Vanesa Martínez Valderrey Directora del Máster en Neurociencia
Jue, 23/12/2021 - 17:26

Hombre victoriano

Serie: 'Neurociencia educativa' (XXIII)

La Navidad y su espíritu siempre ha estado condicionado por sentimientos confrontados, mientras que unos prevén con meses de antelación la decoración del árbol y de los elementos que configuran el escenario, otros se identifican con el carácter del protagonista de la novela «Cuento de Navidad» (1843), Ebenezer Scrooge.

A pesar de que este espíritu navideño se asocie a sentimientos entremezclados de júbilo y nostalgia, además de las pertinentes relaciones establecidas con regalos y deliciosos manjares, hasta hace unos años no se había profundizado sobre el papel del cerebro en la actitud tomada ante el advenimiento de estas fechas tan señaladas.

En el año 2015 Hougaard et al., desarrollaron un estudio dirigido precisamente a determinar y localizar si existía una red cerebral encargada de potenciar la actitud ante la Navidad, y por lo tanto el espíritu navideño. Este estudio se desarrolló mediante resonancia magnética funcional (fMRI), técnica que mide y correlaciona la actividad que se produce en el cerebro frente a exposición ante diferentes estímulos. Los participantes se distribuyeron en 2 grupos de 10 personas respectivamente. Mientras que el primer grupo estuvo configurado por personas con vasta tradición en la celebración de la Navidad, el segundo se caracterizó por no festejarla. Los resultados del estudio pusieron de manifiesto que en aquellos participantes que tradicionalmente celebraban las fiestas navideñas se producía una de activación en la corteza motora sensorial, la corteza motora primaria y premotora, y el lóbulo parietal (inferior y superior), en comparación con quienes no tenían por costumbre su festejo. Estas áreas, entre otras, han sido asociadas a la espiritualidad, somatizaciones o el reconocimiento de emociones faciales. En la imagen 1 se presentan los resultados de las fMRI en función de cada uno de los grupos.

fMRI

Fuente: Hougaard et al. (2015)

Así mismo, las actitudes correspondientes con el carácter del protagonista de la novela de Charles Dickens, al que le disgustaba la Navidad y con propensión a mostrar cierto desapego al espíritu navideño han sido identificadas en tono jocoso como el «síndrome de embaucamiento del Bah». En definitiva, la hipótesis que se plantea en torno a este tema es que es conveniente identificar la función del cerebro que interviene ante la celebración de tradiciones de carácter cultural, con el objetivo de prevenir posibles patologías asociadas a estas situaciones.

Sin embargo, es necesario matizar que los resultados de este estudio, tal y como expresan los propios autores, deben ser tomados con cautela, y es que resulta francamente curioso intentar explicar el «cerebro navideño».

Curiosamente y retomando al viejo ávaro, de corazón helador, Scrooge retratado por el propio Dickens con facciones denostadas por el propio frío que habitaba en su interior, la evolución y transformación del personaje a lo largo de la novela no te dejará indiferente. Tanto es así que en algunas culturas este personaje se ha transformado en el actor principal.   

Únicamente nos queda excusar esta entrada de blog y desearos a todos y todas unas felices fiestas. Y quién sabe quizá la lectura o el visionado de «Cuento de Navidad» pueda convertirse en un buen plan para estas fechas.

Referencias bibliográficas:

Dickens, C. (2009). Cuento de Navidad. Marlow (Edhasa)

Hougaard, A., Lindberg, U., Arngrim, N., Larsson, H.B., Olesen, J., Amin, F.M., Ashina, M. y Haddock, B. (2015). Evidence of a Christmas spirit network in the brain: functional MRI study. British Medical Journal,16(351), h6266. https://doi.org/10.1136/bmj.h6266.

Editor: Universidad Isabel I.

ISSN 2697-0481

Burgos, España.

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.