- ¿Me pueden embargar el sueldo por no pagar la pensión a favor de mi cónyuge o de mis hijos?

- . Según la regla general, el salario es inembargable siempre que no exceda de la cuantía del salario mínimo interprofesional neto (art. 27.2 ET) –también conocido por las siglas SMI y que en nuestro país asciende actualmente a 707,60 euros mensuales –. Los salarios superiores al SMI son embargables conforme a una escala de retención que establece el art. 607. 1 LEC.

Sin embargo, esta regla admite excepciones: el límite de la inembargabilidad absoluta del SMI no es aplicable cuando la obligación se haya impuesto por sentencia judicial firme que condene al pago por deudas de alimentos al cónyuge, ascendientes y descendientes del trabajador (art. 143 CC) y se proceda en ejecución de la misma. Esto ocurre en todos los casos en que el deber de satisfacer las deudas alimenticias nazca directamente de la Ley, incluyendo los pronunciamientos de los fallos judiciales dictados en procesos de nulidad, separación o divorcio sobre alimentos debidos al cónyuge o a los hijos, o de los decretos o escrituras públicas que formalicen el convenio regulador que los establezcan. Será el Juez civil el que fijará en tales casos la cantidad que puede ser objeto de retención (art. 608 LEC).

La inembargabilidad del salario es un mecanismo que establece la legislación laboral para proteger el sueldo del trabajador, frente a sus propios acreedores, en una cuantía mínima (la fijada anualmente como SMI). Con ello se pretende que los asalariados no queden en ningún caso sin los recursos mínimos suficientes para hacer frente a sus necesidades básicas. No obstante, este instrumento no protege al trabajador por las “deudas de alimentos” (en el sentido extenso que determina el Código Civil).

Entrada publicada el 18/12/2017

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2603-9087

Comentarios

Me gustaría felicitar a la autora por esta interesante entrada.
Como abogada, he podido observar que hay una enorme confusión sobre este tema, ya que muchos clientes han llegado a mi despacho convencidos de que, aunque no cumplan el pago de la pensión de alimentos, no se les puede embargar el sueldo.
En muchas ocasiones, este incumplimiento del pago de la pensión, viene provocado por un cambio en las circunstancias profesionales del cliente (ha sido despedido y ahora cobra la prestación por desempleo, ha cambiado de trabajo y el salario que recibe no es el mismo, han disminuido su salario, etc.), por lo que siempre recomiendo que, antes de dejar de pagar la pensión, soliciten una modificación de medidas.

Buenas tardes,
Igualmente, me sumo a las palabras de la compañera, y enhorabuena por esta entrada en el blog.
Se trata, por tanto, de un caso justificado que la ley prevé tal cual. Es cierto, que los ciudadanos normalmente desconocen esta regla para el caso de pensiones de alimentos entre cónyuges e hijos.
¿Es posible que desde la crisis económica hayan disminuido los embargos de este tipo? ¿O, por contra, ello ha aumentado? ¿De qué manera ha podido incidir?
No sé si hay datos ciertos, pero me gustaría quedarme con esta idea expuesta en la entrada, que considero que resume la idea esencial: "el límite de la inembargabilidad absoluta del SMI no es aplicable cuando la obligación se haya impuesto por sentencia judicial firme que condene al pago por deudas de alimentos al cónyuge, ascendientes y descendientes del trabajador (art. 143 CC) y se proceda en ejecución de la misma".
Gracias por compartirla,

Así es Ana. Tu apreciación es muy acertada.

En general, este límite a la inembargabilidad del salario es bastante desconocido por la ciudadania. Las vicisitudes de la vida laboral son cambiantes y tienen este alcance que apuntas. La recomendación que das a tus clientes es muy conveniente, propia de un buen profesional de la abogacía, preocupado por los intereses de aquellos a los que asesora o defiende.  

Gracias por tu comentario. 

Siempre he creído en una solución práctica (de recaudar) antes que en la criminalización de la conducta, que nada aporta al interés supremo del menor que se concreta en la garantía, a toda costa, de su manutención.

Ahora bien, se hace precisa la distinción entre hijos mayores y menores de edad (para proclamar en este caso ese interés supremo); como también se precisa, según aquella invocación del art. 143 CC, dentro del deber genérico de alimentos entre parientes, que en caso de ruina de padre o para completar y superar su precariedad económica son también otros los parientes llamados a responder y contribuir en sufragar a los necesitados (por ejemplo los abuelos respecto de los nietos)

Buenas noches.

Creo que no aporto nada nuevo a lo dicho anteriormente, pero gracias a vuestros comentarios aprendo y lo retengo creo que hasta mejor que si lo estudio.

Dicho está en el blog que mediante el artículo 607 de la LEC, el salario, sueldo, pensión que no exceda del salario mínimo es inembargable, estableciendo una excepción el artículo 608 cuando se proceda por ejecución de sentencia que condene al pago de alimentos al cónyuge o hijos.
No existe límite en cuanto a cantidad de inembargabilidad del salario o sueldo, aunque estos no excedan del SMI, siendo el Juzgado el que determina la cantidad, que será proporcional, del importe del salario mínimo que se le embargará al deudor.
En la mayoría de las sentencias, los jueces se acogen a esta excepción a la generalidad, apoyándose en su gran mayoría en la pretensión de proteger y garantizar el interés de los menores.
Así que tan solo ha de haber una sentencia que establezca la obligación de pago de los alimentos en favor de los hijos o del cónyuge y para el embargo del salario mínimo, se debe solicitar en el procedimiento de ejecución de la sentencia que estableció la pensión alimenticia.

Un saludo

Estimado Pedro, por supuesto que tu comentario aporta y completa lo ya dicho. 

En efecto, los jueces y fiscales velan por el interés de los menores que puedan estar afectados en los casos de pensiones por alimentos dilucidadas en el orden jusrisdiccional. 

Me alegra saber que esta sección del blog es útil para comprender y retener conceptos e instituciones jurídicas. 

Un saludo  

Añadir nuevo comentario