Trabajo Fin de Estudios

El Trabajo Fin de Estudios (en adelante TFE) es una creación intelectual inédita y original, así como autónoma e individual, que sirve para acreditar que los estudiantes disponen de las competencias profesionalizadoras exigibles a un docente de formación profesional y/o enseñanzas deportivas.

Con su realización, el alumno deberá dejar constancia de las habilidades y destrezas adquiridas a través de las competencias genéricas y específicas trabajadas en el curso, así como su capacidad de transformar el saber en «saber hacer» y su dominio de la competencia en «aprender a aprender».

De esta forma, el TFE se sitúa como el escalón final en el camino hacia la obtención del título, y su superación se presenta como la demostración fehaciente de la consecución de los objetivos del mismo y de la capacitación para desarrollar las funciones profesionales de su espectro laboral.

Por todo ello, resulta evidente que el trabajo debe estar orientado a la aplicación de las competencias profesionales asociadas a la titulación, mediante su elaboración y posterior defensa pública por videoconferencia ante un tribunal nombrado por la Universidad.

El peso específico de este trabajo en el conjunto del programa del curso es de 10 ECTS, lo que implica un volumen de 250 horas de trabajo personal del estudiante.

El Trabajo Fin de Estudios nunca podrá ser objeto de reconocimiento de créditos.

Tutorización y comisión de TFE

Para garantizar el adecuado desarrollo de los TFE se han definido sus fases fundamentales. La temporalización de las mismas abarca la totalidad del tercer trimestre del curso. Cada una de ellas se caracteriza por una serie de acciones didácticas específicas que se desarrollan a continuación.

  • Fase primera: análisis de documentación. Esta fase se desarrollará a través del aula virtual durante el primer trimestre. En ella, se pretende que los alumnos se familiaricen con la asignatura y con todo su proceso de desarrollo.
  • Fase segunda: desarrollo del TFE. Esta fase implica el proceso de desarrollo del TFE propiamente dicho y la defensa del mismo. Para llevarlo a cabo con eficacia, la Universidad asigna un tutor académico a cada alumno. Todo el proceso de tutorización se realizará a través del Aula Virtual y el correo electrónico.
  • Fase tercera: defensa del TFE ante tribunal. Es requisito indispensable para poder acceder a la defensa del TFE estar en posesión del visto bueno por parte del tutor. El acto de defensa del TFE tendrá lugar ante un tribunal y constará de dos fases:
    • Revisión y valoración del TFE por parte del tribunal.
    • Exposición y debate del TFE ante el tribunal.

El sistema de evaluación del curso está constituido por dos partes: la primera, la evaluación por parte del tutor en relación con la elaboración del TFE; y la segunda, la defensa del TFE (evaluación de la comisión académica designada) en la que se volverán a evaluar los contenidos del TFE y, a su vez, el propio acto de defensa. Por tanto, los criterios de evaluación se ajustarán a los siguientes parámetros:

  • Evaluación del tutor. Esta fase constituye un 50 % de la calificación final y se distribuye de la siguiente manera:
    • Aspectos formales: 20 %
    • Contenido: 70 %
    • Progreso y participación: 10 %
  • Evaluación del tribunal. Esta fase constituye 50 % de la calificación final y se distribuye de la siguiente manera:
    • Aspectos formales: 10 %
    • Contenido: 60 %
    • Acto de exposición: 30 %