Ponemos en marcha una nueva herramienta de comunicación en el grado; una más, para estar en contacto con el mundo, para estrechar lazos con vosotros, para intercambiar opiniones, inquietudes y todo aquello que, de uno u otro modo, toque el ámbito jurídico.

Esta sección será tan dinámica y cercana como queramos todos. Quisiera que fuera algo así como el Speakers' Corner de Hyde Park, pero online y en la Universidad Isabel I.

Sería deseable que una de las notas características de este blog fuera comentar la actualidad, y hoy la actualidad pasa por los resultados de las elecciones municipales y autonómicas.

A la vista de los resultados, parece que los ciudadanos tenían claras dos cosas: la primera, que querían un cambio. La segunda, que no solo importan las siglas del partido, sino que las personas también han sido un factor decisivo en este vuelco electoral: lo de Manuela Carmena en Madrid y Ada Colau en Barcelona es algo histórico.

El PP se hunde y la izquierda revive. La debacle de UPyD se lleva por delante a Rosa Díez, que no ha sabido ver el giro que le pedían en su propio partido. Y, en Ciudadanos, el 'efecto Albert Rivera' ha sido menos potente de lo que indicaban las encuestas, aunque serán la clave del gobierno municipal en muchos ayuntamientos.

Las autonómicas muestran un escenario en el que las mayorías absolutas dejan paso a todo tipo de pactos y acuerdos y… ojalá, a consensos, a equilibrios necesarios para que no suceda lo de Andalucía.

El tirón de orejas al bipartidismo nos permite asistir a un 'juego de tronos' que tendrá su extensión de aquí a las elecciones generales que se celebrarán antes de final de año. Tiempo más que suficiente para que aquellos que tomen el poder dejen ver sus cartas.

Comentarios

Hola:

Aún no soy alumno de la ui1 aunque si los vientos llegan favorables espero incorporarme en breve. Por esta razón desconozco si mi opinión en este interesante blog será publicada. Sea como sea, aquí queda.

En estas últimas elecciones el castigo a los partidos tradicionales o históricos nos deja un apasionante escenario en el que vamos a ver los lentos movimientos de macroestructuras políticas frente a los ágiles pasos de las organizaciones de nuevo cuño que, en realidad, tienen la casa en plano lo que les concede (de momento) el lujo de realizar ajustes a conveniencia.

Centrándome en el caso de Ciudadanos/Albert Rivera, esta organización se va a enfrentar sí o sí con el problema de que, una vez conseguidos los objetivos de castigar al PP por sus políticas y sus casos de corrupción, objetivos buscados por los votantes captados de la saca del PP; y de castigar al PSOE por su caos interno en los peores momentos de crisis y sus casos de corrupción (otra vez la corrupción), objetivos buscados por los ex-votantes centristas del partido de la rosa, todos estos ciudadanos exigirán DEFINICIÓN ideológica por parte del Sr. Rivera.

El apoyo a Susana Díaz en Andalucía y a Cristina Cifuentes en Madrid con el mismo argumento de adalid de la regeneración política (cosa cierta, por otra parte), no será suficiente en noviembre para asentarse en el escenario político.

A los votantes nos gusta saber que no se nos roba, que podremos pagar el recibo de la luz, que nuestros pequeños más desfavorecidos podrán comer bien incluso en vacaciones y que existe un futuro digno. Pero también nos gusta saber el adn de quien ha de gobernar y legislar para que lo anterior sea una realidad.

La ambigüedad es graciosa por novedosa, pero cuando lo que está en juego es el futuro, el respetable gusta de saber si se está "a setas o a Rolex".

Buenas tardes, Víctor.
Efectivamente, como afirmas, las autonómicas muestran un escenario en el que las mayorías absolutas dejan paso a todo tipo de pactos y acuerdos....Tal es el caso claro de Andalucía.
De hecho, ayer tomaron posesión de su cargo los nuevos Alcaldes de muchos Ayuntamientos de España..dejando este mapa electoral:

http://www.elmundo.es/espana/2015/06/13/557b160ee2704ebb288b4590.html

Un abrazo,

Buenos días, estoy de acuerdo con Vd en su exposición, realmente ha hecho una foto a como ha quedado el panorama político español. Pero lo que mas me entristece es que no se haya hecho lo que ha pretendido el pueblo a la hora de votar, es decir, que aunque en minoría, y con acuerdos (que es lo que hemos votado) gobierne el partido mas votado. Eso en muchos pueblos de España no está ocurriendo, ni en comunidades tampoco, uniéndose fuerzas políticas con una sola meta, desbancar a otra, con lo que hace que la Ley actual ayude a que no se haga lo que quiere el pueblo, que siempre se ha dicho que es soberano.
Gracias, salludos

Añadir nuevo comentario