Alfonso Cortés Pérez Director del Máster en Prevención de Riesgos Laborales
Jue, 17/06/2021 - 12:47

metodologia bim

Serie: 'Cultura preventiva' (XXVII).

En la Directiva 2014/24/UE sobre contratación pública se recomienda a los países miembros que empleen sistemas electrónicos en los procesos de licitación pública de obras, servicios y suministros a partir de septiembre de 2018, que viene a ser una forma velada de pedir que se incluya la Metodología BIM en estos procesos, tal es así que en el desarrollo de la citada Directiva en España por la Ley 9/​2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, ya se refieren como tal en su disposición adicional decimoquinta titulada “Normas relativas a los medios de comunicación utilizables en los procedimientos regulados en esta Ley”, se detalla que: “para contratos públicos de obras, de concesión de obras, de servicios y concursos de proyectos y en contratos mixtos que combinen elementos de los mismos, los órganos de contratación podrán exigir el uso de herramientas electrónicas específicas, tales como herramientas de Modelado Digital de la Información de la Construcción (BIM) o herramientas similares”.

Pero… ¿qué es BIM? BIM es el acrónimo de Building Information Modeling, que viene a ser Modelado de la Información de una Construcción, ya sea edificio, infraestructura civil, industrial o de telecomunicaciones, por eso para acortar, al conjunto se le denomina “activo”.

Pero... además de un acrónimo ¿qué es BIM, un software, una Metodología, una Tecnología…? Pues bien, para entendernos desde hace años se viene empleando en el diseño de activos software de diseño con unas características muy particulares, tal es que permiten el desarrollo de un modelo 3D del mismo, pensemos por ejemplo en un edificio, así en lugar de generar planos mediante software de CAD para definir la geometría del edificio, como se venía haciendo hasta ahora, mediante los softwares BIM se genera un Modelo tridimensional del edificio, lo que podemos entender como un gemelo digital del edificio (siendo que en puridad gemelo digital es otra cosa, pero que conceptualmente nos sirve para explicar y entender el asunto). A partir de ese modelo 3D es posible generar los planos que se consideren necesarios, pero además, a los elementos que conforman el modelo (muros, pilares, tejados, escaleras, puertas, ventanas,…) además de la geometría que queda definida en el modelo se le puede asociar mucha más información, así se pueden incluir parámetros como propiedades físicas, mecánicas, eléctricas, precios, fabricantes, certificados, manuales,… bien introduciendo un parámetro concreto, o bien generando un parámetro URL que vincula a otra información (foto, vídeo, documento, hoja de cálculo, base de datos,…).

Metodología y Habilitador Tecnológico

Este tipo de software se basa en el trabajo colaborativo, en compartir la información, en desarrollar el modelo del edificio que decíamos antes de un modo mejor coordinado y más eficaz, evitando errores e incluso detectándolos automáticamente. Para ello estos softwares se apoyan en el trabajo en la nube, en compartir la información mediante softwares específicos o genéricos como Google Drive, Dropbox o OneDrive, en comunicarse a través de herramientas on line como TEAMS, TRELLO o Slack,… el uso de estas herramientas y la forma en que se hace y se puede hacer da lugar a una nueva Metodología de Trabajo, por ello se denomina Metodología BIM.

Pero además el modelo BIM de un activo, del edificio del ejemplo que venimos usando, resulta ser el edificio digitalizado, lo cual permite que con ese modelo se “juegue” con otras tecnologías (en este contexto ya podemos considerar BIM como una Tecnología más) propias del ecosistema que define a la Industria 4.0, a saber: Realidad Virtual, Aumentada, Internet de las Cosas (IoT), Big Data, Sensórica, … En este contexto BIM pasa a ser un Habilitador Tecnológico, es decir una tecnología que identificada como inductora de innovaciones y que potencialmente puede ser muy disruptiva en la próxima década para la economía y para la sociedad.

BIM y PRL

Explicado más o menos en qué consiste esto que se denomina BIM, parece lógico entender que, si hay una metodología para mejorar el diseño de un activo, o sea para elaborar un proyecto, que esto se consigue de forma colaborativa, y que por tanto parece razonable pensar que para que se colabore deberá haber al menos dos profesionales, llegados a este punto y teniendo en cuenta la literalidad de la normativa legal, en este caso el RD 1627/97, si en el proyecto intervienen dos o más profesionales, por fuerza debe haber un Coordinador de Seguridad y Salud en Fase de Proyecto, y si el proyecto se hace con Metodología BIM, pues parece lógico que este coordinador entienda, conozca y sepa trabajar con estas herramientas, metodologías o tecnologías.

Por otra parte, si la mejora de la eficacia de los procesos se obtiene, entre otras, mediante la mejora de la coordinación entre los participantes, optimizando la comunicación y el trasiego de información, pues ya no queda mucho por decir, si mejora la coordinación, y hay una figura que se denomina Coordinador, aún no sabiendo cómo, hemos de concluir que este es un buen ecosistema para él, y parece a todas luces que está llamado a ser el sitio en el que va a poder hacer un mejor trabajo, que en definitiva consistirá en eliminar más riesgos o controlarlos mejor.

Si, por otra parte, indicábamos que se puede introducir en el Modelo 3D información gráfica, por ejemplo, una barandilla o una señal, parece que si que va a ser útil para la seguridad, sin entrar en muchas profundidades, pero además pueden introducirse parámetros, como el Riesgo que hay asociado a un elemento del modelo, por ejemplo de explosión en un depósito de gasoil, o asociar al depósito mediante un parámetro URL el Marcado CE, por ejemplo. Así que tiene pinta de que si va a ser útil.

Además, en la Metodología BIM hay un concepto que es la Dimensión, el 3D todos lo entendemos, el tridimensional, el 4D es la suma del tiempo al 3D, es decir, asociar la planificación de la construcción al modelo 3D, o sea que si en el 3D introducimos la prevención, hablando en abstracto, como indicamos en los párrafos anteriores, en el 4D estamos asociando también la planificación a la prevención, lo que vendría a llamarse la planificación preventiva, así que si podemos incluir parámetros con los riesgos, asociar información, como un Marcado CE o unas medidas preventivas, y se pueden introducir las señales y las protecciones colectivas, o sea la evaluación de riesgos, y además podemos tener la planificación preventiva, yendo al artículo 7 del RD 1627/97, podemos deducir que puede generarse el Plan de Seguridad y Salud de una obra en BIM, el cual debe revisar y aprobar otro Coordinador, en este caso el de Seguridad  y Salud en Fase de Ejecución, que también se encontrará en un ecosistema muy propicio para desarrollar los requisitos legales, parece que con mejor calidad de la que se ha tenido hasta ahora empleando herramientas CAD y documentos en papel o ficheros en pdf o Word. Eso si afrontar el reto requiere adquirir nuevas competencias tecnológicas, pero parece que el objetivo a alcanzar lo merece, y si nos ponemos rigurosos, hasta la ley lo exige, no ya al Coordinador, si no al promotor, que tiene la obligación de integrar al Coordinador en el proceso de diseño, como la Constructora tiene la obligación de integrar a sus Técnicos de Prevención en las Metodologías que emplee, básicamente deben ser uno más, no uno aparte, deben estar integrados. Es una oportunidad y un reto.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN 2695-284​X

Añadir nuevo comentario