Elena Rocío Serrano Ibáñez Coordinadora del Grado en Psicología de la Universidad Isabel I
Jue, 15/07/2021 - 13:59

Riesgos laborales

Serie: 'Gestión de Personas y Talento en la Era Digital' (V).

En los entornos organizacionales, un aspecto fundamental es el de la prevención de riesgos profesionales. En este sentido y desde el campo de la psicología, se encuentra la prevención de riesgos de carácter psicosocial la cual abarca entre otros la salud mental de los trabajadores.

En la Era Digital en la que nos encontramos, la citada especialidad no ha permanecido ajena a su influencia, debiendo de incluir en su repertorio todos aquellos aspectos digitales para su prevención y también su gestión. Una de las implicaciones más notorias de la Transformación Digital y que se ha visto exacerbada por la COVID-19 es la del teletrabajo. En este sentido, Rubbin (2012) destaca nuevos riesgos psicosociales predominantes dentro de la modalidad de teletrabajo como son:

-       La ausencia de contacto organizacional y relaciones sociales, que puede desembocar en bajo sentido de pertenencia a la organización.

-       La pérdida de rutinas y la sobrecarga laboral debida a la difuminación de los horarios.

-       La ambigüedad y conflicto de roles, en mayor medida entre el rol de trabajador y la vida personal y familiar, lo que puede generar conflictos personales y sociales.

Todo ello desemboca en el desarrollo de problemas emocionales como irritabilidad, sintomatología ansioso-depresiva, cognitivos como fatiga mental o problemas de concentración y conductuales, como falta de rutinas alimentarias, de sueño o de ejercicio físico. Aspectos que pueden comprometer la productividad de la empresa, y sobretodo, la salud plena de los trabajadores.

Atendiendo a estas circunstancias se buscan nuevas formulas para lidiar con estos riesgos digitales. Uno de los aspectos más importantes en este ámbito es la desconexión digital. Si bien la prevención de aspectos generales de riesgo digital como la ciberseguridad son más conocidas, las pautas de concretas desconexión digital siguen siendo unas grandes desconocidas.

Sabemos que debemos desconectar, pero, ¿cómo lo hacemos? El derecho a la desconexión digital está legislado con la intención de proteger al trabajador de intrusiones de la empresa y, por ende, salvaguardar su salud. Es la propia empresa la que debe desarrollar un plan de sensibilización y formación interna, adaptada a sus características, para evitar la fatiga informática.

En línea con los puntos citados, el aumento del teletrabajo a raíz de las condiciones sociosanitarios en las que se encuentra el país ha favorecido la imposibilidad de realizar una verdadera desconexión digital. Así, como un aspecto fundamental para cuidar el bienestar psicológico de las personas, es indispensable limitar de manera rigurosa el horario laboral para evitar esta problemática.

Tal es su importancia, que en la nueva legislación relativa a la protección de datos de carácter personal se han incluido los derechos digitales, sentando así la base jurídica para su protección.

En suma, las organizaciones deben mantenerse actualizadas y contar con los riesgos de carácter digital y psicosocial en sus planes de acción, previniendo un impacto negativo tanto en la salud de los trabajadores como en la propia salud organizacional.

 

Biblografía

Rubbini, N. I. (2012). Los riesgos psicosociales en el teletrabajo. VII Jornadas de Sociología de la UNLP, 5 al 7 de diciembre de 2012, La Plata, Argentina.

 

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2792-1816

Burgos, España

 

Añadir nuevo comentario