Javier Diz Casal Coordinador de Psicología
Mar, 30/03/2021 - 10:00

Jung, dibujo del filósofo.Carl Gustav Jung, dibujo del filósofo.

La contribución de Jung al estudio de la Psicología quizá sea una de las más relevantes en la historia de esta relativamente joven y cambiante ciencia que habitualmente reniega de sus orígenes situándose en una postura prácticamente de autosurgimiento de la nada e ilusoria. Jung siempre fue un célebre defensor de la relación funcional entre la psique y los elementos por ella (o en ella) producidos. Así que, en realidad, ha sido uno de los autores que de una manera más orgánica y holista se han dedicado al estudio de la Psicología de forma integral y atendiendo a los fenómenos que nos impactan en relación al sustrato sociocultural en el que se producen.

La creación investigativa y literaria de Jung en términos de estudio e investigación han abarcado muy diversas áreas como la Psicología, la Antropología, la Filosofía, los estudios comparados sobre religiones y mitos, el estudio de figuras históricas de gran importancia en términos de comprensión de la evolución del conocimiento que nos guía en la actualidad como su obra sobre la figura de Paracelso. Además, ha realizado excelentes contribuciones en términos sociológicos, artísticos y sobre construcciones epistemológicas no occidentales como puede ser la fabulosa interpretación y traducción del ‘Libro de las mutaciones’ o 'I Ching', obra que prologa y proyecto conjuntamente trabajado con el alemán Richard Wilhelm misionero y experto en culturas orientales. También resulta interesante su trabajo en términos de mitología y estudio comparado sobre religiones como he indicado ya.

Hoy en día, muchas personas que se dedican al antiguo estudio del alma humana (la psique) han cedido a la presión de desterrar del mundo de las investigaciones psicológicas al inconsciente, precisamente por ser, en parte necesario para este acercamiento, procedimientos que se alejan con mucho de la lógica distributiva de lo estadístico y se centran en el sentido y en los actos de autoconciencia que es la introspección definida como una técnica de investigación que se basa en la autoobservación experimental en términos wundtianos. Así Jung se puede tomar como el autor más representativo y fundador de la Psicología Profunda (1) que tanto impacto ha tenido en autores como Pierre Janet o William James, pero también en otros como Gaston Bachelard, Hermann Hesse o Mircea Eliade, poniendo en valor profundamente el papel de la Psicología Dinámica, la importancia de Jung es crucial, no en vano es el responsable de la teoría del inconsciente colectivo tan cercana a la teoría del Imaginario social de Castoriadis.

Jung fue uno de los miembros más destacados del Círculo Eranos y eje inspirador que conformaba la tríada más fundadora del grupo junto a Rudolf Otto y a Olga Fröbe-Kapteyn. Sin lugar a dudas, lo que ha caracterizado los trabajos de Jung ha sido la potencia transdisciplinar y transcultural de que dota a sus textos. Jung viajó por muchos países interesándose por las relaciones del existir psíquico con el resto de fenómenos que impactan la consciencia y el inconsciente. Así, con esta pupila tan especial y alejada de los reduccionismos de la época (casi como si de un nefelomante se tratase, podemos decir, que hasta ha sido un visionario al superar muchos de los reduccionismos académicos, que no científicos, que en la actualidad nos subyugan), representación de esto que indico son algunas de sus obras como por ejemplo 'El secreto de la Flor de Oro'.

Jung se ha interesado por ritos y ceremonias allá en donde el existir psicosociocultural humano se expresaba de maneras idiosincráticas en relación a los arquetipos que asistiesen a tal o cual sociedad haciendo del estudio de la cosmogonía un ineludible en términos de epistemología integral. Este interés de la obra de Jung es múltiple y casi inabarcable y un referente indiscutible para cualquier persona que se dedique al estudio de las ciencias sociales y Humanas. A él se le atribuye la siguiente frase: 'Gracias a Dios, soy Jung; no un junguiano' lo que viene a referir que Jung no era demasiado partidario del influjo de las escuelas y de su poder (necesidad) para compartimentar el conocimiento dividiéndolo en unidades mínimas que, en última instancia no poseen el mismo peso de una manera separada que de una manera integral. Así de hecho, no faltan personas académicas que se han empeñado en clasificar lo inclasificable acusando a Jung de adscribirse al neolamarckismo, afirmación que el propio Jung desechó negándola abiertamente. 

Así Jung, ha mantenido un constante interés por integrar las realidades humanas que iba conociendo, tan culturales y representativas de la relación de todas las personas con la unidad psíquica humana.

Cosmos y hombre obedecen a leyes comunes; que el hombre es un cosmos en pequeño, no separado del gran cosmos. Las mismas leyes rigen en el uno y el otro, y partiendo de un estado se revela el acceso al otro. Psique y cosmos se comportan como mundo interior y mundo exterior. (C.G.Jung-R.Wilhelm, El Secreto de la Flor de Oro)

Así la obra de Jung nos vale, entre otras muchas cosas, para deslocalizar nuestra manera de acceder a la realidad y, al menos, para 'soltarse' haciendo que resulte más sencillamente ostensible la comprensión de que la realidad es plural, diversa y casi enteramente perspectivista.

Jung, dibujo del filósofo

(1) En alemán: Tiefenpsychologie, término acuñado por el eugenista y psiquiatra Eugen Bleuler.

Añadir nuevo comentario