Tomás Román Técnico de la OTRI
Jue, 23/09/2021 - 11:40

Carlos Sousa Rufino

Carlos Sousa Rufino, uno de los ganadores de la primera edición del Concurso Isabel I Emprende.

Desde el Observatorio de Innovación + Emprendimiento de la Universidad Isabel I, entrevistamos a Carlos Sousa Rufino, alumno del Grado en Nutrición Humana y Dietética y uno de los ganadores de la primera edición del Concurso Isabel I Emprende, actividad enmarcada dentro del Plan TCUE 2018-2020, que le ha permitido cursar un programa de tutorización personalizado, donde se le ha ayudado a desarrollar e impulsar su idea de negocio.

  1.  ¿Por qué decidiste estudiar en la Universidad Isabel I?

Una de las principales razones fue por la facilidad para poder compaginar el trabajo con los estudios, ya que actualmente trabajo en el sector de la hostelería y estudio el Grado de Nutrición Humana y Dietética, por lo que es compatible llevar ambas cosas adelante, a pesar de la dificultad que ello conlleva, pero lo considero una ventaja. Además, en mi caso, en la etapa que me encuentro, no me veía estudiando en una universidad únicamente de manera presencial, prefería hacerlo a distancia o semipresencial. También, otra de las facilidades fue la vía de acceso al grado, que se vio favorecida por estar en posesión del título de Técnico Superior en Dietética, por lo que no fue preciso hacer selectividad. Todo ello sumado a que me informé bastante sobre la Universidad Isabel I y encontré buenas referencias acerca de ella, todo ello fue un punto a favor.

  1. ¿Qué es lo que más te gusta de la Universidad?

Lo que más me gusta es que está muy bien estructurada en cuanto a la temporalización de las asignaturas y del curso en general. Las asignaturas se imparten de manera online y tanto el acceso como el manejo del Aula Virtual es muy sencillo y dinámico, ya que las unidades y los recursos complementarios son muy completos y, prácticamente, no se echa de menos dar las clases presenciales o escuchar las explicaciones de los profesores en persona. Además, si surge alguna duda, está el foro de dudas correspondiente a cada unidad, siendo contestadas rápidamente por los profesores, por lo que el soporte es muy bueno.

Otro motivo que valoro es la realización de los exámenes, que a pesar de que la Universidad tiene su sede en Burgos, cuenta con la posibilidad de hacer los exámenes en distintas provincias de cada Comunidad Autónoma, lo cual favorece que los desplazamientos sean mucho más cortos y que sea accesible para gente de todo el país.

También disfruto mucho con las prácticas presenciales, ya que están muy bien organizadas y es una manera de tener un trato más directo con el profesorado y los compañeros. En definitiva, estoy muy satisfecho en general. Podría destacar muchas más cosas.

  1. ¿Te consideras una persona emprendedora? ¿Y por qué?

Pienso que sí, ya que tengo buenas ideas e iniciativas, pero actualmente quizás me falte ese punto de lanzarse un poco más, que será lo que haga que se pongan en marcha. Pero, aun así, pienso que voy bien encaminado.

  1.  ¿Por qué decidiste apuntarte al Concurso Isabel I Emprende?

Sinceramente, fue todo un poco de imprevisto, ya que desconocía totalmente este tipo de concursos y desde que lo vi fue como un reto en el que sabía que no perdería nada por participar, sino todo lo contrario, por lo que, instantáneamente, decidí inscribirme. Eso sí, todo ello surge a raíz de una necesidad o problema que llevaba detectando desde hace ya tiempo en muchas personas en el ámbito al que me dedico como estudiante, que me llevó a pensar en cuáles podían ser las soluciones. Y gracias a ello, surgió la idea.

  1. ¿De qué forma te está ayudando el programa de tutorización a desarrollar tu idea?

La verdad es que muchísimo, ya que prácticamente, a día de hoy, mis conocimientos en áreas como el emprendimiento son muy limitados. Poder contar con la ayuda externa de profesionales cualificados en este tipo de proyectos es muy gratificante y una manera eficaz de optimizar el desarrollo de la idea. Suele ayudar mucho escuchar distintos puntos de vista al que uno tiene, así como sugerencias de mejora y, si viene de personas expertas en la materia, no se puede pedir más.

  1. ¿Qué es lo que más te gusta o más valoras del programa de tutorización?

Sobre todo, el trato cercano y directo en las tutorías, al tratarse de sesiones personalizadas. Pienso que es una manera de poder exponer la idea mucho mejor y me hacen sentir como que son una persona más del proyecto, por lo que generan mucha confianza. También el planteamiento, las tareas que mandan y la resolución de las dudas, es lo que ayuda a seguir mejorando y darles más perspectiva y fundamento a las ideas iniciales y presentarlas en el proyecto.

  1. ¿Cómo ves tu proyecto en un futuro?

Pienso que puede ser viable, a la vez que útil, ya que, a raíz de haber detectado esa necesidad en muchas personas y la posible solución para mejorarla, puede facilitar que se consoliden los hábitos de las personas. Al fin y al cabo, el fin general que tiene este proyecto es el de ayudar a las personas y fomentar una mejora de sus hábitos. Si tenemos en cuenta la situación actual de pandemia por la que atravesamos, estamos viendo como la salud juega un papel fundamental en nuestras vidas y los hábitos influyen directa o indirectamente, para bien o para mal, por lo que el cuidado en lo que a salud en general se refiere, está en alza.

  1. ¿Consideras que este tipo de iniciativas son importantes para vosotros como alumnos?

Por supuesto que sí, diría que incluso es necesario, porque al estudiar en la universidad se adquieren muy buenas competencias académicas, pero en lo que a desarrollo de ideas o proyectos emprendedores se refiere, no hay apenas conocimiento. Por lo que es una buena oportunidad para aprender y desarrollar las capacidades necesarias para iniciar un emprendimiento. Sirve de ayuda para darte ese primer empujón que es muy necesario.

  1. ¿Recomendarías a otros alumnos que participen en este tipo de iniciativas? ¿Por qué?

Sí, sin duda. Porque si detectan alguna necesidad o problema que puedan percibir en su alrededor y encuentran una posible solución, es la ocasión perfecta para plasmar esa idea en forma de posible producto, servicio o empresa, contando con la ayuda de profesionales que le servirán como guía para ir desarrollando y haciendo crecer la iniciativa. Hacerlo uno mismo, sin contar con este soporte, quizás sea mucho más complejo, por lo que sí que recomendaría totalmente dar el paso y participar en esos concursos, ya que como dije anteriormente en una de las respuestas, no se pierde nada por presentarse, sino al contrario, puedes beneficiarte de una bonita experiencia.

 

Añadir nuevo comentario