José Daniel Jiménez García Profesor de CAFD
Vie, 14/05/2021 - 10:50

dos fichas unidas de un puzle con las palabras cognitivo y

Metáfora de la importancia de unir lo cognitivo con la terapia.

Serie: In corpore sano (IV)

En una población que envejece cada vez más, el número de personas mayores de 65 años está aumentando. El envejecimiento se asocia generalmente con un deterioro neuromuscular, trastornos de la marcha y del equilibrio, pérdida de movilidad y, en consecuencia, un aumento de la tasa de caídas y fracturas.

Las caídas son una causa importante de morbilidad y mortalidad entre los adultos mayores. Además, se ha identificado que los adultos mayores con trastornos neurocognitivos tienen un alto riesgo de sufrir caídas. No obstante, la relación entre la tasa de caídas y los trastornos neurocognitivos ha sido poco estudiado.

Con toda esta información previa, quisimos averiguar qué posibilidad existía en asociar la posibilidad de caerse en personas mayores con la posibilidad de sufrir problemas cognitivos y viceversa en personas mayores.

Un total de 81 personas mayores en riesgo de deterioro cognitivo leve (rango de 65 a 75 años; 68,94 ± 3,01 años, 38 mujeres) fueron participantes para conocer dicha asociación.

Se concluyó que las personas que estaban en situación de riesgo de caídas tenían 5 veces más posibilidad de sufrir problemas cognitivos y de manera viceversa se concluyó que las personas mayores categorizadas con deterioro cognitivo leve tenían 6 veces más posibilidades de sufrir caídas.

Con toda esta información, el objetivo que se plantea a largo plazo en personas mayores es trabajar de manera multidisciplinar, específicamente que los programas de entrenamientos físico incluyan cada vez en mayor medidas tareas duales cognitivas y así conseguir además de mejorar la condición física, estado de salud y fragilidad, entre otros elementos importantes en personas mayores. Conseguir una mejora a nivel cognitivo, no llegando a prevenir problemas cognitivos, pero sí consiguiendo que estos estadios previos al Alzhéimer sean lo más duraderos posibles y sobre todo lo más controlables para seguir teniendo una buena salud tan física como mental en esta población tan importante para nosotros: LOS MAYORES.

Añadir nuevo comentario