Durante el pasado mes de diciembre de 2015, asistimos a una nueva edición del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, aprobado en octubre de 1992, a través de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 47/3. Una fecha que gana continuamente en relevancia destacando su importancia como vehículo de conciencia social y ciudadana para personas con todo tipo de capacidad.

La sociedad actual dispone de un amplio conjunto de directrices promotoras de la normalización e inclusión de los colectivos y personas «encuadradas» en el ámbito de la discapacidad. En esa dirección apunta la Estrategia Europea sobre Discapacidad (2010-2020), de la cual emanan diversos contenidos con un objetivo común: la inclusión.

Concretamente en nuestro país, y analizando la implicación social que el deporte va adquiriendo en esta progresiva demanda inclusiva, nos encontramos con diversos planteamientos: CSD, CPE, fundaciones, federaciones deportivas, clubes y deportistas navegando por la inclusión como objetivo común en el horizonte, manteniendo aún rumbos diferentes y especialmente grandes distancias entre unos y otros. Quizá estas distancias son ejemplo del modelo deportivo del que disponemos en nuestro país y que deja en ocasiones grandes huecos por cubrir; algunos de ellos esenciales para favorecer la verdadera inclusión y que precisan de una mayor atención por parte de la administración, técnicos, líderes y directivos del deporte nacionales, y un mayor compromiso de todos los agentes e instituciones implicados en la promoción responsable del deporte independientemente de su tamaño o capacidad.

Desde 2010, nuestra contribución al deporte inclusivo ha sido creciente en un deporte minoritario en origen, pero altamente integrador e inclusivo en su práctica habitual. Esquí Náutico León es un club comprometido con este deporte, una manifestación actual de la dedicación que sus técnicos vienen entregando con continuidad y el fantástico equipo que sus deportistas, con todo tipo de capacidades, ha configurado fruto del trabajo diario y el compromiso en lo humano y lo deportivo.

deporte inclusivo  deporte inclusivo

Hoy por hoy, esquí náutico es sinónimo de inclusión, al tiempo que surgen nuevos términos adaptados para describir con precisión esta nueva realidad. Así, «esquidad» (promovido por David Suárez, director deportivo del club e investigador en la ULE) hace referencia a la igualdad ante el implemento deportivo, las reglas y la competición, facilitando algo mucho más que la inclusión, la igualdad para todos

Todos nosotros estamos ilusionados por lo que representa la implantación de estas nuevas vías en la realidad del deporte español. Nuestra contribución como entusiastas de la inclusión nos abre cada temporada nuevos descubrimientos y nuevos retos. Primero fue la adaptación, luego la inclusión, y en nuestro presente está el rendimiento, la investigación y el continuo aprendizaje, técnico e indudablemente humano.

deporte inclusivo deporte inclusivo

Os dejo el enlace de la noticia del 4 mayo de 2016, anunciando la participación del club deportivo Esquí Náutico León en el circuito europeo de discapacidad:

http://www.diariodeleon.es/noticias/deportes/esqui-nautico-leon-circuito-europeo_1066364.html

Para saber más: Estrategia Europea sobre la Discapacidad 2010-2020: un compromiso renovado para una Europa sin barreras.

 

Mario Suárez

Alumno del Grado en CAFD. Universidad Isabel I

Director técnico del club deportivo Esquí Náutico León

 

Añadir nuevo comentario