Beneficios de la residencia digital estonia

- ¿Qué es la “residencia digital” estonia y qué beneficios puede tener?

- En la sociedad actual, en la que la transformación digital y la internacionalización han contribuido a diluir las fronteras, cabe preguntarse si es posible hablar de nuevas formas de residencia y ciudadanía, adaptadas a este entorno digital y global.

En este contexto, Estonia creó el “E-Residency” a finales del año 2014. La “residencia digital” o “e-Residency”, es una figura legal, que puede ser solicitada por cualquier ciudadano de cualquier parte del mundo, que permite a su beneficiario ser considerado residente digital de Estonia (lo que no hay que confundir con ciudadano del mismo, ya que no sirve ni como visado, pasaporte, o permiso de residencia física al uso). De este modo, y por medio de un documento de identificación con certificado electrónico, se puede acceder a todo el abanico de trámites online de Estonia que incluyen, entre otros, la posibilidad de crear una empresa 100% online, gestionar cuentas bancarias, firmar certificados, pagar impuestos (VAT europeo incluido), y un largo etcétera.

El trámite es rápido, sencillo y poco costoso: únicamente hay que rellenar un formulario y una “carta de motivación”, y abonar 100€. La solicitud, que se ha denegado únicamente en un 1% de las ocasiones, puede realizarse en apenas media hora. Entre otras ventajas, permite abrir una cuenta bancaria en Estonia, crear una empresa en dicho país sin apenas burocracia y con condiciones ventajosas, o lograr una sede europea para trabajar a nivel global.

Estonia, considerado uno de los países más digitalizados del mundo, es uno de los Estados menos poblados de la UE, con poco más de un millón de habitantes. Con este programa, han logrado atraer talento y nuevas empresas a su país, hasta el punto de que actualmente cuentan con más de 30.000 "e-Residentes" provenientes de todos los países del mundo, y pretenden llegar a los 10 millones en 2025. Entre estos más de 30.000 “e-Residentes” se encuentran alrededor de 326 ciudadanos españoles, la mayoría emprendedores, que han solicitado a Estonia su residencia digital. Y desde el 25 de septiembre también posee su carnet de residente digital estonio, el papa Francisco.

Por otra parte, más allá del caso de Estonia, siguiendo el estudio de DIAGO DIAGO, P. “La residencia digital como nuevo factor de vinculación en el Derecho Internacional Privado del Ciberespacio ¿posible conexión de futuro?” en Diario La Ley, Nº 8432, Sección Tribuna, 1 de Diciembre de 2014, la residencia digital podría ser considerada como un factor de vinculación apto para superar las dificultades de aplicación de aquellos criterios tradicionales (de corte territorial), a las relaciones privadas internacionales que se desarrollan en el Ciberespacio.

Entrada publicada el 18/02/2019

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2603-9087

Comentarios

BUENAS, M. CARMEN.
GRACIAS POR ESTA ENTRADA TAN ACTUAL, SOBRE LA RESIDENCIA DIGITAL.
UN TEMA MUY PRACTICO, CON DATOS INTERESANTES PARA CUALQUIER JURISTA.
ME QUEDO CON ESTA PARTE, LA CUAL, INVITA A LA REFLEXION:
Estonia, considerado uno de los países más digitalizados del mundo, es uno de los Estados menos poblados de la UE.
GRACIAS POR COMPARTIRLA,

Muchas gracias Elisa por tu comentario e interés.

Un saludo,

Mª Carmen.

El avance que aporta este país sugiere completar el cuadro de circunstancias modificativas o informativas de la capacidad de obrar de la persona añadiendo al domicilio (y diferenciando esa sede de la residencia) un dato identificativo para el ejercicio de los derechos.

Es interesante, útil y sirve a las políticas de accesibilidad, universalidad, participación y transformación digital.

Muchas gracias profesora

Muchas gracias por el comentario, Justiniano. Sin duda, Estonia es un ejemplo de país, que ha apostado por la digitalización. Además de la residencia digital, y de poder realizar prácticamente todos los trámites a manera online, llama la atención también que el Estado no puede pedir a los ciudadanos la misma información dos veces. Y ha de usarla, al menos, dos veces.

Todas estas medidas relacionadas con la digitalización, han supuesto un ahorro que ha contribuido a que la carga de deuda soberana sea de las más bajas entre los países de la UE, y a que el sistema de recaudación de impuestos (también digital) sea el más eficiente de la OCDE.

Un saludo,

Mª Carmen.

Añadir nuevo comentario