18 de enero de 2017. Miriam Martínez y Patricia Cabrero, profesoras y coordinadoras del Grado en Nutrición Humana y Dietética de la Universidad Isabel I, han impartido en la sede de la Fundación Cajacírculo en Burgos una ponencia en la que han hablado del presente y el futuro de la seguridad alimentaria.

Durante su intervención, que formaba parte de una jornada dedicada a la innovación en el sector agroalimentario organizada por Ibercaja y El Correo de Burgos, las profesoras analizaron el nuevo marco regulador en materia de seguridad alimentaria, surgido a raíz de crisis bien conocidas por todos, de graves consecuencias, que tuvieron lugar en los años noventa, como la de las vacas locas o la provocada por la contaminación de dioxinas en piensos para pollos.

Partiendo desde el presente surgido a partir de esa nueva normativa en seguridad alimentaria, en la que la implicación y responsabilidad compartida de todos los miembros de la cadena es piedra angular, Martínez y Cabrero pasaron a hablar de los avances que se están produciendo, así como de los retos de cara al futuro.

Hablaron, por ejemplo, de los seis pilares del principio de precaución por el que se rige la nueva norma, como son el análisis del riesgo a partir de estudios científicos, la gestión del riesgo por las autoridades competentes, la comunicación de las medidas a adoptar, la trazabilidad (posibilidad de seguir el rastro del producto de inicio a fin), el autocontrol como medida para prevenir y la transparencia.

Entre los retos, las profesoras de la Universidad Isabel I destacaron dos de las metas que se ha fijado la Unión Europea para 2020 en clave de seguridad alimentaria, como son la erradicación de enfermedades animales y la creación de un fondo veterinario de urgencia, si bien, en su minucioso análisis, no olvidaron otros desafíos que tiene por delante el sector, como la reducción de desperdicios, la evaluación de riesgos combinados o la reglamentación asociada a nuevos alimentos.