Javier Álvarez Benedí Director deportivo del equipo UI1-PSR (Positive SimRacing)
Lun, 08/07/2019 - 14:28

carreras

La simulación constituye una herramienta muy útil para mejorar el rendimiento de los equipos y la formación de pilotos. Así, se viene utilizando para ayudar a los pilotos a encontrar la trazada más rápida, identificar los puntos de frenada óptimos, mantener un equilibrio mental durante la carrera, controlar la agresividad del pilotaje, y mejorar técnicas para defender y atacar la posición. El uso de la telemetría de una sesión de simulación permite comparar en condiciones más reproducible las entradas de diferentes pilotos y optimizar el uso de la mecánica y aerodinámica del coche, así como la gestión de los neumáticos.

Desde hace años, los grandes equipos han contado con simuladores para sus pilotos, pero la mejora en la tecnología está “democratizando” el acceso a la simulación por aficionados y pilotos no profesionales. Hoy, pilotos y aficionados pueden acceder a softwares de simulación que utilizan circuitos escaneados con láser, modelos de coches con físicas desarrolladas en base a telemetría y componentes de hardware profesionales (pedaleras, volantes Direct Drive, varios monitores, etc.). El salto de lo virtual a lo real no parece tan lejano, y aquellos que destacan en la simulación, quieren probarse en la competición real.

Es el caso de uno de los pilotos del equipo de la universidad, el noruego Glenn Key. Glenn es un brillante sim racer, que destaca no sólo por su ritmo en pista, sino también por la gestión de las carreras y la disciplina en su preparación. Recientemente, Glenn resultó ganador de una competición de sim Racing, que le dio derecho a competir en un circuito real con un Porsche 718 Cayman. En su prueba en pista, Glenn marcó el segundo mejor tiempo, superando incluso registros de pilotos en activo. Esto le ha hecho plantearse su futuro como piloto, iniciando un proyecto para conseguir patrocinadores y un coche.

simulacion

Le preguntamos a Glenn cómo fue su primera experiencia en un coche de competición real, después de ser un experimentado piloto en sim racing:

De la experiencia del automovilismo que tengo, diría que el simulador que utilizamos (iRacing) es muy realista en términos de físicas y sensaciones. Ya hace unos meses tuve la suerte de probar un Fórmula Renault 1.6 LTR en el principal circuito de Noruega, el "Rudskogen Motorpark". En esa ocasión tuve que aplicar únicamente lo que había aprendido en simracing ante mi inexperiencia absoluta en automovilismo real, y fue una ocasión excelente para comparar los dos. En mi opinión personal honesta, y a pesar de que en el simulador realmente no se sienten las fuerzas G del coche, el conjunto de parámetros visuales, auditivos y las sensaciones que transmiten el volante y los pedales en el simulador, me hizo sentirme muy confiado la primera vez que me enfrenté a un monoplaza de competición. Casi, como si estuviera en mi casa practicando para una carrera en un domingo.

piloto

Después de esta experiencia, le preguntamos a Glenn si tiene intención de seguir dando pasos hacia el automovilismo real:

Mi idea es continuar persiguiendo mi sueño de un día llegar a la carrera de coches GT, ya sea a nivel nacional o internacional. El sueño definitivo sería ganarse la vida en el automovilismo. Creo que la práctica del simulador y las carreras me han facilitado la capacidad de ser realmente competitivo en un coche de carreras, así que me veo estoy inmerso en un viaje a ver qué se puede hacer.

En cuanto a la experiencia en el torneo de Porsche en Noruega, no diría que espero nada especial de los organizadores ni del Porsche Center Tromsø, pero sí que gracias a ellos se puedan abrir nuevas puertas y que formen parte de esta aventura, junto con otros entusiastas del automovilismo. Yo personalmente, creo que tendría un gran impacto en los medios de comunicación ver que "se hizo realidad el sueño de un chico que competía con su ordenador". Creo que estas noticias alcanzarían la sociedad rápidamente y estaría orgulloso de ser un embajador del sim racing en las carreras reales.

pilotaje

Glenn ahora trabaja para desarrollar un plan de negocio que haga factible su participación en la competición automovilística. A pesar de su juventud, ya posee mucha experiencia, no sólo en competición, también de otros valores cultivados en la práctica del sim racing, como es el trabajo en equipo, la interpretación de la telemetría, y la preparación mental y estratégica de las carreras.

Añadir nuevo comentario