Ricardo Ortega Ruiz Profesor del Grado en Criminología
Lun, 20/09/2021 - 11:30

Envejecimiento de Antonio Anglés

Antonio Anglés, envejecimiento facial de cómo sería hoy en día hecha por Ricardo Ortega.
Serie: Criminología en serie(IX)

El pasado 5 de septiembre de 2021 desde el Instituto de Formación Profesional en Ciencias Forenses se organizó la 1ª Ultramaratón Formativa en Antropología Forense y ciencias afines, un Congreso Online Internacional de 24h de duración en las que se presentaron un total de 20 ponencias.

Una de ellas fue referente a la creación de retratos robot, más concretamente sobre el envejecimiento como herramienta de utilidad forense. Y es que con motivo del 28º aniversario de la comisión del conocido como crimen de Alcàsser, se pusieron en contacto con el IFPCF con el objetivo de elaborar los retratos robot actuales tanto de Antonio Anglés como de Miguel Ricart para realizar un documental al respecto (aunque de este último no fue posible ya que ha cumplido su condena por lo que legalmente no está permitido).

Por otro lado, pese a poder contar con la pertinencia legal de realizar el retrato de Anglés, su desarrollo no estuvo exentos de problemas. En este sentido, para poder realizar una evaluación de los parámetros que permita llevar a cabo una evolución facial hay que tener en cuenta dos grupos de factores:

  • Factores endógenos: aquellos que vienen determinados por la carga genética y que son heredables y compartidos por miembros de una misma familia.
  • Factores exógenos: aquellos que son variables respecto a las actividades que realice el sujeto. En estos casos se refieren a la insolación, los tratamientos que hayan sido aplicados en su piel, el clima del lugar donde resida, el estrés al que haya sido sometido, la alimentación, etc.

A esto hay que añadir tanto el hecho de que no se haya vuelto a tener ningún tipo de información sobre esta persona, así como la negativa de la familia a colaborar con la búsqueda, dos aspectos que hacen imposible tener un acercamiento de primera mano a los factores referidos anteriormente, por lo que se optó por la realización de un envejecimiento lineal.

En estos casos se busca una base de datos de imágenes libres respecto a individuos de características similares, divididos en tramos de edad relativamente amplios (de 5 en 5 años). Posteriormente se determinan cuáles son las alteraciones de la piel, cartílago, cabello, vello facial y hueso más habituales en cada periodo quinquenal y así crear unas características que posteriormente deben materializarse en un retrato robot -en este caso realizado bajo técnica mixta con Photoshop- que permitan vislumbrar lo que sería un envejecimiento estándar.

En las redes @ifpcf pueden encontrar parte del informe oficial, así como infografías y el Retrato Robot final.

ISSN 2697-1984

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

Añadir nuevo comentario