José Esteban Plaza (i.),gerente de Grandes Clientes de Burgos de Iberdrola; Alberto Gómez Barahona, rector de la Universidad Isabel I; Jorge R. Mujico, responsable de Desarrollo de Proyectos; Pedro de la Fuente, subdelegado del Gobierno; y Julián Alfonso Alonso y Jorge Asiain socio fundador de Alterevo.

12 de diciembre de 2019. Es urgente alcanzar la movilidad sostenible y ya existen algunas alternativas para contribuir a ello. Esta es una de las principales conclusiones que se puede extraer de la jornada ‘El Reto de la Movilidad Sostenible en Burgos’, celebrada esta mañana en la Universidad Isabel I en el marco de la Cumbre del Clima (COP25) que tiene lugar en España. Queda mucho trabajo por hacer, cabría destacar como continuación al primer enunciado, pero ya hay muchas empresas implicadas en hacer que estos cambios sean una realidad, y en trasladar al ciudadano y la Administración qué es lo que deben hacer para lograrlo.

El responsable de Desarrollo de Proyectos de la Universidad Isabel I, Jorge R. Mujico, ha introducido la jornada destacando que, como institución educativa, “la Universidad Isabel I tiene una gran responsabilidad en materia de movilidad sostenible”, apuntando que su metodología online se traduce en una menor huella de carbono que las universidades tradicionales, puesto que “nuestros alumnos y docentes no se desplazan todos los días” para acudir a clase. Y, en el caso concreto de Burgos, donde se sitúa el campus de la Universidad Isabel I, ha incidido en que al tratarse de una “zona industrial muy potente, requiere de una movilidad sostenible peculiar”, centrada en “cómo se mueven los trabajadores” de este sector.

jornada movilidad sostenible

Jorge R. Mujico presentando la jornada.

Julián Alfonso Alonso, presidente de Invicta Motor, ha hecho hincapié en su ponencia El liderazgo chino en movilidad eléctrica, Invicta Motor’, en cómo ha llegado el gigante asiático a situarse como el líder mundial del sector de la automoción y, con mayor supremacía aún, del coche eléctrico. En cifras, China representa el 38% de las ventas mundiales de vehículos, un dato que se eleva hasta el 56% en el caso de los eléctricos, y “a los fabricantes europeos nos sacan dos generaciones”, ha recalcado. El planteamiento que ha realizado el país le ha llevado a contar con 486 fábricas de movilidad eléctrica frente a las 117 de Europa.

Entre las ventajas del coche eléctrico que promueve y persigue acercar al usuario Invicta Motors, ha recalcado Julián Alfonso Alonso, sobresale el gasto 20 veces menor en combustible que un vehículo diésel o gasolina, y que el mantenimiento sea un 80% más sencillo y económico.

movilidad sostenible burgos

Julián Alfonso Alonso, presidente de Invicta Motor, durante su exposición.

Muy centrada en la movilidad eléctrica ha estado también la exposición Proyecto Smart Mobility’, de José Esteban Plaza, gerente de Grandes Clientes de Burgos de Iberdrola. “El vehículo eléctrico es una alternativa que ya es viable”, ha aseverado, aludiendo a algunas de las ventajas como las exenciones en el impuesto de circulación o en el pago del aparcamiento en las zonas reguladas. El incremento de la densidad de las baterías equiparará la autonomía de un vehículo convencional en menos de cinco años, ha apuntado también José Esteban Plaza, añadiendo que, en este periodo de tiempo o bien una vez recorridos 100.000 kilómetros, “un coche eléctrico ya es más rentable que uno convencional sin contar con las ayudas económicas”.

En relación a una de las grandes problemáticas de esta materia, como es el repostaje, el gerente ha desgranado el “ambicioso” plan de Iberdrola para tener instalados en 2021 unos 25.000 puntos de recarga en España, distribuidos en un 65% en hogares, un 15% puntos recarga pública rápida y semirrápida, y un 20% en empresas, centros comerciales, hospitales, zonas de ocio y restauración, etc. La importancia de que el usuario pueda tener una estación de recarga en casa es que, al precio de la energía, permitiría que recorrer 100 kilómetros tuviera un coste de 50 céntimos de euro.

El socio fundador de Omawa, Andrés Ferrer, que ha intervenido vía streaming para explicar Los retos de la movilidad sostenible en el horizonte 2030, ha recordado que el reto de los próximos años se centra en que “el 70% de la población va a vivir en grandes ciudades”, que ya actualmente producen “el 75% de emisiones” de gases de efecto invernadero y “el 45% dependen de la movilidad”. En su opinión, esto se debe a que el crecimiento socioeconómico se ha basado “en el modelo de coche privado y está causando un colapso”, motivo por el que es esencial un replanteamiento del diseño de las ciudades a nivel global en el que estén implicados las empresas, los ciudadanos y la Administración.

Por último, Jorge Asiain, socio fundador de Alterevo, ha detallado en Propuestas de movilidad sostenible: ¿propiedad o car-sharing?’, cómo ha evolucionado la utilización del vehículo, valorando que las diferentes opciones que existen para alquilar y compartir coche actualmente dependen de cada caso concreto, existiendo unas más adaptadas a las grandes ciudades, como la posibilidad de coger y dejar un vehículo donde quieras -denominada free floating-, y otras, como el tradicional alquiler, a una situación puntual del usuario.