Fernando Pinto Palacios Profesor de Derecho Procesal Penal de la Universidad Isabel I
Vie, 29/12/2017 - 18:43

- ¿Qué es el delito de sexting?

- El delito de difusión de material íntimo, normalmente, de contenido sexual, se introdujo en el artículo 197.7 CP por la reforma de la LO 1/2015.

La introducción de este precepto vino motivada por el conocido 'caso Hormigos'. En dicho caso, una concejal de un pueblo de Toledo envió a su pareja un vídeo de contenido sexual. Posteriormente, esta persona lo reenvió a otros conocidos hasta que finalmente se hizo viral y circuló por todas las redes sociales.

La perjudicada formuló denuncia por tales hechos al considerar que se había cometido un delito contra la intimidad. Sin embargo, las actuaciones se archivaron al considerar que las imágenes se habían obtenido con el consentimiento de la víctima. De hecho, fue la propia perjudicada la que grabó el vídeo y se lo envió a su pareja.

Para evitar la impunidad de estas conductas, se introdujo una tipificación expresa de estas conductas que suponen una ampliación del contenido protegido del derecho a la intimidad derivada de los riesgos inherentes a las nuevas tecnologías de la comunicación o información.

Entrada publicada el 29/12/2017

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

​ISSN: 2603-9087

Comentarios

Muchas gracias Profesor por plantear esta cuestión y dar luz con la solución en Derecho.

Celebro que el legislador penal vaya ganando sensibilidad y ofreciendo mayor tutela en la preservación de la intimidad.

También considero que, en clave civil, teniendo presente la obligación de la pareja (el matrimonio y, por extensión, la pareja de hecho) de compartir su intimidad, aquel receptor de un video nunca debió divulgarlo ya que nunca fue un mero receptor sino un depositario que tenía aparejado el deber especial de cuidado (acorde a la diligencia que exige lo delicado del objeto a custodiar). Un consentimiento en la obtención de las imágenes no implica consentir la divulgación masiva; es más, el consentimiento estará siempre dado de suyo si es manifestación de ese deber de compartir la intimidad de la pareja.

Hoy, con su acertado apunte Profesor, hemos ganado eficacia en la tutela hasta criminalizar la conducta lesiva; hoy y antes un uso abusivo o un comportamiento doloso o meramente negligente en la guarda responsable debía implicar, a mi parecer, la exigencia de la responsabilidad civil y la condena a indemnizar todo daño y perjuicio.

Gracias por el comentario.

La verdad es que las nuevas tecnologías están provocando una redefinición de algunos derechos fundamentales, especialmente, del derecho a la intimidad. Por tal motivo, la esfera de protección penal debe ir incrementándose porque el potencial lesivo de los nuevos medios de comunicación es mucho mayor que los tradicionales instrumentos de información que se utilizaban apenas hace dos décadas. Basta señalar que cualquier mensaje que contenga injurias o calumnias podría divulgarse en cuestión de segundos en múltiples plataformas lo que incrementa notablemente el perjuicio al derecho al honor o a la intimidad.

Gracias, Fernando, de nuevo por esta interesante entrada en el blog.
En mi opinión, el estudio del delito de sexting resulta esencial, pues a través de las redes sociales se atenta con mayor facilitad a este DDFF.
Importante la última reforma, y cuyo resumen me parece que queda claro en las últimas líneas, cuando textualmente afirmas que: "Para evitar la impunidad de estas conductas, se introdujo una tipificación expresa de estas conductas que suponen una ampliación del contenido protegido del derecho a la intimidad derivada de los riesgos inherentes a las nuevas tecnologías de la comunicación o información".
¡GRACIAS POR COMPARTIR ESTA ENTRADA!

Gracias por el comentario. El Derecho Penal tiene que adecuarse a la evolución de la sociedad y, en el ámbito que nos toca, al espectacular desarrollas de las nuevas tecnologías de la información y comunicación. Se debe evitar la existencia de lagunas de impunidad que propicien la comisión de delitos a través de las nuevas tecnologías. Por otrolado, la tipificación penal de estas conductas debe ser exhaustiva y no perder de vista en ningún momento el principio de legalidad, pieza estructural del Derecho Penal a fin de evitar interpretaciones extensivas de los nuevos tipos penales.

Añadir nuevo comentario