Cláudia Lopes Gomes Profesora de Criminología
Lun, 10/01/2022 - 12:10

ADN retocada. Imágenes de cadenas de ADN en color azul brillante sobre fondo negro

Las cadenas de ADN.

Serie: 'Criminología en Serie' (XIV)

De acuerdo con Mateen y colaboradores (2020), el análisis genealógico genético es "la estrategia a través de la cuál se investiga el DNA de los miembros de la familia biológica para proporcionar pistas en la investigación para la identificación de un individuo no identificado". En lugar de buscar coincidencias directas de DNA (direct match), se utiliza la genealogía genética forense para encontrar relaciones biológicas, tanto entre muestras biológicas dubitadas, como entre muestras dubitadas e individuos. Esta búsqueda se centra en coincidencias similares teniendo en cuenta los mismos marcadores genéticos, lo que permite identificar los parentescos biológicos entre los individuos comparados. Este tipo de investigación se utiliza principalmente cuando no hay muestras de referencia para comparar con muestras obtenidas de la escena del crimen (Bieber et al.2006; Debus Sherrill y Field 2018; Fortier et al.2020; Mateen et al.2020). Aunque la comparación con familiares de personas posiblemente implicadas en la escena del crimen siempre ha sido una práctica común, la genealogía de ADN "familiar" con fines forenses se utilizó oficialmente por primera vez en el Reino Unido en 2002.

Sin embargo, fue el famoso “caso Golden State Killer, en Estados Unidos, el que sacó a la luz este tipo de investigaciones, en 2018. Como se explica a continuación, uno de los aliados fundamentales, en este caso, fue la búsqueda de perfiles genéticos, en una base de datos genética genealógica, que, hasta entonces, no era una práctica oficial en la metodología de las fuerzas de seguridad. Así, se explica la importancia de las bases de datos genéticas, así como el posible impacto de su uso a nivel ético, tanto en la privacidad como en la seguridad ciudadana.

Las bases de datos de ADN han proporcionado importantes pistas de investigación para resolver, por ejemplo, delitos fríos. Sin embargo, este tipo de análisis creó una clase de problemas que no se han resuelto hasta ahora, principalmente relacionados con cuestiones éticas y aspectos legales poco claros del análisis de ADN familiar (Mateen et al. 2020). Otro problema son los perfiles parciales obtenidos de la escena del crimen que pueden no coincidir con un pariente no directo que podría estar en la base de datos, por ejemplo, un primo segundo. Cuando se obtiene una coincidencia parcial de ADN familiar, es aconsejable analizar marcadores de linaje, como el haplotipo Y y el ADNmt.

genealogía. Imagen de los elementos de le genealogía

Elementos que se analizan en genética.

Existe un número considerable de preocupaciones éticas con la creciente búsqueda de nuestro propio análisis de ADN familiar. El perfil de ADN de una persona que una vez se registra en la base de datos plantea importantes preocupaciones, ya que esta información puede tener un impacto en la familia y los parientes de la persona (Mateen et al. 2020). Como lo demuestra el caso de Golden State Killer, la estructura familiar y cómo manejan su relación pueden verse seriamente afectados por el análisis de ADN familiar. En el caso de la base de datos genealógica accesible, las personas han aceptado que se realice una búsqueda de ADN para encontrar "posibles parientes". En general, las personas no están bien informadas sobre la importancia del consentimiento informado. Según Beauchamp y Childress (2001), toda persona tiene derecho a colocar su ADN en una base de datos, con consentimiento informado que autoriza la búsqueda familiar. En la presentación de la Sección de Jurisprudencia en la Reunión Anual de la Academia Estadounidense de Ciencias Forenses en Baltimore, Maryland, el 21 de febrero de 2019 (Wickenheiser 2019), Don Shelton explicó cómo un sospechoso buscado en una base de datos de genealogía forense “no tiene capacidad legal para argumentar en nombre de sus parientes. Sólo los propios familiares están en condiciones de cuestionar el uso de sus perfiles, ya que tienen la autonomía para permitir que sus perfiles se utilicen para descubrir un posible delincuente”.

Como explican Williams y Johnson (2005) en su investigación, la búsqueda de ADN familiar generalmente se basa en coincidencias parciales, lo que puede aumentar el número de individuos a investigar. Las bases de datos forenses modernas sobrerrepresentan considerablemente a individuos de grupos étnicos particulares (por ejemplo, en los Estados Unidos, afroamericanos y latinos), y esas comunidades están desproporcionadamente expuestas a errores relacionados con la familia (Greely et al.2006; Wickenheiser 2019). Como resultado, los miembros de estos grupos suelen ser objeto de búsquedas familiares (Greely et al.2006; McGlynn 2019).

En su trabajo, Wickenheiser (2019) proponen algunas medidas para mejorar la seguridad en búsquedas familiares, como “restringir el acceso a personas específicamente autorizadas; proporcionar suficientes controles y contrapesos para el acceso y un uso estricto de los datos a los que se accede; los datos solo deben compartirse de una manera muy controlada para proporcionar pistas de investigación. Debería haber sanciones por el uso indebido para salvaguardar los datos”. Sin embargo, el principal problema radica en el consentimiento informado, que debe explicar todas las implicaciones que puede tener una coincidencia de perfiles.

Bibliografía

Gomes, Cláudia, Sara Palomo-Díez, Ana María López-Parra, and Eduardo Arroyo Pardo. 2021. Genealogy: The Tree Where History Meets Genetics. Genealogy 5: 98.

Mateen, Rana Muhammad, Muhammad Farooq Sabar, Safdar Hussain, Rukhsana Parveen, and Manzoor Hussain. 2020. Familial DNA analysis and criminal investigation: Usage, Downsides and Privacy concerns. Forensic Science International 318: 110576.

Bieber, Frederick R., Charles Brenner, and David Lazer. 2006. Finding Criminals Through DNA of Their Relatives. Science 312: 1315–16.

Debus-Sherrill, Sara, and Michael B. Field. 2018. Familial DNA searching—An emerging forensic investigative tool. Science & Justice 59: 20–28

Fortier, Alyssa Lyn, Jaehee Kim, and Noah A. Rosenberg. 2020. Human-Genetic Ancestry Inference and False Positives in Forensic Familial Searching. G3 (Bethesda) 10: 2893–902.

Beauchamp, Tom, and James Childress. 2001. Principles of Biomedical Ethics, 5th ed. Oxford: Oxford University Press

Wickenheiser, Ray. 2019. Forensic genealogy, bioethics, and the Golden State Killer case. Forensic Science International: Synergy 1: 114–25.

Williams, Robin, and Paul Johnson. 2005. Issues in the developing uses of DNA profiling in support of criminal. The Journal of Law Medicine & Ethics 33: 545–58.

Greely, Henry T., Daniel P. Riordan, Garrison Nanibaa’A, and Joanna L. Mountain. 2006. Family ties: The use of DNA offender databases to catch offenders’ kin. Journal of Law, Medicine & Ethics 34: 248–62.

McGlynn, Kayleigh E. 2019. Remedying wrongful convictions through DNA testing: Expanding post-conviction litigants’ access to DNA database searches to prove innocence. BCL Review 60: 709–51.

ISSN 2697-1984

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.