Juan José Sánchez Profesor de Ingeniería Informática
Vie, 07/05/2021 - 10:30

candado azul cerrado rodeado de candados rojos abiertos, metáfora de seguridad

El candado azul cerrado es una metáfora de la seguridad.

Serie: Conectados (III)

En nuestro tiempo que hay un día mundial para todo: día del amor, día del padre, día de la madre, día de Starwars, etc. También existe el día de la contraseña y es el 6 de mayo.

En España se producen alrededor de 40 mil ciberataques al día, incrementándose este año 2021 en un 125%, colocando a nuestro país en tercero más atacado de Europa.

Actualmente casi todos los trámites los solemos realizar a través de un ordenador o un dispositivo móvil. Las nuevas tecnologías nos han traído numerosas comodidades y ventajas, pero también un gran inconveniente: la falta de seguridad.

 A la hora de saber elegir una contraseña, es importante recordar:

  1. No utilizar la misma contraseña para todo. Sé que es difícil tener que recordar qué contraseña tengo que utilizar para el banco, para las redes sociales, para el correo etc. Sin embargo, si utilizamos la misma contraseña para todo, los "malos" se aprovechan de lo que se llama credential stuffing, que es un tipo de ataque que consiste en aprovechar las vulnerabilidades de las credenciales de acceso y que permite acceder a diferentes cuentas de un mismo usuario una vez que haya obtenido acceso a la primera. Para poder utilizar una contraseña para cada aplicación o servicio, existen programas que te permiten guardar dichas contraseñas y asociarlas a cada aplicación. Yo por ejemplo utilizo KeePass , que no olvidaréis su nombre por su significado ambiguo 😝.
  2. No usar contraseñas obvias tales como mi fecha de nacimiento, mi DNI, el nombre de mi mascota, etc. Mi consejo es utilizar una contraseña que combine números, letras, caracteres especiales y que sea larga. Los expertos aconsejan claves de mínimo de 15 caracteres. Podréis pensar que es una locura, pero para eso, os he dicho un programa que os puede ayudar a ello (ver punto 1).
  3. Cambia tus contraseñas cada cierto tiempo. Es conveniente que, aunque cumplas el punto 2, que de vez en cuando cambies la contraseña (no cada día, semana o mes), pero sí a lo mejor cada 3-6 meses, depende de lo "paranoico/a" que seas.
  4. Comprueba si tu contraseña ha sido "robada". Existe una web que se llama www.haveibeenpwned.com  donde introduciendo el correo electrónico de la cuenta os dice si dicho correo ha sido filtrado o no. En el caso de que dicho correo aparezca como filtrado, ¡rápidamente cambia la contraseña asociada al mismo!

¡Feliz día de la contraseña!

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2792-1794

Burgos, España

Añadir nuevo comentario