El nuevo perfil tecnológico del criminólogo: Más allá de la lupa

La criminología, una ciencia que en España lleva poco tiempo instaurada y ha tenido unos difíciles inicios, poco a poco está demostrando su valía y la necesidad de su aplicación, tanto para la prevención como para el análisis y el tratamiento de las conductas delictivas.

La figura del criminólogo está presente en la mayoría de los cuerpos de seguridad de prácticamente todas las naciones. El Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil y las policías locales cuentan entre sus filas con personal adecuadamente formado en diversas áreas de la criminología. Esto, a su vez, les permite complementar y mejorar las labores realizadas en su trabajo diario.

Los cuerpos que componen el FBI, CNI o Mossad ya llevan muchos años demandando perfiles de criminólogos altamente cualificados que sean capaces de analizar, sintetizar y dar soluciones a situaciones críticas.

Muy lejos queda la imagen del típico criminólogo que, con una lupa y su agudeza mental, se dedicaba simplemente a la resolución de delitos ya cometidos (tal y como ocurre en la mayoría de películas y/o series de televisión). Hoy podemos afirmar que hemos conseguido ser mucho más que eso. Cada vez más, nos permiten la participación y ayuda en varios planos sociales de los pueblos y/o ciudades. Un criminólogo es, también, el encargado de realizar mapas de criminalidad, de reincidencia y de ayudar a crear nuevas medidas y planes de actuación ante el delito.

A todo lo citado anteriormente hay que sumar que, para poder ser cada día más competitivos y seguir el ritmo que marca la sociedad en la que vivimos, nos hemos tenido que modernizar. Para ello, se han desarrollado y se están aplicando multitud de aplicaciones informáticas que nos facilitan el trabajo y el tratamiento de datos, en la obtención de un patrón de comportamiento y/o en conseguir la creación de un modelo de actuación adecuado frente a un tipo de delito determinado.

La criminología, al ser una ciencia multidisciplinar, cuenta con una inmensa variedad de campos de estudios. Esta te permite enfocar tu formación y futuro laboral en la dirección que más te interese, ya sea de forma puramente teórica, en cuanto a la implantación y creación de nuevas leyes, o por el contrario, hacia lo más práctico, teniendo un trato más directo con el actor delincuencial.

Sea cual sea el área que más te interese, descubrirás que las mujeres han tomado fuerza en esta ciencia en los diez últimos años. Más del 65% de las matrículas del Grado en Criminología de la Universidad Isabel I son mujeres que están interesadas en contribuir en la formación de una sociedad mejor. Indudablemente, en muchos casos, las mujeres son las personas predilectas para intervenir en casos de violencia de género, violencia paternofilial o en los que hay menores afectados, debido a que la víctima así lo prefiere, o simplemente porque se siente más cómoda con ellas.

Somos la primera y única universidad de España con nombre de mujer y con un alto nivel de inserción laboral, tanto por las prácticas externas realizadas en los grados como por los diversos convenios de colaboración firmados, que facilitan a los alumn@s encontrar el puesto de trabajo deseado. Si realmente estás interesado en esta ciencia, y en todo el abanico de posibilidades que ofrece, no esperes más y ven a estudiar Criminología en la Universidad Isabel I.

¿Te interesa este tema? ¿Te gustaría convertirte en criminólogo? Ahora puedes conseguirlo gracias al Grado en Criminología de la Universidad Isabel I ► Infórmate (haz clic aquí)

Añadir nuevo comentario