Rodrigo Cubillo León Docente de la Universidad Isabel I
Lun, 02/08/2021 - 15:24

Serie: 'In corpore sano' (X)

Los Juegos Olímpicos de la antigua Grecia surgieron en el marco de una época donde las guerras entre las distintas polis era una constante. Su celebración en Olimpia suponía una búsqueda de paz dentro de dicha guerra fratricida, sustentada en los valores de la perfección, la belleza, la nobleza, la democracia y el juego limpio. Todos competían en igualdad de oportunidades, sin importar el origen o la clase, prueba de ello es que el primero en inscribir su nombre en el palmarés olímpico fue un cocinero. Todos competían por la gloria, ya que los premios no eran materiales, tan solo una corona de olivo y el honor (Sesé, 2008).

Pero desde ese inicio deportivo puro y utópico, la contaminaciones ideológicas y políticas se han ido extendiendo por el entramado estructural del deporte como si de un cáncer se tratara. El deporte ha sido utilizado como herramienta política desde el origen de los tiempos, siendo esculpido y moldeado por todos los sistemas políticos en función de sus intereses (Olivera, 2006). La politización del deporte está en los orígenes de este, siendo utilizado por los gobiernos como medio propagandísticos de ideologías, dándose en los contenidos de los medios de comunicación distintas contaminaciones políticas (Gómez, 2013).

Dentro de la máxima expresión del deporte por antonomasia, los Juegos Olímpicos (JJ.OO.), podemos encontrar algunas muestras de estos intereses bajo la sombra. Uno de los ejemplos más claros fueron los JJ.OO. de la Alemania nazi en 1936, donde el régimen trato de vender al mundo la imagen de una Alemania pacífica y tolerante, algo que estaba lejos de la realidad. Por suerte, un joven atleta llamado James Cleveland Owens, más conocido como Jesse Owens, destrozó el discurso supremacista ario con la consecución de cuatro medallas de oro.

En el imaginario colectivo, Jesse será siempre recordado como uno de los máximos exponentes o símbolos en la lucha contra el racismo, pero como Ewanjé-Epée (2016) recogió en su libro, nunca fue capaz de asimilar y aprovecharse de esa imagen.

Toda esa bonita y heroica imagen como figura histórica, se desvaneció pronto. Su vuelta a EE.UU. no fue para nada lo que cabría esperar. Como el mismo comentó, ni siquiera podía viajar en la parte de delante de los autobuses, zona reservada a los blancos. Además, se le explotó en carreras por distintos países, para finalmente acabar realizando carreras de “circo”, como la efectuada en La Habana, Cuba, contra un caballo. A esto le siguieron carreras contra otros animales, motos, locomotoras y una larga serie de sin sentidos.


Jesse Owens antes de la carrera contra un caballo en La Habana, Cuba, en diciembre de 1936.

Hay cierta confusión en cuanto a lo sucedido con Hitler y Owens. La historia más extendida cuenta que el Führer abandonó el estadio enfurecido para no tener que saludar a Jesse, pero Owens aseguro en una entrevista a The Pittsburgh Press que Adolf sí que llegó a saludarlo. Lo que sí sabemos con total certeza es que Franklin Delano Roosevelt, el presidente de su propio país, jamás lo recibió en la casa blanca, jamás estrecho su mano y jamás lo felicito. No podía permitirse el lujo de perder votos de la población sureña, la cual era manifiestamente racista.

Jesse tardo en encontrar una forma de vida digna, lo cual consiguió con la fundación de su empresa, en la que se dedicó a realizar discursos de motivación. Finalmente murió en 1980 de cáncer de pulmón, seguramente debido a su gran adicción por el tabaco.

La vida de Owens fue sin duda mucho más profunda y compleja que las puntuales anécdotas que históricamente serán recordadas. Si queréis conocer más a cerca de su historia, podéis visionar el documental  sobre su persona.

Referencias:

Ewanjé-Epée, M. (2016) Jesse: La fabuleuse histoire de Jesse Owens. Jacques-Marie Laffont.

Gómez, J. (2013). La politización del deporte en los medios escritos especializados. Razón y Palabra, (84), 602-617. Recuperado de http://revistarazonypalabra.com/index.php/ryp/article/view/440/472

Hidalgo, M. (12 de octubre 2016) Jesse Owens / Documental [Vídeo]. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=_rFpC7E84mA

Iconic (17 de agosto de 2011). Jesse Owens vs a horse [Vídeo]. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=IlfCLnxtew8&t=29s

Olivera, J. (2006). Hacia una nueva comprensión del deporte. Factores endógenos y exógenos. Apunts. Educación física y deportes, 4(86), 3-6. Recuperado de https://www.raco.cat/index.php/ApuntsEFD/article/download/300864/390309/

Olympics (17 de agosto 2017). Jesse Owens´ Historic Wins at the Berlin 1936 Olympics / Throwback Thursday [Vídeo]. YouTube.  https://www.youtube.com/watch?v=N0ouprKFnl4

Sesé, J. M. (2008). Los juegos olímpicos de la antigüedad. Cultura, Ciencia y Deporte3(9), 201-211. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/1630/163017542008.pdf

 

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2697-1992.

Burgos, España

Añadir nuevo comentario