Alberto Gómez Barahona, rector de la Universidad Isabel I, durante la presentación de la Escuela de Negocios y Talento que ha puesto en marcha en colaboración con FAE Burgos

Alberto Gómez Barahona, rector de la Universidad Isabel I, durante la presentación de la Escuela de Negocios y Talento que ha puesto en marcha en colaboración con FAE Burgos.

15 de junio de 2018. Lo mejor de la jornada se ha dejado para el final…, y ha sido en la clausura del Desayuno de Trabajo sobre sobre “Talento y transformación empresarial” que la Universidad Isabel I y la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE) y han celebrado esta mañana en el Palacio de Saldañuela cuando se ha dado a conocer que ambas instituciones están colaborando en la puesta en marcha de una Escuela de Negocios y Talento.

Esta Escuela tiene como objetivo profundizar y materializar la relación universidad-empresa en un momento disruptivo, sin paragón en la historia, como consecuencia de la incidencia del mundo digital en todos los órdenes de la vida: personal, financiero, productivo, informativo, de ocio, etc.  En palabras del presidente de FAE, Miguel Ángel Benavente, “se trata de la puesta en marcha de una ambiciosa colaboración en la que FAE se posiciona como catalizador de una iniciativa fundamental en la nueva era empresarial en la que estamos inmersos”. “Con ella pretendemos ser la herramienta estimuladora de las empresas burgalesas para abordar la transformación digital, a través del valor fundamental con el que cuentan: las personas, y el potencial que éstas son capaces de desplegar a través de su talento”, ha apostillado Benavente.

Miguel Ángel Benavente, presidente de FAE Burgos

Miguel Ángel Benavente, presidente de FAE Burgos, durante la presentación de la Escuela de Negocios y Talento que ha puesto en marcha en colaboración con FAE Burgos.

Por su parte, el rector de la Universidad Isabel I, Alberto Gómez Barahona, recordando que ha vivido las relaciones entre la universidad y la empresa desde muchos ángulos, ha destacado la necesidad de dar respuesta al “nuevo paradigma” de estas relaciones, que debe caracterizarse por “la humildad” y por “saber escuchar”, de modo que “se integren los profesionales en los procesos de formación”. De este modo, Alberto Gómez Barahona ha justificado el nacimiento de la Escuela de Negocios y Talento en colaboración con FAE en que “la universidad es capaz de transmitir un conocimiento sistemático, ordenado, pero le falta la experiencia”, y ha detallado que esta nueva institución se basa en un “cambio de metodología, en hacer una oferta educativa que tenemos que definir entre todos, algo total y absolutamente abierto”.

Modelo novedoso

La novedad del modelo de la Escuela de Negocios que hoy se ha presentado se refiere a que serán las propias empresas las que determinen qué tipo de formación requieren, al contrario de lo que viene sucediendo habitualmente. Se trata de liderar una red de aprendizaje digital y global que contribuya a la transformación del ecosistema empresarial, a través del conocimiento, del talento y del espíritu emprendedor.

Los beneficiarios de este proyecto serán empleados cualificados y mandos intermedios de la industria y el comercio de la provincia de Burgos. Serán las propias empresas o los sectores empresariales quienes determinen qué formación requieren y en qué plazos.

La Universidad Isabel I pretende así dar respuesta a las necesidades formativas de la estructura empresarial (independientemente del área de negocio), las cuales vienen dictadas por la cambiante realidad de la industria 4.0, que impone a toda empresa formar continuamente a su capital humano, con el fin de mantener y acrecentar su competitividad.

La Escuela de Negocios y Talento de la Universidad Isabel I busca incidir, esencialmente, en tres áreas del ámbito empresarial: la formación, la investigación y el debate social, y nace con la voluntad de complementar la transmisión de conocimientos de expertos profesionales a trabajadores (alumnos) en formación permanente, a partir de la resolución de problemas reales, como método que garantice la adecuación constante del conocimiento a un mundo en permanente evolución, a la vez que utilice todas las posibilidades que ofrece la formación digital u online y las nuevas herramientas y modelos tecnopedagógicos.

La misión de la Escuela se centrará en los siguientes puntos: generar dinámicas de colaboración entre el mundo empresarial, el universitario y la sociedad; fomentar el espíritu emprendedor y la capacidad de innovación en las empresas; atender a las necesidades formativas y habilidades del profesional del futuro en un entorno empresarial e industrial cambiante; cultivar el ambiente propicio para una economía dinámica, global y sostenible; utilizar las más modernas herramientas tecnopedagógicas para optimizar los recursos de todos los participantes y formar profesionales de la era digital.

Los integrantes de la mesa redonda durante uno de los momentos de su intervención

Los integrantes de la mesa redonda durante uno de los momentos de su intervención.

Talento y Transformación Empresarial

La jornada ha contado también con la presencia de Laura Cantizano, una de las seis mejores ‘coaches’ ejecutivas de España, que ha centrado su intervención en qué pasos deben seguir las empresas para que los trabajadores desarrollen al máximo sus capacidades, cómo deben exponerse los mensajes para que lleguen a los empleados y qué técnicas y estrategias seguir de modo que los directivos les motiven y, tal como se ha titulado su ponencia, multipliquen por 3 su talento.

Después se ha desarrollado una mesa redonda que, moderada por el director de El Correo de Burgos, Ricardo García Ureta, ha reunido a Inés Plaza, de L’Oréal; Javier Blanco, de Grupo Antolin; Rubén Martínez, de ASTI TechGroup; José Luis Parriego, de GSK Aranda; y Román Espino, de Eurostar Mediagroup.

Mediante un sistema de votación, se ha planteado distintas cuestiones a los asistentes, que han podido votar en relación a la experiencia profesional de su empresa en temas relacionados con la transformación digital, la formación, y el liderazgo.

En este sentido, Inés Plaza ha destacado que, en lo referente a la formación, “la más conocida es la formación presencial, si bien la formación online se está desarrollando muchísimo para formar a los trabajadores”. Por su parte, Rubén Martínez ha subrayado que en materia de innovación, “la mayoría de los problemas nos les encontramos por la resistencia a cambio, y cómo afrontar esa resistencia se basa en comunicar”.

ELa presentación tuvo lugar en el claustro del Palacio de Saldañuela

La presentación tuvo lugar en el claustro del Palacio de Saldañuela.

“Las empresas tenemos que invertir en mejorar el conocimiento digital de nuestros empleados, incorporar nuevos perfiles y cambiar nuestros sistemas de trabajo para adaptarnos a la actual transformación digital. Además, tenemos que ser consciente de que las nuevas generaciones tienen otras expectativas laborales y otra visión del empleo. Para ellos son primordiales aspectos como la flexibilidad o ser una empresa tecnológicamente atractiva”, comentó Javier Blanco, director corporativo de Recursos Humanos de Grupo Antolin.

Por otro lado, Román Espino ha incidido en que “nuestro trabajo nos obliga a una constante, frénetica, innovación. Y en materia de formación, consideramos que el tema de la transformación digital va más de personas. Podemos tener plataformas extraordinarias, pero si no tenemos a alguien que sepa manejarlas, es como si no las tuviéramos”.