Eduardo Fernández García Profesor del Grado en Ciencias de la Seguridad
Mié, 29/09/2021 - 14:40

Imagen de la Diputación de Valladolid relativa a los actos del V Centenario del Movimiento Comunero

Imagen de la Diputación de Valladolid que conmemora los actos del V Centenario del Movimiento Comunero.

La Universidad Isabel I ha estado presente activamente, tanto desde el punto de vista organizativo como desde el académico, en todos los eventos del V Centenario de las Comunidades que se celebran en Castilla y León, así como en colaboración con instituciones nacionales y otras de las Comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha, en muchos de los actos institucionales con la asistencia del Rector. Nuestra Universidad forma parte del Comité Científico y Académico a través de la representación institucional que ostenta el Vicerrector de Ordenación Académica, Alberto Romero. Y a mí me ha correspondido la secretaría del Comité Científico del V Centenario del Movimiento Comunero.

Castilla y León ha impulsado, con la iniciativa y el apoyo financiero fundamental de las Cortes de Castilla y León, a través de la Fundación Castilla y León, y con el acompañamiento de la Junta de Castilla y León una serie muy variada de actos que han recordado una efemérides tan relevante por toda la geografía de Castilla y León, con exposiciones, conferencias, cursos de verano, un congreso internacional, un documental y una ópera. La presencia de la Universidad Isabel I ha sido muy destacada en la dimensión académica, especialmente en el Congreso Internacional que se celebró en mayo en las Cortes de Castilla y León, en los cursos de verano de distintas universidades, en las conferencias que aún se seguirán impartiendo hasta abril de 2022 y en las publicaciones científicas que acreditan la vocación investigadora de nuestra Universidad.

Labor divulgadora de la Universidad

Con todo, la Universidad Isabel I no ha sido ajena al compromiso social del V Centenario, volcándose en los pequeños municipios y realizando una labor didáctica y divulgadora de lo que las Comunidades representaron en la historia de España, compartida por nuestros representantes en el V Centenario, por ejemplo con la aparición en diversos medios de comunicación provinciales y regionales para explicar el carácter innovador de las Comunidades, tal como fue expresamente transmitido por los representantes de la Universidad en el Comité Científico en la audiencia celebrada con Su Majestad el Rey Felipe VI el pasado 3 de septiembre.

Burgos en la historia del movimiento comunero

En la ciudad de Burgos, tan próxima a la propia Universidad, salió de la imprenta el 21 de abril de 1521, dos días antes de la derrota de las tropas comuneras en Villalar, un ensayo político de extraordinaria novedad a esas alturas de comienzos del siglo XVI, el Tratado de República con otras Historias y Antigüedades, escrito por Alonso de Castrillo. Lo que ahora conocemos como Estado, la república de la monarquía castellana en expresión de entonces que tan extraña nos parece hoy, era una preocupación constante de los comuneros y Castrillo escribió literalmente 'por ninguna otra cosa es averiguado qué sea ciudadano, sino por su participación del poder'. Esa frase encierra tres novedades vitales que difícilmente se retomarían en el pensamiento y en la práctica políticos hasta pasada la Revolución Francesa: se habla de poder político y no de potestades, se habla de ciudadano y no de súbdito y, sorprendentemente, se habla de participación y no de obediencia. No cabe imaginar planteamiento más rupturista; tanto que preludiaba las ideas políticas contemporáneas.

La herencia de los ideales comuneros hoy

Herederos de ese anhelo de democracia y de libertad, palabra tantas veces invocada por los representantes de las villas en las Comunidades, los poderes públicos, las universidades y los ciudadanos de hoy podemos reconocer la enorme modernidad de las aspiraciones de los comuneros por forjar su propio futuro y asumir la parte de trabajo que aún queda pendiente para lograr una sociedad más justa, más desarrollada y más preparada. La Universidad Isabel I ha recogido ese testigo con la vocación de servicio que es nuestra seña de identidad, al formar profesionales perfectamente capacitados para el reto de mejorar la sociedad, y también al investigar nuestro pasado para proyectar sobre nuestro presente con compromiso de rigor investigador y académico y así se está mostrando en este V Centenario.

Añadir nuevo comentario