Me presento: soy Arturo Casado, atleta profesional en la prueba de 1.500 metros lisos. Deportista olímpico con un largo y denso currículum, mi mayor éxito deportivo fue conseguir ser Campeón de Europa en 2010. He pasado una buena parte de mis 33 años compaginando mi carrera deportiva, en la élite desde los 17 años, con la académica. Soy licenciado en CAFD y doctorando en última fase. Tengo el privilegio de vivir mi pasión, el atletismo, desde una triple perspectiva de atleta, investigador y entrenador con tres grandes figuras que confían en mí. Me considero muy afortunado al vivir mi pasión como mi profesión.

La semana pasada fui invitado a conocer la Universidad Isabel I de Burgos por su rector, don Alberto Gómez, y su vicerrectora de Ordenación Académica y decana de la Facultad de la Ciencias de la Salud, doña Olaia Abadía. En los diferentes departamentos de esta joven institución académica se percibía una gran motivación e ilusión entre los miembros de este prometedor equipo. Tuve el honor de ser invitado a este proyecto como docente de la asignatura Metodología del Entrenamiento. No puedo por menos que expresar mi agradecimiento por esa confianza que espero de todo corazón no defraudar.

Me propusieron crear un blog en el que pudiera contar mi evolución como atleta de élite y entrenador, de cara a la participación, de mis atletas y mía, en los próximos Juegos Olímpicos que se celebrarán en agosto en Río de Janeiro. Me parece interesante poder compartir con quien quiera leer el blog esta experiencia deportiva, pero especialmente con los alumnos de CAFD de la Universidad Isabel I, que de esta forma podrán conocer en tiempo real el proceso de preparación de un deportista profesional durante un año olímpico, el más importante para un atleta. Se tratarán también temas de actualidad deportiva relacionados con los Juegos Olímpicos.

A día de hoy, me encuentro en una situación bastante complicada a nivel deportivo, dado que después de un par de temporadas repletas de lesiones, que no me han dejado sacar a relucir mi mejor versión, durante este año olímpico, otro problema físico me ha tenido en el dique seco casi todo el invierno. Aun así, cuando empecé la temporada en septiembre me prometí a mí mismo que durante 2016 lo intentaría al cien por cien hasta el final, para volver a cumplir mi sueño olímpico en mi prueba de toda la vida, el 1.500 metros.

Esta lesión es una tendinosis en el tendón tibial posterior de mi pie izquierdo que, después de muchas sesiones de fisioterapia, ha mejorado bastante hasta el punto de que ya me permite realizar entrenamientos de carrera con mínima molestia. En el caso de que siga evolucionando favorablemente, tendré posibilidades reales de clasificarme para Río. Las exigencias para estar en estos Juegos son: por una parte, correr los 1.500 metros en un tiempo igual o inferior a 3:36.20 minutos y, por otra, clasificarse entre los tres primeros en el Campeonato de España que se celebrará a mediados de julio en Gijón. Espero conseguirlo, al igual que lo hice en el año 2008 para los Juegos Olímpicos de Beijing. En el próximo post os contaré cómo están siendo estos entrenamientos y os presentaré al grupo de atletas (reducido pero de mucha calidad) que entreno.

Arturo Casado: campeón europeo

Añadir nuevo comentario