Ilustración: Fernando Serra

NOTA: Recomendamos encarecidamente leer este artículo hasta el final.

Aunque se ha documentado que los extraterrestres que visitan con asiduidad nuestro planeta son de diferentes razas, cuando se produce una abducción los síntomas son siempre similares. Es importante recalcar que aunque no tengamos noción de haberla vivido (usan un potente inhibidor de huellas neuronales) los siguientes síntomas son un indicador bastante fiable de que se ha producido una abducción:

1- Disminución del interés o placer por casi todas las actividades de la vida. Esto se da porque durante el contacto accedemos a conocimientos tan trascendentales que posteriormente nuestra vida es percibida como vacía.

2- Pérdida o ganancia de peso significativa sin hacer ningún cambio en la dieta o patrón de ejercicio. Durante todo el proceso nos nutren con alimentos modificados genéticamente que alteran la fisiología de nuestro aparato digestivo y nos cambia el metabolismo basal.

3- Insomnio o hipersomnia casi todos los días. Los extraterrestres tienen especial interés en estudiar y modificar las ondas cerebrales Delta. Por ello es muy común que aparezcan problemas para dormir o que sintamos excesivo sueño durante el día.

4- Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi todos los días. Según nuestra juventud, también se puede traducir en irritabilidad. Esto es un efecto rebote a partir de la felicidad que sentimos (y no recordamos) durante la abducción.

5- Agitación o enlentecimiento psicomotores casi cada día. Debido a la falta de gravedad experimentada en su nave nodriza nuestro cuerpo sufre problemas psicomotores.

6- Fatiga o pérdida de energía. Parte de sus pruebas consisten en medir nuestro campo energético. Para ello tienen que absorberlo completamente, por lo que puede que notemos falta de energía durante meses.

7- Sentimientos de inutilidad o de culpa. Aunque no lo recordemos, hemos sido conscientes tanto de su capacidad tecnológica como de su bondad e inteligencia. Por tanto, es muy probable que se experimente la sensación de que los humanos somos muy inferiores y de que uno mismo tiene poca utilidad para el universo.

8- Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse. Nos someten a pruebas neurológicas tan severas que el cerebro tarda semanas o meses en recuperarse.

9- Pensamientos recurrentes de muerte. Esto no es malo en sí mismo. Ellos viven en un plano de conciencia superior y, una vez que lo hemos vivenciado, nuestro ser quiere trascender junto a ellos.

Si no tienes ningún problema médico y en cambio padeces desde hace cinco semanas o más de los anteriores síntomas, incluido el 1 o el 4, te recomendamos que acudas a la consulta de un psicólogo. Pero no para que te hipnotice y puedas recordar tu abducción extraterrestre. Todo lo escrito hasta aquí es, evidentemente, una farsa, pero ilustra una de las maneras de actuar más comunes que tienen las pseudociencias, las sectas y los promotores de terapias sin evidencia científica.

Lo que aparece numerado en negrita son los criterios diagnósticos del DSM-51 para el trastorno depresivo mayor. Es decir, se trata de los síntomas reales de una depresión. Sin embargo, la explicación de los síntomas y la explicación etiológica2 expuestas aquí son totalmente falsas. Es lo que dirían, por ejemplo (nos lo inventamos), los «seguidores de la nave nodriza de E.T.X.», siempre aportando referencias reales (aunque descontextualizadas) con base científica (p. ej., las ondas Delta) para dar mayor credibilidad a su discurso.

Cualquier persona, en cualquier momento de su vida, y más si está en un momento especialmente vulnerable, puede tener una serie de síntomas que le generan un continuo sufrimiento. Dentro de su desesperanza, de pronto podría encontrar a una persona o grupo que comprende lo que le pasa, le explica por qué le pasa y, sobre todo, le ofrece la solución a su problema. Esto último es lo realmente peligroso, por eso creemos que es muy importante saber reconocer esta manera de actuar.

Si alguna vez te ofrecen a ti o a tus seres queridos alguna solución o remedio increíble y definitivo para algún problema o para la vida en general, no por mucho que te entiendan, que te sepan explicar lo que te pasa o que afirmen con la mayor convicción que está demostrado, significa que es verdad. Recuerda que cualquier síntoma puede ser explicado por una abducción extraterrestre.

Pero no es eso.

No has sido abducido.

 

1 El DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) está editado por la Asociación Americana de Psiquiatría y es de uso muy frecuente en la psicología para clasificar y describir los trastornos mentales.

2 La etiología es el estudio de las causas de una enfermedad.

- Nota del autor: Quiero agradecer la inestimable ayuda de Albert Flexas en la revisión y recomendaciones acerca de este texto.

Comentarios

Muy buen artículo, lo leí hasta el final ... pensé,¡ mierda ,en algún momento me habrán abducido estos capullos ! xD

Gracias Priscila.

Me ha hecho mucha gracia tu comentario :D

Saludos

Genial contenido y muy ameno de leer. Gracias por compartirlo con nosotros :)

Gracias Regina:

Qué bien que te haya gustado. Cuidado cuando apagues la luz esta noche... :P

Saludos

Hay que tener mucho sentido del humor y, sobre todo, mucho conocimiento de Psicología para escribir un post tan ameno como lleno de rigor.

Al Dr. Márquez (mi amigo Raúl) le sobran los dos.

Un abrazo Raúl.

Esto es verídico y no estoy de broma (me acuerdo perfectamente porque estábamos pasando por Alfa Centauri). Una vez le pregunté a un extraterrestre con ojos almendrados y 3 metros de altura quién era su psicólogo de referencia y me dijo que Adolfo Sánchez Burón. Recuerdo que esa fue la primera vez que escuché hablar de una de las personas más queridas y respetadas de nuestra profesión.

Gracias Adolfo. ¡Qué grande eres! :)

Un abrazo

 

 

Gracias Ana:

Fïjate que lo que comentas es muy interesante. Realmente es raro encontrar una persona que no haya tenido en algún momento de su vida alguno de esos síntomas.

Saludos

Ante todo, gracias por el aporte.
Creo que la falta de autoconocimiento hace que a veces nuestros propios sentimientos nos superen y esperemos curas milagrosas al dolor. Hay demasiados casos confirmados de estrategias para utilizar a las personas vulnerables, por lo que sigo siendo una gran defensora del papel del psicólogo durante el desarrollo de la persona, para fomentar y cimentar una personalidad sana y adaptable a los cambios.

Ahora, sólo me surgen dos preguntas:
1- ¿Qué hago con el hombrecillo verde que vive dentro de mi armario desde hace un mes?
2- ¿ No será que soy yo la extraterrestre?

Gracias de nuevo.
Un abrazo

Gracias. Estoy de acuerdo con tu reflexión.

De todas formas, quiero aprovechar para preguntarte algo:

¿Tú escuchas al hombrecillo verde como si te hablase desde dentro del armario o como si su voz sonase en tu cabeza? :P

Saludos

 

Rául, me ha encantado la publicación.

Hemos hablado muchas veces en relación a lo que yo denomino los IPM o "Individuos Peligrosamente Motivados". El caso es que están por todas partes, ofrecen soluciones mágicas y rápidas a todos los problemas y lo más gracioso de todo, es que a veces !!!cobran más que un psicólogo!!!. Es muy parecido a las dietas milagrosas, la idea de que nuestros problemas desaparezcan haciendo el mínimo esfuerzo, es algo muy ansiado y atractivo.

Aunque también te digo una cosa, viendo el panorama de las noticias, a veces me gustaría coger una nave y probar suerte en otros planetas :-).

Seguiremos informando desde Raticulín.

Besos!!!

¡Felicidades, Raul!.
Nada más lejos de la realidad y nada más cerca de lo cotidiano. Palabra de ex-abducida !.
Con vuestro permiso, me apunto este concepto, nuevo para mi, de los IPM.

Me encantó la explicación, de como no podemos todavía curarnos, yo sigo buscando el pájaro azul

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
2 + 8 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. E.g. para 1+3, insertar 4.