Mercedes Briones Urbano Tutora de TFG del Grado en Nutrición Humana y Dietética
Vie, 18/06/2021 - 08:27

Gastronomia sostenible

Serie: 'La vitamina inquieta' (V).

Cada 18 de Junio se celebra el Día de la Gastronomía Sostenible con objetivo de fomentar una forma de producir alimentos, prepararlos y consumirlos de una forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Actualmente, en el ámbito de la gastronomía se genera una gran cantidad de residuos y desperdicios de alimentos que genera un gran impacto medioambiental. Según la FAO, se desperdicia una tercera parte de los alimentos producidos. Por otro lado, muchas veces desconocemos el origen de los alimentos que consumimos, no es raro que esos ingredientes que componen nuestros platos hayan realizado miles de kilómetros antes de llegar a nuestros platos.

La gastronomía sostenible es sinónimo de una cocina que tiene en cuenta el origen de sus ingredientes, cómo, dónde y quien los cultiva, desde su origen hasta que llegan a nuestros platos. Debemos fomentar el consumo de alimentos de proximidad, mayoritariamente aquellos de origen vegetal producto de la agricultura ecológica y local y así respetar la biodiversidad de nuestro planeta preservándolo y cuidando el medio ambiente.

A partir de esta iniciativa de la ONU se pretende crear conciencia para adquirir nuevos hábitos alimenticios que no solo tengan efectos beneficiosos sobre nuestro organismo, sino que también contribuyan al bienestar de nuestro planeta, haciéndolo más sostenible

¿Cómo puedes ayudar a la gastronomía sostenible desde casa?

Hay muchas pequeñas cosas que se pueden hacer para contribuir a una gastronomía sostenible y respetar el medioambiente.

  1. Compra local y de temporada. Es una forma de apoyar el desarrollo económico de la zona en la que resides, generando riqueza, lo que permite que el sistema local se mantenga. Para ello, hay que mirar la etiqueta del producto para conocer su procedencia, mientras que para conocer exactamente qué productos están de temporada se pueden consultar en webs así.
  2. Planificar los menús. Tener un menú diseñado con anterioridad ayuda a organizar lo que se va a comprar y a consumir durante un periodo de tiempo. Además, conocer el número de personas que van a comer en casa ayuda a preparar solo los alimentos necesarios.
  3. Reducir el desperdicio de alimentos. Comprar atendiendo a las fechas de caducidad, sabiendo lo que ya se tiene en casa. Incluso congelar alimentos para consumirlos más adelante es otra técnica efectiva para evitar tirar alimentos a la basura.
  4. Ahorro de agua. El agua es un recurso limitado y muy importante. Es esencial no malgastarlo (cuando se friega o se cocina) e incluso no contaminarlo, por ejemplo, tirando aceite usado en la cocina.
  5. Reciclar y generar menos plásticos. Elegir alimentos cuyo embalaje no contiene plástico o reciclar adecuadamente deben ser actos a incluir en nuestra rutina y dar ejemplo a nuestros familiares y amigos.
  6. Apuesta por productos ecológicos. Un producto solo puede llevar el logotipo ecológico de la UE si contiene al menos un 95% de ingredientes ecológicos y si el 5% restante cumple unas condiciones estrictas, entre las que destaca que el mismo ingrediente no puede estar presente en forma ecológica y en forma no ecológica.

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2792-1824

Burgos, España

Añadir nuevo comentario