Javier González García Profesor del Máster en Neurociencia y Educación
Vie, 05/11/2021 - 09:00

pensamiento creativo

Serie:'Neurociencia Educativa' (XX)

El pensamiento creativo en la ciencia, así como en otros dominios como las matemáticas, la música o la danza, requiere la capacidad de manipular las representaciones mentales con flexibilidad. Muchas personas creativas declaran «ver» la solución de un problema a través de una imagen: los pintores ensayan ideas en su mente, lo mismo que actores y bailarines lo hacen a través de esquemas de acciones físicas y los escritores visualizan escenas y tramas antes de ponerse a escribir.

Los científicos cognitivos plantean la hipótesis de que la capacidad de imaginar crea imágenes mentales y nuevas ideas creativas, como el resultado de algo llamado espacio de trabajo mental, una red neuronal que coordina la actividad en múltiples regiones del cerebro. Se pueden aprender cosas nuevas, pensar en nuevos conceptos, ver las cosas desde diferentes perspectivas; mucho de esto tiene que ver con un espacio mental muy rico, una especie de patio de recreo mental

¿Cómo funciona este espacio de trabajo mental?

La investigación reciente en neurociencia se ha centrado en las representaciones mentales en lugar de las operaciones, como hacían los estudios conductuales sobre la rotación mental, mostrando que los contenidos de la percepción visual, las imágenes visuales e incluso los sueños se pueden descodificar en la corteza visual (Harrison y Tong, 2009). Estos resultados sugieren que las mismas regiones que median las representaciones en la percepción sensorial también estén involucradas en las imágenes mentales. Diversos estudios han encontrado un aumento de la actividad en las regiones frontal y parietal asociada con habilidades cognitivas de alto nivel que incluyen rotación mental, razonamiento analógico (Green et al., 2012), memoria de trabajo (Salazar et al., 2012) e inteligencia fluida o cristalizada (Jung, 2007). Estos hallazgos sugieren que una red frontoparietal puede formar el núcleo del espacio de trabajo mental. Un estudio reciente ofrece una imagen más completa de este espacio de trabajo mental:

Mira las formas durante unos segundos (Figura 1).

entrada 10

Formas en un espacio de trabajo mental.

Luego cierra los ojos y prueba a imaginar cómo se ven. Intenta tomar la imagen mental de una de estas formas y rómpela en pedazos en tu mente, o combínala con otra forma para hacer algo nuevo.

Schlegel et al., (2013) pidieron a quince participantes que miraran estas imágenes de formas abstractas, y luego recordaran las formas en su imaginación mientras se sometían a una exploración por resonancia magnética funcional.

Parece ser que más que una sola área responsable de imaginar o manipular, son varias las áreas que tienen que funcionar en concierto. La corteza prefrontal dorsolateral y la parietal posterior, juntas actuarían como un sistema ejecutivo que recluta otras regiones del cerebro y guía el comportamiento (Horner, 2016). Completan el «área de trabajo» la corteza occipital, implicada en la visión y en las experiencias visuales, y el precúneo posterior, que conecta las tres áreas anteriores y actuaría como un nodo logístico que permite el procesamiento de la información de forma consciente (Schlegel et al., 2016). Además, parece ser que intervienen el cerebelo en la atención y el tálamo jugando un papel importante en la consciencia.

Referencias bibliográficas:

Harrison, S.A. y Tong, F. (2009) Decoding reveals the contents of visual working memory in early visual areas. Nature, 458(7238), 632-635.

Green, A.E., Kraemer, D.J.M., Fugelsang, J.A., Gray, J.R. y Dunbar, K.N. (2012). Neural correlates of creativity in analogical reasoning. Journal of Experimental Psychology: Learning, Memory and Cognition, 38(2), 264-272.

Salazar, R.F., Dotson, N.M., Bressler, S.L. y Gray, C.M. (2012) Content-specific fronto-parietal synchronization during visual working memory. Science, 338(6110), 1097-1100.

Jung R.E, Haier RJ (2007) The Parieto-Frontal Integration Theory (P-FIT) of intelligence:Converging neuroimaging evidence. Behavioral and Brain Sciences, 30(2),135–154, discussion154-187.

Horner, A. J. (2016). Grid-like Processing of Imagined Navigation. Current Biology, 26(6), 841-847.

Schlegel, A., Kohler, P. J., Fogelson, S. V., Alexander, P., Konuthula, D. y Tse, P. U. (2013). Network structure and dynamics of the mental workspace. Proceedings of the National Academy of Sciences, 110(40), 16277-16282.

Schlegel, A., Alexander P. y Tse, P. (2016) Information processing in the mental workspace is fundamentally distributed. Journal of Cognitive Neuroscience 28(2), 295-307.

 

Editor: Universidad Isabel I.

ISSN 2697-0481

Burgos, España.

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.