Tomás Román Técnico de la OTRI
Jue, 30/09/2021 - 13:00
Andrea Castrillo Bercianos
Andrea Castrillo Bercianos, una de las ganadoras del I Concurso Isabel I Emprende.
 
Desde el Observatorio de Innovación + Emprendimiento de la Universidad Isabel I, entrevistamos a Andrea Castrillo Berciano, alumna del Grado en Derecho y una de las ganadoras de la primera edición del Concurso Isabel I Emprende, actividad enmarcada dentro del Plan TCUE 2018-2020, la cual le ha permitido cursar un programa de tutorización personalizado, donde se le ha ayudado a desarrollar e impulsar su idea de negocio. 
 
  1.  ¿Por qué decidiste estudiar en la Universidad Isabel I?
Tras finalizar mi grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos me di cuenta que quería seguir formándome, tenía claro que quería hacer Derecho, pero acababa de comenzar a trabajar y no podía permitirme una formación presencial en la que asistir a diario a clase. Tras un año en el que me formé como coaching personal, decidí matricularme en la Universidad Isabel I, centro que conocía porque, años atrás, mi madre había cursado la adaptación a grado de sus estudios, y sabía que ofrecía flexibilidad y la organización del curso es completamente compatible con un trabajo a tiempo completo.
  1. ¿Qué es lo que más te gusta de la Universidad?
Destaco que, aunque es una Universidad online, los profesores nos dan un trato personalizado y que además hay muchísimas actividades que complementa el calendario académico, como cursos, talleres, concursos, charlas… que además son muy interesantes de cara a completar nuestra formación.
  1. ¿Te consideras una persona emprendedora? ¿Y por qué?
Siempre he sido una persona emprendedora, desde pequeña tomaba la iniciativa en clases y actividades. Con el paso de los años esa semillita se fue transformando en ideas, que muchos podrían considerar locas, o en proyectos con mis amigos, que, aunque muchas veces que quedaran en un blog o en una web, nos aportaban grandes lecciones.
  1. ¿Por qué decidiste apuntarte al Concurso Isabel I Emprende?
En mi último año estudiando Recursos Humanos cursé una asignatura cuyo trabajo final era un plan de negocio. Mi plan de negocio fue AppParo, y cuando la presentación terminó, las críticas de la profesora sobre la idea no fueron muy buena, ya que ella consideraba que nunca podría llevarse a cabo
Durante tres años mi idea quedó en un cajón, pero yo aprendí mucho sobre Startup, negocios digitales e inteligencia artificial, y me di cuenta de que AppParo sí que podría existir. Ese momento coincidió con la publicación del concurso en las redes sociales de la Universidad, y pensé 'este es mi momento, quizás AppParo se merece una segunda oportunidad y que sea juzgada por otros profesionales', y tres meses después, AppParo ya no está en un cajón y cada vez tiene más forma y más fuerza.
  1. ¿De qué forma te está ayudando el programa de tutorización a desarrollar tu idea?
La tutorización de la idea es súper dinámica y llevadera, los tutores me están ayudando muchísimo, debido a que estamos dando vueltas al producto (AppParo) para que pueda tener una buena acogida en el mercado en caso de que finalmente lancé la herramienta. Me aporta mucha información y consejos y durante las tutorías mantenemos charlas muy interesantes que son de gran utilidad como lluvias de ideas para terminar de definir el proyecto.
  1. ¿Qué es lo que más te gusta o más valoras del programa de tutorización?
Lo que más valoro es que sea personalizado. Hace años participé en otro programa similar, y aunque era presencial, fue un programa grupal en el solo tuvimos dos tutorías personalizadas, por lo que ahora es de agradecer que la mayor parte del programa sea individual, ya que puedes desarrollar mucho más a fondo el proyecto.
  1. ¿Cómo ves tu proyecto en un futuro?
Creo que AppParo cada vez está más cerca de ser posible, y que en cuestión de años ayudará a muchos juristas tanto a nivel nacional como internacional.
  1.  ¿Consideras que este tipo de iniciativas son importantes para vosotros como alumnos? 
Desde mi punto de vista este tipo de iniciativas son esenciales en el mundo académico, independientemente de si al final se lleven a cabo o no, ya que son el fiel reflejo de enseñar a los alumnos a pensar y desarrollar su imaginación.
  1.  ¿Recomendarías a otros alumnos que participen en este tipo de iniciativas? ¿Por qué? 
Siempre, animo a toda la comunidad educativa a participar en todas las actividades que puedan, ya que nunca sabes dónde podrás encontrar la piedra angular de tu futuro, un trabajo o una idea que cambie tu vida para siempre.
 

Añadir nuevo comentario