Foto de familia de los graduados, los docentes y los miembros de la mesa presidencial de la tercera promoción de Egresados de la Universidad Isabel I.

14 de septiembre de 2019. La Universidad Isabel I ha celebrado hoy su tercera ceremonia de Graduación, en la que ha congregado a más de 1.000 personas en el Fórum Evolución de Burgos entre graduados, docentes y acompañantes. En una ceremonia marcada por la emotividad de una fecha tan señalada, han intervenido, en este orden, María Jesús Cuéllar Nebreda, presidenta del Consejo de Administración de la Universidad; Francisco Pardo Piqueras, padrino de la Graduación, director general de la Policía Nacional y antiguo miembro del Consejo Académico y Científico Asesor; Raquel Rubio Oña, la representante de los alumnos; y el rector de la Isabel I, Alberto Gómez Barahona. El acto se ha completado con la imposición de becas a los egresados y la entrega de diplomas a los mejores expedientes de las diferentes titulaciones, así como con la actuación musical de la Coral de Cámara Universidad Isabel I.

La presidenta del Consejo de Administración ha puesto en valor el elevado nivel de satisfacción de los alumnos, la tasa de abandono del 15%, muy por debajo del sistema universitario español, y la posición que otorga el Ranking CYD a la Universidad Isabel I en su apartado de Enseñanza y Aprendizaje, situando a la institución entre las 15 mejores universidades del país y a la cabeza de la educación superior online.

El padrino de la Graduación quiso hacer una defensa a ultranza de la importancia de la educación para formar a personas con valores, reflexionando sobre la importancia de cuestiones tan importantes como los amigos y la familia, y destacando que el destino se crea a través de las acciones de cada uno. El protagonismo de la formación online, que crece cada día, también ha ocupado parte del discurso de Francisco Pardo Piqueras, que apuntó que los procesos disruptivos llegan a todos los sectores, por lo que aprender de forma constante y recurrente se ha vuelto imprescindible.

Raquel Rubio Oña, por su parte, ha destacado el acercamiento a su futura realidad profesional que ha supuesto su paso por la Universidad Isabel I, confesando que esta semana ha sido la primera en la que ha dado clase en un colegio. La representante de los graduados ha recalcado que llegar aquí no es cuestión de suerte, sino de trabajo, esfuerzo e, incluso, sacrificio, ha puesto en valor el apoyo de los amigos y familiares de todos los alumnos, así como la ayuda de todos los docentes, a los que ha agradecido su trabajo y profesionalidad. "Yo ya he encontrado mi lugar y espero, sinceramente, que vosotros, gracias al título que conseguimos hoy, también podáis encontrar el vuestro", se ha despedido Raquel Rubio Oña.

Alberto Gómez Barahona, por último, ha recalcado la importancia de las palabras "gracias" y "enhorabuena" en un día tan especial como es el de la Graduación, ensalzando la cantidad de sonrisas que ha visto en todos los asistentes a este acto y agradeciendo la confianza depositada por los alumnos en la Universidad Isabel I al elegirla para formarse. El rector no ha querido pasar por alto la importancia de que los graduados mantengan una formación constante a lo largo de toda la vida, remarcando el reconocimiento que supone no sólo obtener un título académico, sino demostrar con esfuerzo, día a día, la capacidad de lograrlo, compaginándolo con el resto de ámbitos de la vida. Por último, Alberto Gómez Barahona ha dado las gracias también a todos los trabajadores de la institución por su pasión y su carácter innovador. El rector se ha despedido citando a Montesquieu -"hay que estudiar largo tiempo para saber un poco"- y asegurando que "como una madre, la Universidad Isabel I no ahorrará desvelos para estar siempre a vuestro lado y tratar de ayudaros a todos en ese proceso de formación continua, porque vosotros, los graduados, sois los hijos de la Universidad Isabel I".