Elena Martín Martínez de Simón Profesora del Grado en Historia, Geografía e Historia del Arte
Mar, 20/07/2021 - 14:07

Catedral de Burgos

Imagen 1: Vista de la Catedral de Burgos desde el Castillo. Autora: Elena Martín Martínez de Simón

Serie: 'Haciendo Historia' (LI).

Tal día como hoy, pero hace 800 años, el Obispo Mauricio y el rey Fernando III ponían la primera piedra de la Catedral de Burgos. Ocho siglos después, hoy por fin podemos felicitar a nuestra querida Catedral.

La Catedral de Burgos

La Catedral de Burgos es el principal monumento de nuestra ciudad. Patrimonio de la Humanidad desde 1984 es el único monumento catedralicio español que tiene esa distinción por sí misma y el templo de mayor rango en Castilla y León por ser catedral arzobispal y basílica.

La Catedral actual fue comenzada a construir en estilo gótico francés el 20 de julio de 1221; anteriormente hubo otra catedral románica, más pequeña y sencilla que la actual, con un pequeño claustro adosado y la primera configuración de lo que luego sería el palacio episcopal.

Durante este siglo XIII, se construyeron la nave principal, junto con las dos laterales, su transepto, crucero y cabecera, además de algunas de las capillas radiales. Una de las partes más destacadas de este momento es el conjunto escultórico de las portadas: la de Santa María, hoy casi completamente perdida, a los pies; la del Sarmental y la de Coroneria, a ambos lados del transepto. En ambas podemos encontrar las típicas representaciones del Pantocrátor o del Juicio Final, en un estilo que conecta directamente con las obras de las Catedrales de Reims o Amiens.

Con el paso de los años se fueron realizando una serie de remodelaciones y transformaciones en la catedral, aumentando sus dimensiones, capillas y valor artístico. Así, en el siglo XIV se comenzó a configurar el claustro, con la peculiaridad de estar dispuesto en dos niveles por la diferencia de altura entre los dos lados de la catedral. Se crearon algunas capillas funerarias como la de Santa Catalina o la llamada de lo Rojas, hoy dedicada a San Juan de Sahagún.

Las grandes remodelaciones de la Catedral vendrían en el siglo XV de mano de arquitectos centroeuropeos como Juan de Colonia. Se realizaron obras tan destacadas como la Capilla de la Visitación, mandada construir por el obispo Alonso de Cartagena para que fuera su capilla funeraria. Este mismo prelado mandó construir a Juan de Colonia las dos agujas levantadas sobre las torres de la portada de Santa María y un cimborrio que, lamentablemente, colapsó en el siglo siguiente. El hijo de Juan, Simón de Colonia, acompañó y sustituyó a su padre como maestro catedralicio, realizando obras como la Capilla de San Joaquín y Santa Ana, mandada realizar por el obispo Luis de Acuña; o la famosa Capilla de los Condestables, realizada por estos nobles para que fuera su capilla funeraria y convertida en una de las obras cumbre, entre otras cosas, por ser la primera estructura gótica con una bóveda calada.

En el siglo XVI se llevarán a cabo otras obras importantes como la reedificación del arruinado cimborrio, por Juan de Vallejo y Juan de Langres, llevándose a cabo una obra espectacular, con dos niveles de ventanales, una decoración exaltada y una gran bóveda calada. En este siglo se seguirán realizando capillas, como la de la Presentación por el canónigo Gonzalo Díaz de Lerma, portadas como la de Pellejería por Francisco Colonia y otras obras famosas como la Escalera Dorada de Diego de Siloé.

En tiempos barrocos también fueron algunos los cambios realizados. Entre ellos, sobresale la capilla de Santa Tecla, con unas espectaculares y policromas yeserías que cubren todas las cúpulas y parte de los muros superiores; se completa con un retablo rococó. Finalmente, durante los siglos XIX y XX se llevaron a cabo diferentes obras de mejora, conservación y restauración, como la eliminación del Palacio Episcopal o las restauraciones de las cubiertas. Desde principios del siglo XX, la tumba del héroe burgalés más famoso, el Cid Campeador, está situada justo debajo del cimborrio, en el centro de la Catedral.

Durante todo lo que llevamos de siglo XXI, la Catedral ha estado sometida a una intensiva restauración que ha permitido que hoy reluzca como nunca para su cumpleaños.

Celebración del Aniversario

Para organizar todo el programa entorno a esta efeméride, hace algunos años se creó la Fundación VIII Aniversario de la Catedral de Burgos. Desde entonces, se vienen celebrando diversos eventos como conciertos y exposiciones, entre las que destaca Las Edades del Hombre, que se puede ver en el claustro de la Catedral. Además de lo general, estos días podemos disfrutar de actos específicos como fuegos artificiales, pasacalles, conciertos o, incluso, la gran tarta programada para el día 21 con 800 velas.

En los siguientes enlaces se pueden ver el programa para estos días y la agenda para los siguientes meses. No quiero concluir sin añadir que, para el próximo año, se tiene previsto realizar un Congreso Internacional sobre catedrales que será la guinda académica de todos los actos.

Catedral de Burgos

Imagen 2: Vista de la celebración del Aniversario de la Catedral. Autora: Elena Martín Martínez de Simón

 

Referencias:

Mansilla Reoyo, Demetrio (1971). Catálogo documental del archivo Catedral de Burgos (804-1416). Instituto Enrique Flórez del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas)

Payo Hernanz, René J. (2008). La Catedral de Burgos. Ocho siglos de Historia y Arte. Diario de Burgos.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-398X

Añadir nuevo comentario