El rector de la Universidad Isabel I, Alberto Gómez Barahona, durante su intervención en el acto de apertura del curso académico 2017-2018.

6 de octubre de 2017. La Universidad Isabel I crece un 30% en nuevos alumnos este año al sumar más de 3.100, tal y como ha adelantado el rector, Alberto Gómez Barahona, en el acto de apertura del curso académico 2017-2018. De este modo, la institución educativa superará los 7.500 estudiantes, con más de 5.500 en sus títulos oficiales de grado y máster, y el resto pertenecientes a su veintena de posgrados, cursos de idiomas y MOOCs.


El rector ha apuntado que la oferta académica de la Isabel ha incorporado este curso los nuevos títulos de Grado en Ciencias de la Seguridad, Máster en Ejercicio de la Abogacía y Máster en Marketing Digital, subrayando que este último “está teniendo muy buena aceptación” a pesar de la amplia oferta de esta titulación puesto que “es oficial”. En este sentido, ha adelantado que la institución educativa ya ha verificado el Máster en Big Data y el Máster en Ciberseguridad para el próximo curso, y va a presentar la documentación para verificar el Grado en Fisioterapia con carácter semipresencial.


En lo referente a la realización de prácticas por parte de los alumnos, una parte “vital de la formación en el mundo moderno”, Alberto Gómez Barahona ha indicado que la Isabel I cuenta “con más de 2.000 convenios” actualmente, tanto con pequeñas y medianas empresas como con multinacionales o entidades de educación, y que en el curso presente ya se han firmado acuerdos de este ámbito “en Londres, Andorra o Lisboa”.


La Universidad tiene una plantilla conformada “por más de 300 personas” entre docentes y trabajadores de administración y servicios, ha declarado el rector, que trabajan tanto desde la sede en Burgos como desde “Alemania o Estados Unidos”, gracias a las facilidades que ofrece la web, y que permite que “el talento que a veces se ha ido al exterior pueda colaborar” con la actividad de la Isabel I.


Alberto Gómez Barahona también ha adelantado que las obras de construcción y dotación del edificio que la Universidad destinará a I+D+i, en el que ha invertido seis millones de euros, terminarán “antes de que termine el curso”, y más concretamente en el mes de febrero.


El acto de apertura del curso académico de la Universidad Isabel I ha servido a la institución educativa para presentar su memoria del año académico 2016-2017, a cargo del secretario general, Francisco de la Torre Olid, y ha contado con la lección inaugural de la doctora Marián García, profesora del Grado en Nutrición Humana y Dietética, bajo el título ‘El reto de la divulgación científica: de Hildegarda de Bingen a la e-Health’


El rector ha puesto el punto a un final al evento, que se ha podido seguir vía streaming y ha estado amenizado por la actuación musical del coro Lumina VokalEnsemble, con una intervención en la que, bajo el hilo conductor de la unidad, ha destacado que “más de 2.000 alumnos, el 90% de ellos de fuera de Castilla y León, no han podido matricularse” en la Universidad Isabel I en estos años. Alberto Gómez Barahona ha atribuido este hecho a “la distinta interpretación” que se hace de la normativa en la comunidad autónoma, en relación a otras instituciones académicas online, y aunque ha apuntado que esta realidad puede suponer “la ruptura de la unidad del mercado educativo” y de “la industria del conocimiento”, ha ensalzado “la capacidad de diálogo sin referentes” de la Junta de Castilla y León y de la Agencia para la Calidad del Sistema universitario de Castilla y León (ACSUCYL), las dos entidades con las que la Universidad Isabel I “dialogará” para “integrar las consecuencias de la disrupción digital” en el sector de la educación universitaria digital.


Por otra parte, el rector ha destacado la “robusta, flexible y segura” infraestructura tecnológica propia de la Universidad, que le ha permitido no sufrir problemas con ninguno de los ciberataques acontecidos en los últimos meses. Asimismo, ha recalcado que esta plataforma permite a la Isabel I servir “más de tres millones de páginas mensuales en las aulas”, y alcanzar “los cinco millones de páginas mensuales” que se trabajan en la institución académica, con un tráfico de 600 gigabytes al mes y un flujo de “80.000 correos electrónicos diarios”. En comparación, ha indicado el rector, las páginas vistas en la web de la Universidad mensualmente duplican a todas las páginas que contiene la biblioteca de Estados Unidos.


Por último, Alberto Gómez Barahona ha mostrado su preocupación en relación a la situación actual de España, y por las consecuencias que puede tener para el país quedarse fuera de la transformación digital a causa de las luchas internas. “Las normas se pueden cambiar”, ha subrayado el rector, “pero mientras no se cambien se deben aplicar por quienes son los responsables”. En esta línea, el rector ha expresado su deseo de que “las luchas internas” no impidan que “España pueda ocupar un lugar relevante en la economía digital del siglo XXI”. Por último, ha recalcado la importancia de la unidad en todos los ámbitos de la vida, destacando que “el mundo está cada vez más unido” y “la unidad de la ciencia y la convivencia” es “la base del progreso”.