Víctor Martínez Martínez Director del Grado en Ingeniería Informática
Mar, 05/04/2022 - 14:00

El internet de las cosas

El Internet de las Cosas (IoT).

Serie: 'Conectados' (XXIX)

En los últimos tiempos, el concepto del Internet de las cosas o IoT (Internet of Things) está cada vez más en boga en el mundo hiperconectado en el que vivimos. Sin embargo, ¿sabemos el origen y los antecedentes del IoT?

La sensórica, y el afán de medir para poder entender y estudiar el mundo en el que vivimos, se puede considerar como la motivación por la que surgió el IoT. Originalmente, los elementos de medida eran dispositivos basados en diferentes tecnologías que permitían cuantificar una magnitud de interés: así, una veleta permite medir la dirección del viento y con un termómetro basado en un tubo de vidrio con mercurio u otro líquido dentro se podía determinar la temperatura.

termómetroveleta retocada

Ejemplo de (a) termómetro y de (b) veleta para la medida de variables meteorológicas de forma analógica.

Hasta hace menos de un siglo, ésta fue la tendencia general de la sensórica, pero con la llegada de la electrónica y la computación todo cambió: se comenzó a investigar cómo transformar la medida en una señal eléctrica que pudiera manejar un sistema con capacidad de procesado. El objetivo de este cambio era poder sacar más partido de esa medida, almacenándola en una memoria, mejorando su visualización o realizando cálculos sobre la misma. Así, la primera aproximación de la sensórica a la computación fue mediante cable, conectando los sensores a un ordenador o dispositivo central que manejase sus datos. Sin embargo, pronto surgieron aplicaciones en las que una conexión física entre el sensor y el ordenador o servidor que lo manejaba ocasionaba problemas o desventajas, los cuales se solventaron gracias a dos avances relacionados entre sí:

  1. Avances en la electrónica, que permitieron la creación de dispositivos de escaso tamaño y consumo capaces de comunicarse con el sensor, lo que permitía disponer del sensor y la electrónica asociada en la localización en el que se quiere realizar la medida, eliminando algunos problemas.
  2. Avances en las telecomunicaciones, que permitieron sustituir el cable por una comunicación inalámbrica que permita conectar un sensor con un servidor sin un elemento físico que vaya de uno a otro.

anemómetroestación meteorológica

Estación meteorológica para la medida de variables ambientales (velocidad y dirección de viento, temperatura y humedad ambiente, etc.) y pantalla para la visualización de información asociada.

En este punto surgen las redes de sensores inalámbricas, conocidas por sus siglas en inglés WSN (Wireless Sensor Network) [3]. Estas redes gestionan un grupo de sensores, que pueden ser iguales o diferentes, y se encargan de controlar la manera en que se comunican y gestionan dichos sensores, lo que redunda en facilitar el trabajo de manejar todos esos dispositivos y su información asociada. Y éstas WSN son lo que se considera el germen del IoT, en el que los avances tecnológicos (mejora de conexión, aumento de capacidad de procesado en la electrónica, reducción de consumo) han permitido pasar de que las redes de sensores se creen ad-hoc para una aplicación concreta, dentro de campos específicos como la industria o la investigación, a que existan sensores adquiriendo datos y conectados a la Internet en el día a día de casi cualquier persona, con el smartphone como punta de lanza combinando los sensores de los que dispone (cámaras, micrófonos, GPS, acelerómetros, giróscopos, sensores de temperatura, etc.) y las posibilidades de conexión (red móvil, WiFi, bluetooth…) y de proporcionarnos información, a través de la cámara o el altavoz principalmente.

internet de las cosas

grafica

Evolución del número de dispositivos conectados a lo largo de los años, en los que se ve el crecimiento de los dispositivos IoT (en rojo) frente al estancamiento de los dispositivos no-IoT (en blanco).

Y esta es una tendencia que no para de crecer, con previsión de que el número de dispositivos siga aumentando durante los próximos años de forma progresiva, por lo que cada vez dispondremos de más sensores, más información y más aplicaciones disponibles en nuestro día a día.

Referencias

[1]    S. Bennett, A history of control engineering, 1930-1955, London: Peter Peregrinus Ltd.

[2]    J. J. O'Connor & E. F. Robertson, History of measurement, MacTutor History of Mathematics archive, University of St Andrews, 2004.

[3]    N. J. Bulusu & S. Jha, Wireless sensor networks. Artech House Mems and Sensors, 2005.

[4]    K. L. Lueth, State of the IoT 2020: 12 billion IoT connections, surpassing non-IoT for the first time, IoT Analytics, (accedido 7 de febrero de 2022).

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2792-1794

Burgos, España

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.