Demetrio Carmona Profesor del Grado en ADE
Dom, 17/10/2021 - 10:00

unos pies en una escalera, uno sin zapato, metáfora de la pobreza

Metáfora de la pobreza.

Hoy se celebra el Día Internacional de Erradicación de la Pobreza. No obstante, resulta difícil hablar de celebración en el contexto actual. La crisis sanitaria ha agravado una situación de pobreza severa que ya afectaba a buena parte del mundo. Es la primera vez en 20 años que aumentará la pobreza extrema y la crisis del COVID-19 es uno de los factores centrales. Según el Banco Mundial, antes de empezar el año 2018 en torno al 24% de la población del planeta vivía con menos de 3,2 USD al día. Aún se desconoce el alcance y la magnitud del efecto que la actual crisis tiene en la pobreza, pero sí se tiene claro que está empeorando la situación y de que seguirá haciéndolo, al menos, hasta el año 2030.

Por ello, en lugar de un día para celebrar, hoy es un buen momento de repasar algunas cuestiones relevantes que conocemos sobre esta lacra y concienciarnos sobre su erradicación. En primer lugar, los datos disponibles muestran que las zonas rurales se ven afectadas por la pobreza en mucha mayor medida, por lo que al menos una parte significativa de los recursos para erradicar la pobreza deben poner el foco de atención en este sector. La mayoría de las personas que sufren este problema son mujeres en gran parte de las regiones. En torno a la mitad son niños. Aproximadamente el 70% de la población en situación de pobreza tiene una formación básica o no tiene ninguna. Este perfil nos aporta una perspectiva sociodemográfica clara que nos indica hacia dónde hay que dirigir los esfuerzos.

Niño en un basurero recogiendo algo del suelo

Niño en un basurero recogiendo botellas de plástico para revender.

El Banco Mundial estima que este retroceso en la erradicación de la pobreza también va a afectar al perfil de las personas en situación de pobreza. En este sentido, se prevé que las zonas urbanas se vean más afectadas por la pobreza que antes, que estarán más pobladas. Las personas en dicha situación trabajarán menos en la agricultura y será más frecuente que se dediquen a la manufactura. Este nuevo perfil de pobreza también se caracterizará por trabajar en sectores que se verán más afectados por restricciones y confinamientos. Se espera que los países más permeables a esta nueva concepción de pobreza serán aquellos que cuentan con un ingreso mediano.

Además de la crisis sanitaria, hay otros dos factores que se aúnan para provocar esta situación. En primer lugar, está la creciente incidencia del cambio climático. Este fenómeno afecta especialmente a países de África al sur del Sahara y de Asia meridional, que ya concentran una parte importante de la población en situación de pobreza. El otro factor es la presencia de conflictos en los países, que también es prominente en numerosos países del continente africano.

En definitiva, actualmente la erradicación de la pobreza se encuentra en el peor momento de 20 años. Es necesario esperar para conocer el alcance de este problema, pero ello no implica una demora en las iniciativas que se han propuesto para luchar contra la pobreza. Hoy es el día en el que debe reforzarse la concienciación sobre la erradicación de la pobreza.

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.