Iván González García Director del Grado en CAFD de la Universidad Isabel I
Mié, 01/04/2020 - 10:57

ejercicio en casa

Introducción

Debido a este periodo de confinamiento, en el que el tiempo de inactividad diario aumenta de manera considerable, se hace fundamental la realización de actividad física. Esto es importante ya que se ha demostrado que un ejercicio regular permite mantener un estado óptimo de salud, controlar el peso corporal, controlar el estado de ánimo y optimizar el sistema inmune. Sin embargo, para que estos beneficios tengan lugar, es necesario utilizar un programa de entrenamiento individualizado, con una intensidad y volumen moderados, y, sobre todo, siguiendo un proceso de adaptación progresiva.

En este sentido, son muchas las posibilidades que se están proponiendo a través de redes sociales. Si bien estas hay que tomarlas con cautela, ya que aunque es cierto que presentan aspectos favorables, también poseen aspectos negativos que deben ser tenidos en cuenta:

Multitud de información en las redes para entrenar en casa

A favor

  • Es accesible con facilidad. Solo necesitas conexión a internet.
  • Se dispone de un horario flexible para organizar la actividad con comodidad.
  • Gran variedad de ejercicios.
  • Se puede elegir al entrenador o fitness influencer que se desee.
  • Se ahorra tiempo y se evitan pérdidas de tiempo

En contra

  • No se adapta a las necesidades de todas las personas.
  • No todos los entrenadores o fitness influencers están titulados.
  • Pocas veces los entrenamientos están basados en evidencia científica.
  • No todos los entrenamientos consiguen los mismos efectos en todas las personas.
  • Nadie puede corregir tu técnica en la realización de los ejercicios, aspecto especialmente importante.
  • No todos los niveles iniciales de las personas son los mismos.

Cómo elegir el entrenamiento/la actividad adecuado/a

  • Establece tu nivel inicial de condición física.
  • Elige una actividad adecuada a tu condición física.
  • Ponte en manos de un profesional que pueda identificar posibles contraindicaciones en tu entrenamiento o incluso necesitar de una evaluación médica.
  • Realiza actividades diversas tanto de baja como de alta intensidad.
  • Elige actividades de menor a mayor dificultad.
  • Plantea unos objetivos previos antes de elegir tu entrenamiento.

Recomendaciones generales para realizar ejercicio físico saludable

  • Adapta tu entrenamiento a tus propias necesidades.
  • No hagas actividades que no hacías con anterioridad.
  • Un entrenamiento no adaptado a las características del sujeto podría derivar en determinadas patologías.
  • Sigue las recomendaciones de un educador físico-deportivo.
  • No sigas “recetas deportivas” que puedas encontrar en las redes sociales.
  • No te dejes influenciar por los fitness influencers. Recuerda que no todo vale para todos.
  • Es más conveniente mantener un entrenamiento diario que excederse en la intensidad en un día y descansar los siguientes.
  • Presta especial atención a la técnica de los ejercicios.
  • Controla la intensidad (GPS, pulsómetro y/o escala de esfuerzo percibido) y el volumen (tiempo) de cada sesión.

Equipo del Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CAFD) de la Universidad Isabel I.

Añadir nuevo comentario