Objetivos generales

Dentro de los objetivos genéricos del título de nuestro Grado en Historia y Geografía se definen los siguientes:

  • Describir, ubicar, analizar e interpretar el territorio (espacio, sociedad, cultura) desde una perspectiva diacrónica y sincrónica.
  • Comprender los procesos temporales y espaciales que se desarrollan en diversas esferas y niveles dentro de distintos marcos y en sus diversos contextos socioculturales.
  • Localizar y analizar los problemas que tiene la sociedad actual y sus posibles respuestas, así como las aportaciones para ello, en términos de contribución efectiva, generadas desde los ámbitos geográfico-históricos.
  • Desarrollar las destrezas asociadas a la elaboración, transmisión y gestión del «saber», el «saber ser» y el «saber hacer» adquirido en las distintas materias de la titulación, particularmente en las acciones de carácter práctico.
  • Ser capaz de obtener resultados positivos del razonamiento crítico y del pensamiento divergente en las cuestiones referentes al conocimiento histórico, al geográfico y al de la interpretación de las expresiones sociales.
  • Obtener las habilidades necesarias para recoger, reconocer, analizar e interpretar la información relevante de índole geográfica, histórica o artística.
  • Saber aplicar los conocimientos adquiridos en el contexto de distintos futuros académicos y/o profesionales creando, además, las bases para posteriores estudios de posgrado, internacionales, específicos y/o multidisciplinares.
  • Desarrollar aptitudes para la transposición y la comunicación del conocimiento a diferentes sujetos y/o grupos de sujetos.
  • Conocer y saber aplicar la metodología didáctica necesaria.

Objetivos específicos

Como objetivos específicos del título de Grado en Historia y Geografía propuesto, definidos a partir de los objetivos genéricos y de la naturaleza propia de los campos disciplinares presentes en el mismo, y que acabamos de ver, se pueden apuntar los siguientes:

  • Adquirir un conocimiento relevante de los principales acontecimientos y procesos de cambio y continuidad, causalidad múltiple, permanencias y consecuencias, en la historia desde una perspectiva temporal diacrónica. La dimensión espacial de este conocimiento se desplegará en dos ámbitos necesariamente interrelacionados entre sí: el conjunto de pueblos y culturas de la Península Ibérica que acabarán singularizando España como concepto y construcción histórica, y en segundo lugar, la visión internacional de la geografía y la historia con especial hincapié en la historia de Europa y su proceso de integración.
  • Identificar, seleccionar y recoger la información necesaria, así como alcanzar un conocimiento básico de los métodos, técnicas e instrumentos de análisis de las distintas fuentes y documentos históricos, todo ello para que pueda ser utilizado eficientemente para el estudio personal del alumno y la investigación en las diferentes menciones previstas, pero, particularmente, para la transmisión del conocimiento y para la preparación del alumnado hacia el Máster en Formación del Profesorado.
  • Conseguir un conocimiento racional y crítico de la historia de la humanidad, con la finalidad de interrelacionarlo con el presente y hacerlo comprensible, siguiendo las tesis de Fontana, para el que el presente es solo la plataforma del futuro.
  • Integrar el conocimiento de la historia del arte en la formación del alumnado a partir de los diferentes procesos culturales, mediante el análisis de la obra artística a lo largo de la historia y de sus procesos de creación, recepción y expansión dentro de los diversos contextos (culturales, económicos, políticos, religiosos y, sobre todo, populares o de élite).
  • Conocer, analizar e interpretar la contribución social de la historia del arte a la historia de la cultura: el estudiantado podrá adquirir así competencias que le permitan realizar labores relacionadas con la educación, investigación e innovación, documentación y gestión del patrimonio histórico-artístico y gestión cultural.
  • Estructurar el conocimiento de la geografía en la formación del alumnado a partir del sistema de relaciones contexto-sociedad y su dinámica, una formación significativa teórica y metodológica que permita diagnosticar e interpretar las diversas estructuras territoriales y su función en los procesos de desarrollo (ámbito local, autonómico, estatal y global con especial énfasis en el espacio europeo).
  • Concebir, interpretar y saber transmitir ideas sobre el significado del desarrollo sostenible, el consumo responsable, el respeto a los valores de medio, la estimación positiva y la defensa del patrimonio histórico-artístico y cultural, la interpretación de los procesos del pasado y de la distribución y la composición de los espacios del presente. Reconocerse en todo ello como futuro profesor de Ciencias Sociales en la Educación Secundaria.