Carmen Fernández Aguilar Coordinadora del Grado en ADE
Mié, 13/07/2022 - 09:29

La importancia de la economía circular. Lago redondo rodeado de un bosque.

La importancia del medio ambiente en la economía circular.

Serie: 'A vueltas con la Economía' (LXXXVIII)

El primer informe sobre la brecha de la circularidad, presentado en enero de 2018 durante el Foro Económico Mundial de Davos, presentó la alarmante estadística de que la economía mundial era sólo un 9,1% circular, una situación que no ha mejorado hasta la fecha.

Se acaba de presentar, por parte The Circle Economy,  la quinta edición del “The circularity gap report”, y esos cinco años de informes sobre la brecha de circularidad han revelado lo lineal que es nuestro mundo: en 2020 solo hemos devuelto al ciclo de producción el 8,6 % de lo que hemos usado, lo que deja una enorme brecha de circularidad de más del 90% y un empeoramiento de 0,5 puntos respecto a 2018. En estos informes, se refleja que la economía mundial ha consumido más de medio billón de toneladas de materiales vírgenes, representando un 70% más de lo que la Tierra puede reponer anualmente.

Solo en 2019, se emitieron 59.100 millones de toneladas de gases de efecto invernadero (GEI) para satisfacer nuestras necesidades y deseos a nivel mundial.

De forma anual durante la última década, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) ha puesto de relieve la brecha de emisiones a través del informe “The Circle Economy”, que evalúa el nivel de GEI que se emitirá si seguimos por la senda habitual que incluye las actuales contribuciones determinadas a nivel nacional.

Al analizar e ilustrar cómo 59.100 millones de toneladas de emisiones fluyen a lo largo y ancho de las cadenas de valor mundiales, el informe llega a un profundo conocimiento de los factores que impulsan las emisiones mundiales y de las necesidades y deseos de la sociedad que generan la mayor parte de las emisiones, y que se reparten, a grosso modo, en seis categorías en las cuales se debe implementar sin falta la economía circularidad: movilidad, vivienda, nutrición, comunicaciones, consumibles y cuidado de la salud.

Según el informe, se debe aplicar una lente social a la transición de la economía circular para que no perpetúe los mismos errores de la economía lineal. Solo entonces se podrá alcanzar realmente un mundo socialmente justo y ecológicamente seguro.

En ese sentido, existe una curva de desarrollo de los países que se puede calificar de pronunciada: a medida que los países se vuelven más prósperos y construyen mejores sistemas económicos que puedan satisfacer las necesidades de sus poblaciones, como la educación y la sanidad, su impacto medioambiental también aumenta.

En un mundo ideal, todos los países deberían tener una buena puntuación en el desarrollo humano y una baja huella ecológica, es decir, cubrirían las necesidades de sus ciudadanos dentro de los medios del planeta. Algunos países están cerca y otros están lejos de lograrlo. Cada uno parte de un punto diferente en el mapa, pero todos tienen una distancia que recorrer.

A través de las diferentes ediciones de este informe, se ha puesto de relieve el problema de las emisiones y también diferentes soluciones que reducirán las emisiones y el uso de materiales, limitarán el calentamiento y facilitarán un espacio cada vez más seguro y justo para la humanidad. Estos cambios abarcan tres pilares fundamentales:

  1. Las herramientas digitales basadas en conjuntos de datos completos estimulan el intercambio de conocimientos y la innovación a un ritmo exponencial. Las instituciones estadísticas mundiales y los gobiernos deben dar prioridad a la recopilación frecuente y racionalizada de datos, tanto a nivel macro como micro. También deben colaborar con las empresas para que los datos del sector privado estén disponibles para la toma de decisiones circulares y los análisis de impacto del sector público. Estas herramientas pueden permitir la generación de conocimientos e ideas a lo largo de las etapas de la transición de la economía circular para explorar lo que está sucediendo actualmente, buscar oportunidades relevantes y actuar en consecuencia.
  2. El uso de datos para medir y seguir el rendimiento circular en todos los sectores, empresas, ciudades y países permitirá a los actores establecer objetivos, revisar, medir y comparar el rendimiento. También les permitirá hacer un seguimiento de los avances en relación con sus ambiciones u objetivos sostenibles y circulares y formular vías prácticas adaptadas a los contextos locales.
  3. Economía circular holística que aplique una perspectiva social a todas sus actividades puede ayudarnos a apoyar varios Objetivos de Desarrollo Sostenible, desde la erradicación del hambre y la mejora de la salud y el bienestar hasta la energía asequible con bajas emisiones de carbono, y la oportunidad de un trabajo decente y el crecimiento económico.

Las posibles consecuencias de una solución circular deben medirse para garantizar que la transición sea segura y justa para todos y que se gestionen los posibles puntos ciegos de la economía circular. El informe de The Circle Economy propone un total de veintiuna soluciones repartidas en las seis necesidades y deseos de la sociedad ya mencionados anteriormente.

Si crees que la economía es más importante que el medioambiente, intenta aguantar la respiración mientras cuentas tu dinero. Guy Mcpherson.

 

Enlaces de interés:

Weforum.org.

Circularitygap.world

Hazrevista.org

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-3971

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog, así como para mantenerlo informado de nuestra actividad. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.