Sandra Lado Departamento de Comunicación. Universidad Isabel I
Lun, 12/04/2021 - 12:30

Psicología. Sesión de una psicóloga con una pareja que se da la mano.
Si te estás preguntando si ¿estudiar psicología tiene futuro? Aquí te lo contamos, porque se trata de una de las carreras con mayor proyección. La psicología es la disciplina académica que estudia el análisis de la conducta humana y los procesos de la mente en determinados momentos y situaciones, vinculados a los procesos cognitivos y sociales. Ejemplos de estudios en psicología son el amor, la personalidad, la conciencia, el aprendizaje, las relaciones interpersonales… El ritmo de vida que tenemos hoy en día hace que cada vez sean más necesarios los psicólogos porque el impacto de la tecnología, el estrés, los cambios o la hipocondría digital pueden llegar a influir tanto en nuestro entorno que sea necesaria, cada vez más, contar con un mayor número de profesionales de la psicología. Estudiar el grado en psicología es una buena carrera para el futuro.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación, más conocidas como TIC tienen cada vez más peso en la vida de las personas, porque afectan, cada vez más, a muchas de las tareas cotidianas y a cómo nos relacionamos y comunicamos con los demás. Los smartphones y las redes sociales han llegado a crear mundos con realidades paralelas en las que algunas personas se aíslan del resto de su entorno social y esta circunstancia puede causar depresión y ansiedad.

Estudiar Psicología tiene futuro porque cada vez es mayor la preocupación de algunas personas por agradar, por el qué dirán, y las tecnologías sirven de ‘filtro’ o ‘pantalla’ para realizar retoques de las imágenes que se suben a las redes sociales con Photoshop, que muestran una imagen irreal de la persona. Un buen número de personas se obsesionan con la imagen que transmiten en sus redes sociales. Se puede llegar a producir lo que se conoce como Trastorno Dismórfico Corporal con trastornos alimenticios, estrés, ansiedad o depresión, y eso sin entrar en asuntos más serios como el grooming o el ciberbulling. El fenómeno selfie es un claro ejemplo de lo que hablamos, pero también lo es el Síndrome FOMO (fear of missing out) o temor a perderse algo de lo que ocurre en las redes sociales.

Entonces, te preguntarás ¿cuál es el futuro de la psicología? Si atendemos a la dependencia que cada día las personas tienen de las nuevas tecnologías, se podría decir que todas aquellas patologías relacionadas con el estrés o las personas que no se adaptan a los cambios son algunos de los principales pacientes que en un futuro tendrán los psicólogos. Así, dentro de la vorágine de esta vida acelerada, donde un sueldo no es suficiente para mantener un hogar, muchos psicólogos hablan ya de tratar a pacientes con el Síndrome de Burnout (el síndrome del quemado) o estrés crónico.

Otro de los grandes desconocidos que verá la luz en un futuro próximo es todo el abanico de enfermedades mentales relacionadas con el uso de las TIC, de las nuevas tecnologías, relacionadas con lo que ya se llama tecnoestrés. Ante eso, y siguiendo con las actividades relacionadas con las nuevas tecnologías, se ha puesto de moda la hipocondría digital, ya que el ‘doctor Google’ permite conocer, en cualquier momento y circunstancia los síntomas para autodiagnosticarse. Algunas personas se obsesionan con buscar enfermedades online en sitios que no suelen ser seguros o confiables y que pueden llevar a la automedicación, lo que puede, llevar a agravar o enmascarar otros síntomas que debe tratar un profesional de la psicología.

Estudiar psicología tiene futuro

Después de estudiar un Grado en Psicología, algunas de las opciones que se encuentran en el futuro laboral de los egresados son: 
1.       Psicología clínica: como la salida laboral más evidente.
2.       Psicoterapia: relacionada con los problemas emocionales o las relaciones interpersonales.
3.       Psicología comunitaria o social: que se vincula con algunos problemas sociales como adicciones, violencia de género…
4.       Psicología laboral u organizacional: que permite trabajar en el departamento de recursos humanos de una empresa o en el de marketing e investigación.
5.       Psicología educativa: vinculada al trabajo en centros de enseñanza y a cómo aprenden las personas.
6.       Psicología deportiva: relacionada con la motivación y la preparación de los deportistas.
7.       Neuropsicología: especializada en el estudio de los procesos mentales y el funcionamiento del cerebro.
8.     Sexología: que se centra en los problemas psicológicos que afectan a la conducta afectiva o sexual de las personas.

Algunas de estas especialidades se pueden vincular con las nuevas tecnologías ya que tienen todas ellas una versión online, además de la tradicional offline. Por tanto, se puede decir, sin temor a equivocarnos, que el futuro de la psicología, si se atiende a todas las patologías anteriores, es necesario para evitar grandes riesgos para la salud.

 

Añadir nuevo comentario