta mundo. Como consecuencia, además, pueden contribuir a la enseñanza con otros puntos de vista y diferentes procesos de aprendizaje para mantener una innovación constante.

Universalidad. El acceso a internet no está restringido a nadie. Por extensión, el aprendizaje online tampoco. Sin importar la edad o la trayectoria profesional, todo el mundo puede formarse a través de internet. Bien para complementar tu preparación de cara a ocupar un puesto de trabajar o ascender a otro mejor, o bien si lo que buscas es el aprendizaje en sí mismo porque ya has trabajado todo lo que debías en la vida, la universidad online está pensada para ti.

¿Todavía sigues dudando? Infórmate de nuestra oferta académica aquí y lánzate a la formación online.

Añadir nuevo comentario