Sandra Lado Departamento de Comunicación. Universidad Isabel I
Mar, 30/03/2021 - 12:29

Imagen de alguien con una tablet y la palabra ciberseguridad en un holograma

 
La ciberseguridad en España se ha convertido una de las principales preocupaciones de empresas y usuarios de internet. Las principales amenazas del ciberespacio provienen de la evolución y los avances de la piratería informática, de los denominados malwares. El desarrollo de la inteligencia artificial, con tecnologías como el machine learning o el Deep learning marcan tendencia en ciberseguridad este 2021. La inteligencia artificial será el método para registrar y analizar enormes bases de datos para predecir las amenazas que presenten los ataques cibernéticos.

Las leyes regulan aspectos de ciberseguridad en muchos ámbitos. La normativa de ciberseguridad en España aborda las telecomunicaciones, los servicios de los operadores, las relaciones comerciales entre empresas y las relaciones con las administraciones. También protegen a los usuarios en las redes regulando la privacidad de las personas, los derechos de los consumidores en el comercio electrónico, la firma electrónica, la identidad digital o la propiedad intelectual.

Las 5 tendencias en ciberseguridad en 2021


1.- Ante los ataques informáticos, seguridad y formación. Uno de los principales temores de las empresas son los malware de rescate o ransomware, un tipo de malware que impide a los usuarios acceder a su sistema o a sus archivos personales y exigen un pago de rescate para acceder de nuevo a ellos. Los creadores de este virus piden hoy en día el pago mediante criptomonedas o tarjetas de crédito. El ordenador se puede infectar de varias formas, aunque uno de los más habituales es con un spam malicioso o malspam, que envía mensajes no solicitados al correo electrónico y utiliza la ingeniería social para engañar a la gente con el fin de que se abran los archivos adjuntos o se haga clic en vínculos que parecen legítimos, porque aparentan proceder de un amigo.

Por su parte, un backdoors, accede a los datos del usuario, graba a través de la cámara, llegando a sabotear las infraestructuras críticas. Ante estas amenazas, el panorama actual de la ciberseguridad en España requiere afrontar estos ataques mediante la formación con un Máster en Ciberseguridad.

2.-Aumento de seguridad en la nube y los equipos remotos. Las conexiones web han aumentado y los datos cifrados de extremo a extremo impiden que terceros puedan espiar el tráfico en tránsito. Según un estudio del Centro Criptológico Nacional, solo el 14% de las empresas actualiza sus contraseñas con regularidad, y únicamente el 21% hace regularmente copias de seguridad de sus archivos o actualiza los sistemas operativos de sus dispositivos. Además, solo el 36% de las pymes establece protocolos básicos de seguridad, en un 75% las empresas en España consideran la ciberseguridad algo importante, aunque sólo 1 de cada 4 empresas tiene un antivirus de pago en sus dispositivos.

En este sentido, el teletrabajo ha propiciado una aceleración en la encriptación de los datos en las empresas, especialmente para los trabajadores con equipos remotos. Así, los ciberataques dirigidos contra la nube y aquellos fuera de los entornos protegidos de la empresa son algunos de los más vulnerables en estos meses de pandemia. Esta tendencia en ciberseguridad se afronta como uno de los trabajos de mayor incidencia para este 2021.

3.-Autentificación en dos pasos o biometría. Los troyanos bancarios, que suplantan la identidad del usuario para hacer transferencias a otras cuentas en la banca online. En este sentido, podemos sufrir phising, también llamado ciberataque camuflado, que trata de suplantar la identidad de una compañía. Por tanto, otra de las tendencias de la ciberseguridad en España para este 2021 está enfocada hacia las criptomonedas y la tecnología blockchain, que descentraliza los datos para ampliar las medidas de seguridad a la hora de realizar operaciones bancarias, especialmente si se trabaja con bitcoins.

Otras actividades complementarias en las que trabaja la ciberseguridad como complemento de las operaciones bancarias está en la autentificación en dos pasos o la biometría. Son dos procesos de seguridad que se harán fuertes en este 2021, a tenor de las grandes empresas que proponen optimizar sus sistemas de seguridad que generen mayor confianza a sus clientes.

4.- Las Smart cities y la tecnología 5G. La inteligencia artificial y la ciberseguridad van de la mano en las Smart Cities o ciudades inteligentes. En España, prácticamente todas las capitales de provincia promueven desde hace años la sostenibilidad ambiental y la eficiencia energética mejorando la eficiencia del transporte y la innovación tecnológica sostenible en función del crecimiento demográfico, la seguridad de la vivienda o la participación ciudadana. La tecnología 5G permitirá afrontar estos nuevos retos en los próximos meses con mayor eficiencia, en cuanto se ponga en marcha porque cambiará la forma que tenemos de comunicarnos. El avance más destacado vendrá gracias a la velocidad (hasta 10 GBps gigabytes por segundo), 10 veces más rápido que las actuales fibras ópticas del mercado actual, lo que permitirá las conexiones en tiempo prácticamente real, conectar un mayor número de dispositivos a la vez.

5.- Prevención y formación del personal.  Pero otra de las funciones tendencia de la ciberseguridad, es la prevención, con sistemas de escaneos constantes que permitan detectar y neutralizar los ciberataques. El foco está puesto en la protección de las redes y sistemas, así como en la privacidad y los derechos digitales de los ciudadanos. En 2019, el Gobierno de España garantiza el uso seguro y fiable del ciberespacio a través de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad. Las certificaciones de ciberseguridad en España garantizan una seguridad constante de la información 24/365.  Las políticas de ciberseguridad en el entorno empresarial, el servicio antibotnet (para conocer si la empresa está infectada por un botnet), contar con un plan de seguridad, son algunas de las medidas que se pueden aplicar desde la ciberseguridad.

Cabe señalar que la ciberseguridad tiene un importante componente humano, en las medidas preventivas. No sirve de nada tener el mejor sistema de seguridad si un trabajador es incapaz de identificar un correo electrónico con phishing, ya que accederá a la información de manera errónea y activará el ataque cibernético. En este sentido, el Reglamento de la Ciberseguridad en España recomienda realizar medidas de ‘ciberhigiene’, con medidas sencillas de formación para los ciudadanos, las organizaciones y las empresas, con el fin de minimizar la exposición a los riesgos derivados de las ciberamenazas.
 

Añadir nuevo comentario