Objetivos generales

El objetivo general del Grado en Psicología es formar a profesionales competentes y cualificados, con una formación amplia y sólida en ciencia psicológica, metodología de la investigación y en la aplicación de las técnicas de evaluación e intervención en los distintos campos de acción.

El plan de estudios elaborado posibilita la adquisición de los conocimientos adecuados para comprender, interpretar, analizar y explicar el comportamiento humano, así como las destrezas y habilidades para evaluar e intervenir en el ámbito individual y social, ejerciendo de forma acorde a los valores éticos que se recogen en el código deontológico. Con un enfoque holístico de la salud y el bienestar humanos, el Grado en Psicología proporciona una oferta formativa que permite al futuro profesional estar capacitado para promover y mejorar la salud y la calidad de vida, evaluar contextos para potenciar el bienestar y la inclusión o gestionar el conocimiento en las organizaciones. Pretende preparar a las personas desde la psicología positiva y el enfoque de la diversidad, donde se prioriza el estudio de la persona con derechos y capacidades.

La obtención del título de Grado en Psicología conlleva, por tanto, adquirir una base sólida de conocimientos esenciales relacionados con las leyes básicas que subyacen a los distintos procesos psicológicos, al desarrollo humano como un proceso multidimensional e integrado, influido por múltiples factores biológicos, emocionales y sociales, en los procesos y etapas del desarrollo psicológico a lo largo del ciclo vital.

Junto a los conocimientos psicológicos fundamentales y a su puesta en práctica, se pretende proporcionar conocimientos para que el futuro psicólogo adquiera el rigor científico que permita el desarrollo de la investigación, conozca la teoría y los métodos de la estadística y la investigación operativa actuales, siendo creativos a la hora de aplicar los resultados científicos en ámbitos como la salud, los servicios, las empresas y las ciencias.

De forma paralela a los conocimientos específicos del grado, aporta los conocimientos y desarrolla las capacidades analíticas y directivas requeridas en el uso intensivo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). El estudiante se convierte en un gestor que optimiza estas herramientas y recursos, y los domina de manera natural, una competencia que aporta el valor diferencial de las empresas y organizaciones del siglo XXI. Igualmente incide en la importancia de la expresión tanto oral como escrita, preparando al futuro profesional para el tratamiento de la información y la difusión del conocimiento con rigor científico y profesional.

En este sentido, el graduado en Psicología ha de poder aplicar los principios de la Psicología en el ámbito individual, grupal y de las organizaciones. Para conseguir estos objetivos deberá adquirir las competencias específicas adaptadas de Bartaram y Roe (2004) y recogidas en el Libro Blanco de Psicología. Estas son las siguientes:

  • Saber analizar necesidades y demandas de los destinatarios de la función en diferentes contextos.
  • Ser capaz de establecer las metas de la actuación psicológica en diferentes contextos, proponiendo y negociando las metas con los destinatarios y afectados.
  • Ser capaz de planificar y realizar una entrevista.
  • Ser capaz de describir y medir variables (personalidad, inteligencia y otras aptitudes, actitudes, etc.) y procesos cognitivos, emocionales, psicobiológicos y conductuales.
  • Ser capaz de identificar diferencias, problemas y necesidades.
  • Ser capaz de diagnosticar siguiendo los criterios propios de la profesión.
  • Saber describir y medir los procesos de interacción, la dinámica de los grupos y la estructura grupal e intergrupal.
  • Ser capaz de identificar problemas y necesidades grupales e intergrupales.
  • Saber describir y medir los procesos de interacción, la dinámica y la estructura organizacional e interorganizacional.
  • Saber identificar problemas y necesidades organizacionales e interorganizacionales.
  • Saber analizar el contexto donde se desarrollan las conductas individuales, los procesos grupales y organizacionales.
  • Saber seleccionar y administrar los instrumentos, productos y servicios, y ser capaz de identificar a las personas y a grupos interesados.
  • Saber diseñar y adaptar instrumentos, productos y servicios, según los requisitos y restricciones.
  • Saber contrastar y validar instrumentos, productos y servicios (prototipos o pruebas piloto).
  • Ser capaz de definir los objetivos y elaborar el plan de la intervención en función del propósito de la misma (prevención, tratamiento, rehabilitación, inserción, acompañamiento...).
  • Saber elegir las técnicas de intervención psicológica adecuadas para alcanzar los objetivos.
  • Dominar las estrategias y técnicas para involucrar en la intervención a los destinatarios.
  • Saber aplicar estrategias y métodos de intervención directos sobre los destinatarios: consejo psicológico, terapia, negociación, mediación...
  • Saber aplicar estrategias y métodos de intervención directos sobre los contextos: construcción de escenarios saludables...
  • Saber aplicar estrategias y métodos de intervención indirectos a través de otras personas: asesoramiento, formación de formadores y otros agentes.
  • Saber planificar la evaluación de los programas y las intervenciones.
  • Ser capaz de seleccionar y construir indicadores y técnicas de medición para evaluar los programas y las intervenciones.
  • Ser capaz de medir y obtener datos relevantes para la evaluación de las intervenciones.
  • Saber proporcionar retroalimentación a los destinatarios de forma adecuada y precisa.
  • Ser capaz de elaborar informes orales y escritos.
  • Saber analizar e interpretar los resultados de la evaluación.
  • Conocer y ajustarse a las obligaciones deontológicas de la Psicología.