Desde la Universidad Isabel I hemos creado un listado de películas de análisis psicológico con la ayuda de nuestro Director del Grado en Psicología: 

1. El Silencio de los Corderos

El FBI busca a "Buffalo Bill", un asesino en serie que mata a sus víctimas, todas adolescentes, después de prepararlas minuciosamente y arrancarles la piel. Para poder atraparlo recurren a Clarice Starling, una brillante licenciada universitaria, experta en conductas psicópatas, que aspira a formar parte del FBI. Siguiendo las instrucciones de su jefe, Jack Crawford, Clarice visita la cárcel de alta seguridad donde el gobierno mantiene encerrado a Hannibal Lecter, antiguo psicoanalista y asesino, dotado de una inteligencia superior a la normal. Su misión será intentar sacarle información sobre los patrones de conducta del asesino que están buscando. 

2. Una Mente Maravillosa

Obsesionado con la búsqueda de una idea matemática original, el brillante estudiante John Forbes Nash (Russell Crowe) llega a Princeton en 1947 para realizar sus estudios de postgrado. Es un muchacho extraño y solitario, al que sólo comprende su compañero de cuarto (Paul Bettany). Por fin, Nash esboza una revolucionaria teoría y consigue una plaza de profesor en el MIT. Alicia Lardé (Jennifer Connelly), una de sus alumnas, lo deja fascinado al mostrarle que las leyes del amor están por encima de las de las matemáticas. Gracias a su prodigiosa habilidad para descifrar códigos es reclutado por Parcher William (Ed Harris), del departamento de Defensa, para ayudar a los Estados Unidos en la Guerra Fría contra la Unión Soviética.

3. Rain Man

Charlie Babbitt (Tom Cruise) está ocupado trabajando en su próximo contrato cuando recibe una mala noticia: su padre, del cual ha estado muy distanciado en los últimos años, ha fallecido. Después de viajar a Los Ángeles para asistir al funeral, Charlie está molesto porque ha descubierto que no va a recibir nada de la herencia de su padre que tanto ansiaba. En cambio, se entera que su padre les ha dejado ese dinero a los cuidadores de su hermano autista, Raymond (Dustin Hoffman), al que no conoce ya que siempre ha tenido que vivir en una institución especial. Una vez que se le pasa el shock de la existencia de un hermano del que parece no tener ningún recuerdo, Charlie secuestra a Raymond en un intento de obtener un poco de la herencia. 

4. 12 Hombres sin piedad

Los doce integrantes de un jurado deben decidir sobre la inocencia o culpabilidad de un joven acusado de matar a su padre. En caso de que le consideren autor del asesinato, la sentencia conllevará la pena de muerte. El veredicto debe ser unánime. Con esta premisa inicial comienzan las deliberaciones del jurado, que parecen encaminadas hacia un fallo de culpabilidad. Sin embargo, uno de los miembros del jurado cree que el acusado es inocente, provocando que no se llegue a un acuerdo. El grupo decide volver a revisar el caso. Debaten las declaraciones y las pruebas presentadas y sacan nuevas conclusiones. En sus argumentaciones, estos doce hombres revelan sus personalidades, peripecias vitales y los prejuicios que les llevan a sostener sus distintos puntos de vista. La responsabilidad que tienen entre manos, la vida de una persona, se deja notar en el peso de la decisión final.

5. La Naranja Mecánica

Gran Bretaña, en un futuro indeterminado. Alex (Malcolm McDowell) es un joven muy agresivo que tiene dos pasiones: la violencia desaforada y Beethoven. Es el jefe de la banda de los drugos, que dan rienda suelta a sus instintos más salvajes apaleando, violando y aterrorizando a la población. Cuando esa escalada de terror llega hasta el asesinato, Alex es detenido y, en prisión, se someterá voluntariamente a una innovadora experiencia de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial. 

6. Mejor...imposible

Melvin Udall (Jack Nicholson), un escritor obsesivo y maniático, es uno de los seres más desagradables y desagradecidos que uno pueda tener como vecino en Nueva York. Es un hombre que sufre de un desorden obsesivo-compulsivo. Entre sus rutinas está la de comer todos los días en una cafetería, donde le sirve Carol Connelly (Helen Hunt), una camarera y madre soltera. Por su parte Simon Nye (Greg Kinnear), un artista gay, vive en el mismo edificio que Melvin, y sufre constantemente su homofobia. De repente, un buen día, Melvin tiene que hacerse cargo de un pequeño perro aunque detesta los animales. La presencia en su vida del animal ablandará su corazón. 

7. 50 primeras citas

Henry Roth (Adam Sandler) es un biólogo marino de Hawaii que se pasa la vida inventando excusas para no comprometerse con las numerosas chicas con las que sale. Sin embargo, cuando conoce a la chica de sus sueños, la encantadora Lucy Whitmore (Drew Barrymore), surge un extraño problema en la relación: cuando Lucy se levanta por las mañanas no recuerda absolutamente nada de lo ocurrido el día anterior, de modo que Henry no tendrá más remedio que reconquistarla cada día.

8. El club de la lucha

David Fincher ("Alien 3", "Seven") continúa su escalada al olimpo de los directores de culto, con su personal, atractivo y moderno estilo, entregando una polémica y violenta cinta sobre tipos desilusionados y luchadores ilegales; un nihilista canto al inconformismo que hizo furor entre los más jóvenes al tiempo que su original guión (de peligroso mensaje) era denostado por la crítica. Jabón y dinamita aparte, "El club de la lucha" es un film clave en el cine americano de final de siglo, acusado de efectista cuando precisamente ése es su propósito (quizá su único propósito), que contó con legión de seguidores y excelentes resultados de taquilla. Adultos con prejuicios satanizadores de la violencia tipo Tarantino, abstenerse. 

9. Te doy mis ojos

Una noche de invierno, Pilar sale huyendo de su casa. Lleva consigo apenas cuatro cosas y a su hijo Juan. Escapa de Antonio, un marido que la maltrata y con el que lleva 9 años casada. Antonio no tarda en ir a buscarla. Pilar es su sol, dice, y además, “le ha dado sus ojos”.

10. Requiem por un sueño

Harry (Jared Leto) y su madre (Ellen Burstyn) tienen sueños muy distintos: ella está permanentemente a dieta esperando el día en que pueda participar en su concurso televisivo preferido; la ambición de Harry y su novia Marion (Jennifer Connelly) es hacerse ricos vendiendo droga y utilizar las ganancias para abrir un negocio propio, pero nunca tienen el dinero suficiente para ello. A pesar de todo, Harry y Marion no se resignan y harán lo inimaginable para conseguir la vida que anhelan.