David Mota Zurdo Coordinador del Grado en Historia, Geografía e Historia del Arte
Mié, 09/03/2022 - 12:00

Imagen de la muñeca Barbie

La muñeca Barbie y sus 63 años de historia.

Serie: 'Haciendo Historia' (LXXI)

A nadie se le escapa que Barbie es la muñeca más famosa de la historia. Un juguete que nació de la mano de Ruth Handler, que vio cómo sus hijos Ken y Bárbara crecieron con muñecas de cartón y bebés de plástico, más fáciles de romper y poco articulados. Fruto de aquella sensación, trató de buscar una alternativa y así optó por sumergirse en la aventura de diseñar una fina muñeca de plástico.

La muñeca Barbie

Muñeca Barbie. Fuente: El Periódico de Aragón.

¿Cómo surgió esta muñeca?

Handler, propietaria de Mattel, era hija de inmigrantes polacos que se afincaron en Denver (Colorado). Nacida en 1906, esta ejecutiva y empresaria de éxito siempre estuvo volcada en su trabajo y en la constante renovación del mercado de juguetes. Buscaba ideas, desarrollaba posibles proyectos y sondeaba todo tipo de eventos para aprovecharlo en su trabajo. De hecho, una de esas ideas renovadoras surgió casi por casualidad. En 1959, cuando se encontraba con su marido Elliot de viaje en Suiza, Handler dio con un ejemplar del diario alemán Bild Zeitung. Allí encontró una tira cómica picante, muy común en los tiempos de posguerra, que protagonizaba una mujer rubia y curvilínea que se acostaba con hombres por dinero; es decir, una “call girl” o, como ha apuntado la periodista Olga Pereda, “una prostituta alemana de Cómic” (El Periódico, 14-I-2018).

Viñeta de mujer barbie

Fuente: El Periódico.

Rápidamente, llamó al jefe de investigación y diseños de Mattel, Jack Ryan, al que le expuso la idea y con el que se puso a trabajar poco tiempo después. Handler estaba convencida de que la muñeca podría ayudar a las niñas estadounidenses a crecer o, en otras palabras, a que cualquiera de ellas pudiera ser Barbie en el futuro. La ejecutiva de Mattel presentó así un mensaje de dudosa catadura moral a una dirección empresarial que realmente nunca quiso de partida que una muñeca provocadora, incómoda para la puritana sociedad norteamericana, llevara su sello. Pero Ruth insistió con su proyecto y el 9 de marzo de 1959, creó Barbie vestida de novia. Un prototipo que presentó en la Feria del Juguete de Nueva York, donde obtuvo una gran acogida tras convencer a la sociedad de que esta muñeca era la madre de América, la representante de todas y cada una de las mujeres que en aquel momento vivían inmersas bajo los cánones culturales del momento, muy marcados por la necesidad de que éstas se casaran para ser “una chica decente” (Oppenheimer, 2009).

Barbie de novia

Barbie vestida de novia.

Un juguete de exitosa polémica

Pese a las reticencias iniciales de Mattel, Handler consiguió que “una fulana alemana de plástico” se convirtiera en el prototipo de mujer norteamericana de clase media (Volk-Weiss y Stern, 2017). Y, en apenas cinco años, Barbie no sólo se convirtió en el juguete más vendido de Estados Unidos, sino que cambió el modo de jugar de los pequeños y las pequeñas de la casa. Este juguete se convirtió en un lucrativo negocio, con complementos de todo tipo, al que fue aparejado un peligroso mensaje implícito para los niños y las niñas. Uno de esos polémicos complementos fue una báscula que se vendía dentro del kit “fiesta de pijama” y que siempre marcaba el peso de 110 libras (unos 50 kilogramos). Se estaba transmitiendo así un poderoso mensaje a las más pequeñas: la importancia del peso como mecanismo para la aceptación social.

No fue el único caso. Cuando se creó a Ken, su novio, sus complementos estuvieron más ligados a la ciencia (astronauta, médico, profesor) que los de Barbie, tendentes a mostrar a la mujer como un objeto; es decir, a cosificarla. Si bien, según declaró Handler en 2002, el objetivo de esta decisión fue mostrar el mundo tal como era: “en aquella época no había mujeres médicos” (El Periódico, 14-I-2018).

Litigios con la competencia

A decir de Lord (2004), Handler fue una visionaria, pero también una notable delincuente. En 1975, en plena crisis del petróleo y con las ventas de muñecas en su momento más bajo, tuvo que dimitir de Mattel por falsear la contabilidad de la empresa, en cuyos libros maquilló varios porcentajes. Hubo más casos. En la década de 1980, Mattel espió a su principal competidor, Habsbro, que tenía planificado sacar adelante una muñeca Bratz rockera. De hecho, las Bratz se habían hecho un hueco en el mercado por ser alegres y algo más regordetas en comparación con Barbie y habían conseguido minar ese nicho de mercado arrojando realidad y desmitificando cánones sociales perjudiciales para la juventud. Quizá, por ello, Mattel tomó la decisión en 2017 de sacar adelante un nuevo modelo de Barbie siguiendo ese estilo: ¿fue en cambio en su concepción de lo que debiera ser una muñeca o fue una adaptación al mercado? Juzguen ustedes.

Barbie en la portada de Time

Barbie en la portada de la revista Time. Fuente: Time.

Para saber más…

Lord, M.G. (2004). Forever Barbie: la biografía no autorizada de una muñeca real. Bloomsbury.

Volk-Weiss, B. Y Stern, T. (2017). The Toys That Made Us, The Nacelle Company [Documental de Netflix].

Pereda, O. El lado oscuro de Barbie. El Periódico, 14-I-2018.

Oppenheimer, J. (2009). Toy Monster: el gran y malo mundo de Mattel. Hoboken.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-398X

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.