Virtus del Hoyo Responsable de la Agenda Cultural de la Universidad Isabel I
Vie, 06/09/2019 - 10:47

visita isla santa clara

Vista de la Isla de Santa Clara y su casa del faro; espacio en el que va. a intervenir Cristina Iglesias desde el Paseo Nuevo, desde  la escultura de Jorge Oteiza.

¡¡Ya es septiembre!! Antes de que termine el verano, hablaré de San Sebastián; ciudad encerrada entre el monte Igueldo y el monte Urgull, con el mar al frente y la isla de Santa Clara cerrando la bahía de la Concha.

Prestaré atención a su relación con la escultura, más concretamente con la escultura de los siglo XX y siglo XXI. Es una ciudad que sería difícil entender sin la gastronomía o sin el mar.

A diferencia de Barcelona o Málaga, San Sebastián tiene su centro neurálgico en el Paseo de la Concha,  gracias al plan urbanístico del siglo XIX, que en 1863 decide eliminar la muralla y reconstruir la ciudad según la "concepción del ensanche" que le proporciona una trama rigurosamente ortogonal, un aspecto igualitario e indistinto a la metrópoli, según Pierre Laborde, profesor de geografía urbana de Burdeos.

exposicion uriel orlow

Vista de la exposición de Uriel Orlow. De la serie fotografías.

La reina Isabel II primero y la reina regente Maria Cristina (1886-1902) más tarde, eligen San Sebastián como ciudad de veraneo provocando que aristócratas y veraneantes de la alta burguesía imitaran su gesto e hicieran construir sus palacios en las cercanías del palacio Miramar, palacio de la reina regente. Esto le va a dar la configuración actual a esa parte de la ciudad.

En 2016 fue Capital Europea de la Cultura junto con la ciudad polaca de Breslavia. En este año se puso toda la energía en mostrar una ciudad abierta, viva y un ejemplo de convivencia; Olas de energía era el nombre del proyecto ganador. Una cosa a tener en cuenta de este proyecto son los ejes sobre los que se trabaja: el cine, el arte, la gastronomía y el deporte.

jumana mana

Vista de la exposición de Uriel Orlow. De la serie fotografías.

El Festival de Cine de San Sebastián; creado en los años 50, a la imagen del Festival de Cine de Cannes (hay que pensar que la cercanía geográfica de Francia propicia las influencias galas) es uno de los festivales de cine más reconocidos mundialmente y por él han pasado gran número de estrellas de la gran pantalla. Una atención especial al cine vasco, al español y al latinoamericano le hacen diferenciarse de otros festivales. Pero es la sección dedicada a las películas de gastronomía la que nos hace pensar lo que realmente significa la cocina para la capital donostiarra. No puedo no mencionar que tiene tres restaurantes con tres estrellas michelín, pocas ciudades pueden presumir de ello. Además de tener el Baske Culinary Center, un centro de gran reputación internacional. El turismo atraído por sus playas, no lo es menos por sus estrellas michelín y de sus bares de ‘pintxos’ situados en la parte vieja, la zona que el plan del ensanche no afectó y conserva sus calles estrechas e imbricadas.

museo san telmo

Museo de San Telmo.

La ciudad se conoce caminando, por el Paseo de la Concha, por la playa de Ondarreta, por la playa de Zurriola, por el casco viejo; lleno de bares bulliciosos y encantadores, hostales y pequeños comercios. En este mismo entorno encontramos el Museo por antonomasia de la ciudad; el Museo de San Telmo , museo dedicado a las artes y tradiciones vascas y que cuenta con una interesante programación temporal. Una fantástica ampliación proyectada por Nieto Sobejano Arquitectos, hace que se establezca un dialogo entre el edificio del siglo XVI, el monte Urgull y la nueva ampliación. Cómo no podía ser de otra forma el edificio dedica un espacio al ámbito gastro-cultural.

Tabakalera jumana mana

Vista de la exposición en Tabakalera de Jumana Mana.Serie de cuerpos.

El mismo paseo iniciático nos lleva a la Tabakalera,siguiendo el cauce del río Urumea. Trayecto en el que podremos ver el mítico Hotel Maria Cristina, así como los puentes más pomposos de la ciudad. Tabakalera, es un antiguo edificio rehabilitado en contenedor de cultura, donde diversas instituciones colaboran y hacen de este lugar, un motor cultural. En el edificio se unen los puntos fuertes de la ciudad; el cine, está presente con la Escuela de Cine de Elias Querejeta pero también una parte del Festival de San Sebastián tiene su sede en este espacio multidisciplinar; la sección Zabaltegui-Tabakalera, la gastronomía está presente en su Lab; Digital Gastronomy Lab espacio en el que la tecnología digital se pone al servicio de la investigación y creación gastronómica. El arte también tiene su espacio, salas de exposiciones temporales. La programación suele inclinarse por artistas de discurso comprometido con la ecología, la desigualdad, la explotación… en estos momentos se pueden ver dos exposiciones individuales de Jumana Manna y Uriel Orlow.

uriel orlow

Vista de la exposición de Uriel Orlow.Imagen de una videoproyección.

Un espacio gestionado por La Kutxa nos ofrece la posibilidad de disfrutar de la fotógrafa Vivian Maier. Ignorada hasta el año 2007, dos años antes de su desaparición, cuando se da a conocer su brillante trabajo y es unánimemente alabada por la crítica.

peine

Peine de los vientos (E. Chillida). Escultura pensada ad-hoc para este espacio espectacular. Una escultura monumental hecha en hierro y que va variando a medida que el tiempo afecta a la obra así como el mar.

La escultura es otro de los atractivos de la Bella Easo, las esculturas de Chillida, pero sobretodo El Peine de los vientos marca la ciudad alargándola; ver peinar el viento en el extremo de Ondarreta es una experiencia mística, como lo es visitar Chillida-Leku, un espacio que como la capilla de Le Corbusier: Rondchamp hay que dejar que penetre en nuestra alma, un espacio que ha resucitado en Abril gracias a un acuerdo entre la Fundación Chillida y galería Hauser & Wirth.Una agenda cargada de actividades viene a reforzar la ya atractiva visita a este “bosque de acero, granito y alabastro”, una interacción perfecta de naturaleza y arte.

jursal rafael moneo

Kursal. Edificio importante dentro del trabajo del gran arquitecto Rafael Moneo. Un edificio con una presencia imponente y una apariencia mutante. Pues por la noche se convierte en un foco luminoso sutil casi etéreo.

Si la escultura de Eduardo Chillida alarga la playa de Ondarreta, es una escultura de Jorge Oteiza la que nos impresiona en el paseo nuevo: Construcción Vacía, ambas aparecen como dos corchetes de la bahía. El Kursal de Moneo ha dado vida a la playa de Zurriola; edificio imponente, “como dos rocas al borde de una playa”, dijo Moneo. Es sede del Festival de cine, posee un restaurante dirigido por un cocinero de dos estrellas michelín, hay salas de exposiciones. 

Escultura vacia oteiza

Escultura Vacía, Jorge Oteiza. Escultura de gran tamaño, en origen un pegueño  modelo con vocación monumental como puede verse en el Paseo Nuevo. Una experiencia incomparable es poder apreciar las mareas vivas enotoño en este punto, olas que llegan a alcanzar los 12m.

Cristina Iglesias, escultora donostiarra, de prestigio internacional, está preparando una intervención escultural en la Casa del Faro, en la Isla Santa Clara. Podría decirse que unirá las esculturas de Chillida y Oteiza con una linea imaginaria.

Añadir nuevo comentario