Auxiliadora Durán Cotón Profesora de los Grados en Infantil y Primaria
Vie, 07/01/2022 - 10:00

Niña con médico en una cama de hospital mirando ambas al ordenador.

Niña en el hospital con una médica mirando ambas al ordenador.

Serie: 'Tecnopedagogía' (LXVII)

Con la llegada de la pandemia y el inicio del confinamiento, se comenzó a trabajar con los escolares de nuestro país (y del resto del mundo, por supuesto) a través de la educación a distancia gracias al uso de las TIC. Sin embargo, y aunque sea menos habitual, esta modalidad y el uso de esta herramienta ya se viene practicando en nuestro país desde hace algunos años en un sitio no muy conocido por buena parte de la población: las aulas hospitalarias.

A estas alturas, son más que evidentes la multitud de ventajas que las TIC son capaces de ofrecer en el ámbito educativo (Serrano y Prendes, 2015): personalización de la formación, universalización del acceso a la información y potenciación de la creatividad y la motivación, entre otras. Cabero y Ruiz-Palmero (2018), además, señalan una ventaja que, dentro de las aulas hospitalarias, resulta fundamental, y es el hecho de la eliminación de las barreras espacio-temporales entre el profesor y el estudiante, opinión compartida por Rodríguez et al. (2008), cuando afirman que “la tecnología facilita al estudiante la flexibilidad para acceder a los materiales de aprendizaje, la tutoría online o el apoyo de otros estudiantes en cualquier momento, independientemente de los horarios del hospital o de las preferencias del mismo”; y por Bienzle (2008), quien asegura que los pacientes de hospital pueden verse limitados con respecto “a su movilidad pero pueden beneficiarse de la flexibilidad espacio-temporal que proporcionan las TIC, de forma que la rigidez espacio-temporal del aprendizaje convencional es superada por las posibilidades de acceso y comunicación desde cualquier lugar y en cualquier momento”.

El uso de las TIC, en situaciones de hospitalizaciones prolongadas, resulta fundamental para que el niño mantenga el contacto con su entorno familiar, social y escolar, evitando así que surjan en él sentimientos de abandono u olvido por parte de su entorno.

Por otro lado, Falgueras (2009) va más allá de todo lo dicho hasta ahora, asegurando que “el papel de las TIC como instrumento de comunicación y aprendizaje dentro del contexto hospitalario es fundamental, pues una buena atención educativa complementa la acción médica y facilita la integración de los niños, niñas y jóvenes enfermos en el hospital”.

No obstante, a pesar de todo lo investigado y expuesto hasta ahora, hay un aspecto en el que no se ha profundizado lo suficiente y que es fundamental tener en cuenta: la necesidad de que los docentes, tanto del aula hospitalaria como, sobre todo, del centro de origen del niño, tengan una formación adecuada sobre el uso y manejo de las TIC y que sus conocimientos en cuanto a estas herramientas sean constantemente reciclados. Si se quiere dar una atención educativa de calidad al niño durante su periodo de hospitalización, esto es un requisito fundamental.

Del mismo modo, debe existir un compromiso por ambas partes para realizar y mantener, en todo momento, un trabajo en red coordinado en beneficio del menor, teniendo esto un doble efecto positivo en él una vez que se incorpore a su aula de origen: por un lado, el desfase académico será menor con respecto al resto de sus compañeros cuanto mayor haya sido esa comunicación entre docentes durante el ingreso y, además, esa sensación de desconexión con respecto a su centro de origen y formación académica se verá mucho más mitigada puesto que, en ningún momento, habrá perdido su rutina formativa.

Hoy en día, y a pesar de todo lo vivido en los dos últimos años, se sigue relacionando, en la mayoría de los casos, el uso de las TIC en la infancia y juventud con el ámbito lúdico, obviando las infinitas posibilidades que éstas ofrecen también desde la perspectiva académica y, de manera aún más concreta, desde el ámbito hospitalario.

Referencias bibliográficas:

  • Bienzle, H. (2008). Introducción. En H. Bienzle, (Ed.), eHospital: e-learning para pacientes hospitalizados (pp.5-8). Die Berater.
  • Cabero, J. y Ruiz-Palmero, J. (2018). Las Tecnologías de la Información y Comunicación para la inclusión: reformulando la brecha digital. International Journal of Educational Research and Innovation, (9), 16-30.
  • Falgueras, A. M. (23 y 24 de octubre de 2009). Comunicación, salud y Tics en la escuela del hospital. En Jornadas sobre reflexiones y buenas prácticas entorno al aprendizaje en aulas hospitalarias y en atención domiciliaria. Barcelona, España.
  • Rodríguez, M., Gromaz, M. y Hoppe, U. (2008). Conocimientos de e-learning específico para hospitales. En Bienzle, H. (Ed.) eHospital: e-learning para pacientes hospitalizados (pp.115-125). Die Berater.
  • Serrano, J. L. y Prendes M. P. (2015). Integración de TIC en aulas hospitalarias como recursos para la mejora de los procesos educativos. Estudios sobre Educación, 28, 187-210.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2605-258X

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.