Antonio Espínola Jiménez Profesor de Ciencias de la Seguridad
Jue, 15/04/2021 - 10:00

Incendios y protección. Dos bomberos apagando un fuego.

Serie Seguridad a tu Alcance (I)

La Ley de Ordenación de la Edificación (LOE, 1999) establecía una serie de requisitos básicos para la edificación relativos a la funcionalidad, seguridad y habitabilidad. Uno de los aspectos más importantes en la seguridad es la relativa a los casos de incendio, tanto a nivel de protección y evacuación de ocupantes como en facilidad de acceso a los equipos de emergencia.

Para garantizar el cumplimiento de este requisito básico, todas las medidas y acciones que aseguren un correcto y seguro uso de las instalaciones deben especificarse y llevarse a cabo durante la elaboración del proyecto, en la fase de ejecución y durante el desempeño de las funciones a las que se destine el edificio o establecimiento.

Para ello es importante conocer y saber aplicar correctamente el Código Técnico de la Edificación (CTE), el Reglamento de Seguridad contra Incendios en los Establecimientos Industriales (RSCIEI) y el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI), además de otras normativas de carácter transversal que garantizarán una seguridad frente a incendios adecuada. Todo ello permitirá implantar de forma eficaz la Norma Básica de Autoprotección de los Centros, Establecimientos y Dependencias dedicados a Actividades que puedan dar origen a Situaciones de Emergencia.

En cuanto a las edificaciones, desde el año 2006 se cuenta con el Código Técnico de la Edificación (CTE). A través de su Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio (DB-SI), se establecen reglas y procedimientos que permiten cumplir las exigencias básicas de seguridad en caso de incendio: la propagación interior y exterior, evacuación de ocupantes, instalaciones de protección contra incendios, intervención de bomberos y resistencia al fuego de la estructura. También se deben tener en cuenta otros aspectos tan importantes como los requisitos de seguridad de utilización y accesibilidad (SUA), o lo contemplado en el resto de Documentos Básicos como el de seguridad estructural (SE), salubridad (HS), etc.

Por otro lado, en 2004 entró en vigor el Reglamento de Seguridad contra Incendios en los Establecimientos Industriales (RSCIEI). En el ámbito de la protección pasiva recoge la caracterización, condiciones y requisitos constructivos que deben satisfacer los establecimientos industriales en relación con su seguridad contra incendios. Conviene tener en cuenta que, debido a la evolución que ha habido durante los últimos años tanto en la técnica como en el marco normativo nacional y europeo, se están revisando y actualizando los requisitos citados en dicho Reglamento.

Por último, desde el año 2017 y en el ámbito de la protección pasiva contra incendios, se publicó un nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI) que es de aplicación tanto para las edificaciones como para los establecimientos industriales. Tras su implantación y la derogación del Reglamento anterior del año 1993, se han experimentado mejoras considerables en seguridad y una mayor profesionalización del sector. Este Reglamento tiene por objeto determinar las condiciones y los requisitos exigibles al diseño, instalación, aplicación, mantenimiento e inspección de los equipos, sistemas y componentes que conforman las instalaciones de protección activa contra incendios. Estas condiciones y requisitos se aplican con carácter supletorio en aquellos aspectos relacionados con las instalaciones de protección activa contra incendios no regulados en las legislaciones específicas, como ocurre en este caso con el CTE y el RSCIEI.

Todas estas normativas y aspectos de seguridad relacionados con los edificios y establecimientos se estudian de forma detallada en el Grado en Ciencias de la Seguridad de la Universidad Isabel I.

Fecha de publicación: 15/04/2021.

ISSN 2697-288X

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

Añadir nuevo comentario