Marcos Terradillos Director del Máster en Divulgación Científica
Jue, 28/07/2022 - 10:05

Nivel TE7 de la Sima del Elefante, donde ha aparecido el último hominino.

Nivel TE7 de la Sima del Elefante, donde ha aparecido el último hominino.

Serie. 'Un Viaje por la Ciencia' (XXX)

El viernes 8 de julio de 2022 se presentó en sociedad el último gran descubrimiento realizado en la sierra de Atapuerca, un fragmento de maxilar con una pieza dental y parte de la cara del primer europeo. Este hallazgo se ha producido en el nivel TE7 de la Sima del Elefante, que tiene aproximadamente 1,4 millones de años.

Hoy tenemos la oportunidad de hablar sobre este tema con Rosa Huguet, corresponsable de la Sima del Elefante y única excavadora que ha intervenido en este yacimiento durante todas las campañas de excavación, desde los inicios de los trabajos en 1996.

 

Parece que en Atapuerca se realizan grandes descubrimientos todos los días y esto hace que no seamos conscientes del duro trabajo que hay detrás de estos hallazgos. Ya que eres la única persona que ha trabajado en la Sima del Elefante desde 1996, ¿nos puedes contar un poco cómo han evolucionado los trabajos desde el primer año?

El primer año en el que se abre la Sima del Elefante es 1996. Los trabajos desarrollados desde ese año han sido muy cambiantes, ya que hasta este momento hemos excavado una docena de niveles estratigráficos diferentes. En el año 1996 empezamos a excavar solo cuatro personas en un pequeño sondeo de 1,5 m2 por 2 m2. Entre 1996 y 2004 el director del yacimiento era Antonio Rosas (CSIC).  En 1998 se amplía el área de excavación porque se ve que el material arqueopaleontológico es más abundante. Es la primera vez que se alcanza el nivel TE9 (nivel en el que en 2007 se encontraría una mandíbula de 1,2 millones de años).  A partir de este momento, se empieza a expandir el yacimiento poco a poco, hasta el punto que se debió quitar el camino de la antigua Trinchera del Ferrocarril y colocar una pasarela para poder excavar por debajo.

A nivel general, la Sima del Elefante es un yacimiento en el que no hay ocupación en el interior y la densidad de restos es muy baja. Esto hace que se excave bastante rápido al encontremos estratos o capas estériles. Estas capas se han eliminado con trabajo de pico y pala y con martillos eléctricos. La densidad de materiales a lo largo de la secuencia es muy heterogénea, por lo que ha habido campañas en las que hemos encontrado muchos fósiles, pero en otras no hemos encontrado prácticamente ningún resto.

Una característica particular de este yacimiento es que, prácticamente, todos los excavadores del proyecto Atapuerca han intervenido en él, principalmente en las fases en las que se abordaba la excavación de un estrato estéril o de la retirada de grandes acumulaciones de rocas de caliza y se necesitaban muchas manos.

¿Qué tiene la Sima del Elefante para que en este yacimiento se hayan encontrado homininos tan antiguos y en diferentes niveles como son TE9 y TE7?

Es una buena pregunta. Creo que principalmente se debe a que cerca de la grieta donde está localizada la entrada principal del yacimiento debía haber un punto de agua en el que la presencia de seres humanos era “bastante constante”.  Este era un recurso que atraía la atención de los homininos, pero también de hipopótamos, castores y águilas pescadoras. Estos restos se encuentran muy bien conservados, por lo que su origen debía ser muy próximo. Es posible que algunos homininos murieran cerca de esta zona y esto facilitara su entrada a la cavidad. Es importante resaltar que en la Sima del Elefante no viven los homininos.

¿Cuál es la razón de que se hayan conservado tan bien los restos de los homininos recuperados en TE9 y TE7?

La conservación de los restos humanos localizados en los niveles TE9 y TE7 ha sido muy buena, pero es importante resaltar que hay áreas en las que los restos se conservan realmente mal y el trabajo de los arqueólogos y restauradores es más exigente.

En el caso de los restos humanos hemos tenido mucha suerte porque se han conservado en una zona del yacimiento más seca, menos afectada por el agua, por el peso de las arcillas y por la caída de bloques de caliza. De hecho, en esta zona también se han conservado muy bien restos muy frágiles como los huesos de las aves (principalmente cuervos), que incluso se han preservado en conexión anatómica y sin deformaciones.

Sin embargo, en la zona inferior del yacimiento los restos se han conservado peor porque se veían afectados por la subida del nivel freático y el área se encharcaba. Si los restos humanos se hubieran encontrado en la zona más baja del yacimiento su conservación hubiera sido más deficiente.

¿Cómo era le entorno en el que vivía este nuevo hominino?

El entorno donde vivían estos seres humanos lo podemos inferir por lo que sabemos de los animales que vivían en las inmediaciones. El paisaje estaría caracterizado por espacios abiertos y la presencia de masas de agua. Aunque también habría áreas más boscosas, principalmente en relación con el nivel TE7. En este nivel se han recuperado restos de hipopótamos y castores, lo que sugiere la presencia de un espacio abierto con agua. También tenemos bisonte, que nos sugiere un espacio abierto. Pero, además hay jabalís, animales que viven en ambientes boscosos. De esta forma, habría una convivencia de ambientes boscosos y otros más abiertos con acumulaciones de agua.

Los análisis del polen recuperado en TE9 nos indican la presencia de algunos árboles de ambiente mediterráneo, como el olivo y el avellano. Esto nos estaría señalando la existencia de un clima templado, similar a un mediterráneo continental y parecido al que tenemos ahora mismo nosotros aquí.

Marcos Terradillos Bernal con Rosa Huguet, corresponsable del yacimiento de la Sima del Elefante.

Marcos Terradillos Bernal con Rosa Huguet, corresponsable del yacimiento de la Sima del Elefante.

¿Qué podremos llegar a saber sobre la vida de los primeros homininos europeos a través de los estudios multidisciplinares que estáis realizando?

Lo primero que esperamos llegar a saber es la cronología del nivel TE7 donde ha aparecido el último resto humano y que se localiza a unos dos metros por debajo de la mandíbula de TE9 recuperada en 2007, que tiene aproximadamente 1,2 millones de años.

También esperamos conocer el comportamiento tecnológico de estos seres humanos. Hasta hace unos años sabemos que tallan el sílex de la zona para fabricar cuchillos, pero ahora estamos empezando a confirmar que tallan otros recursos minerales como el cuarzo y la caliza.

Otro campo de estudio muy importante es el que aborda la relación con los animales que consumen.  Este año hemos encontrado en TE7 una costilla con marcas de corte, que nos está indicando que los homininos en esta época ya procesaban los animales. Pero, será importante llegar a saber si realizan un acceso primario o aprovechar restos que dejan otros carnívoros, lo que se conoce como carroñeo.

Por el momento sabemos que los seres humanos que vivían en el nivel TE9 hace un 1,2 millón de años ya eran capaces de obtener los recursos por sí mismos, sin carroñar.

Los análisis del polen del nivel TE7 también nos ayudarán a ampliar los que sabemos sobre el entorno paleoambiental.

Y el nuevo fósil nos debería ayudar a conocer qué relación hay entre este hominino de la Sima del Elefante con el homo antecessor del nivel 6 de la Gran Dolina (tiene unos 800 mil años) que se llevan unos 500.000 años. También nos ayudará a conocer la evolución de un rasgo muy importante en estos seres humanos, como es la cara.

¿Qué restos anatómicos serían necesario recuperar para asignar claramente la especie a la que pertenece la cara del primer europeo?

Estamos muy satisfechos porque el resto que tenemos de la cara es bastante diagnóstico, aunque se podría obtener más información si se recupera algún resto óseo relacionado con el torus supraorbital (zona de las cejas). También esperamos encontrar más dientes y que estos aparezcan completos.

La aparición de más dientes nos permitiría establecer comparaciones con homo antecessor, especie que tiene una dentición muy grande y muy primitiva en relación a su cara.

Pero, es posible que con el resto que ha aparecido en esta campaña sí que se pueda determinar la especie. Se estudiarán en conjunto los restos de TE9 y TE7 que, aunque no son del mismo individuo, lo lógico es que sean de una población similar y de la misma especie.

¿Se busca o se excava con un nivel de autoexigencia más elevado cuando se ha encontrado un fósil de tanta importancia? ¿Cómo afecta la presión?

Yo creo que no trabajamos con más detalle ya que el trabajo del día a día, aparezcan o no aparezcan restos humanos, ya es muy meticuloso. Nosotros consideramos que los restos de los animales y de la industria lítica (cuchillos de piedra) también son importantes y por eso siempre excavamos con delicadeza.

Lo que sentimos cuando se realiza un descubrimiento de esta envergadura es que hay más ojos mirando. Hay más ojos pendientes por si aparecen más restos.

Los primeros dos días después del descubrimiento sí que hay cierto nerviosismo e inquietud, pero el hecho de que hayan aparecido todos los fragmentos de esta pieza nos hace estar muy tranquilos. Realmente todo funciona igual, aunque como decía, la presión se nota levemente en que hay más ojos puestos en nosotros que los que había antes del 30 de junio.

¿Cuáles son las perspectivas de futuro?

Pues la idea es excavar todo el sedimento fértil que hay en la parte inferior del yacimiento. Hasta el año pasado pensábamos que el nivel TE7 podría ser el último del yacimiento, pero este año hemos visto que hay otro nivel inferior que es el nivel TE6, en el que por el momento hemos encontrado algunos restos de tortuga. Por el momento no sabemos si aparecerá algo más.

Esperamos empezar a excavar TE6 en la próxima campaña y terminar todo el paquete en unos años.

Posteriormente, cuando terminemos de excavar toda la secuencia (en cuatro o cinco años) la idea es subir a la parte superior de la Sima (desde el nivel TE19) y excavar en extensión los niveles del Pleistoceno medio.

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2792-1808

Burgos, España

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.