Quisiera daros la bienvenida a la sección de la newsletter destinada a la Innovación Educativa, una parcela clave dentro de la Universidad y que se encuentra llena de vida y en constante movimiento.

En esta sección compartiremos avances, logros, mejoras y, en definitiva,  ilusión y motivación por la innovación en la formación online.

La óptica siempre será la de procurar la mejora constante en los procesos de enseñanza-aprendizaje de la oferta formativa de la Universidad.

En este día de estreno nos gustaría compartir otro estreno, una novedad implementada este mismo curso; se trata de la posibilidad de realizar anotaciones sobre los propios contenidos interactivos que se ofrecen en todas las acciones formativas.

Desde el inicio, la Universidad Isabel I presentó unos contenidos llenos de dinamismo, enriquecidos con material multimedia y con recursos didácticos asentados sobre las diferentes formas de aprender que pueden tener los estudiantes. En el curso académico 2015-16 damos un paso más: el alumno siempre fue el eje del proceso en el esquema metodológico, siempre tuvo un rol activo; en este curso académico lo tiene incluso con respecto a los propios contenidos. El nuevo formato de estudio en pantalla permite al estudiante de la Isabel I tomar notas directamente mientras estudia, guardarlas o modificarlas.

Imaginemos que estamos trabajando los contenidos de una unidad didáctica y tenemos la necesidad de realizar anotaciones: hasta ahora debíamos tener un cuaderno con notas, llenar la pantalla de post-it o guardarlas en un documento al margen. Creo que todos hemos sufrido la pérdida de estas anotaciones al intentar rescatarlas, en muchas ocasiones meses después. Realmente estaríamos perdiendo un valor educativo importante; nuestras notas son un complemento muy rico para nuestro proceso de aprendizaje porque suelen impactar contra los ejes principales de la materia que estudiamos (aquello que solemos llamar «lo importante»), con nuestros propios intereses, y además se manifiestan tras pasar por una interpretación que realizamos basándonos en la integración del nuevo aprendizaje con experiencias pasadas. El clásico «lo voy a poner con mis palabras» tiene un alto potencial didáctico.

¿Os imagináis poder realizar la anotación sobre el propio contenido en pantalla y que, cuando volvamos sobre ese contenido, podamos leer y releer esas anotaciones todas las veces que necesitemos?

El uso es muy sencillo. En la siguiente animación vemos cómo insertar los comentarios que precisemos sobre los conceptos que valoremos como importantes:

Pero ¿qué ocurre si después de algunas lecturas o de profundizar consideramos necesario enriquecer nuestro propio comentario con algo nuevo? ¿Y qué pasa si nuestra primera interpretación queda desfasada o directamente está equivocada tras llegar al final del proceso de estudio?

Es tan simple como editar o borrar nuestras anotaciones:

En nuestra vida académica hemos tomado notas muchas veces sobre el papel. Esa actividad cotidiana del estudiante da ahora el salto a la pantalla.

Antonio Segura Marrero

Director del Área de Innovación Educativa

@antsegura

https://about.me/antoniosegura

https://es.linkedin.com/pub/antonio-segura-marrero/32/75/526