Universidad Isabel I, ui1, historia, grado historia, yacimientos arqueologicos, menorca, son catlar

Plano cenital de los trabajos de investigación realizados en la muralla protohistórica del poblado de Son Catlar, en Menorca, codirigidos por la profesora de la Universidad Isabel I, Helena Jiménez.

25 de julio de 2017. Helena Jiménez, profesora de la Universidad Isabel I, ha codirigido los trabajos en el yacimiento arqueológico del poblado de Son Catlar (Menorca), que acaba de concluir su cuarta campaña de investigación en el marco del proyecto Modular-Arquitectura fenicia y púnica. El equipo de arqueólogos ha sido también codirigido por Fernando Prados, de la Universidad de Alicante, y su actividad se ha concentrado principalmente en la muralla protohistórica que rodea el poblado, una de las mejor conservadas del occidente mediterráneo. “En caso de asedio del enemigo, no se vería dónde hay una puerta, que siempre es un punto débil para atacar la muralla, sino que quedaría tapada. Es algo muy típico de una arquitectura defensiva de poblados a partir del siglo IV a.C.”, explica Helena Jiménez respecto de las características de esta edificación.

En esta campaña, los trabajos se han centrado en dos sectores que han permitido desvelar las diferentes fases de construcción y, en concreto, la refortificación que tuvo lugar a finales del siglo III o principios del II a.C., muy probablemente en el contexto histórico de las guerras púnicas que enfrentaron a Roma y Cartago, y que tuvieron a Menorca como uno de sus escenarios.

Vista aérea de Son Catlar en la que se puede apreciar la primitiva muralla que rodeaba y defendía la población, y cuyo interior se está investigando para elaborar el primer plano del yacimiento.

En paralelo, se ha desarrollado una prospección del interior del poblado, cuyo urbanismo es casi una incógnita. La información obtenida en el campo con el uso de GPS será procesada en los próximos meses a través de un Sistema de Información Geográfica con vistas a elaborar el que será el primer plano de este espectacular yacimiento.

En este proyecto, que aúna vocación docente e investigadora, han participado alumnos de Grado y Máster de diferentes universidades. Este equipo científico ha editado recientemente la monografía Menorca entre fenicios y púnicos, dentro de la serie del Centro de Estudios del Próximo Oriente de la Universidad de Murcia, donde se recogen los primeros avances de esta investigación.